LAS APARICIONES DE JACAREÍ - SP- BRASIL


Reina y Mensajera de la Paz
 

En el Santuario de las Apariciones de Jacarei - SP - Brasil, ocurre todos los domingos a las 09 Hrs., los Cenáculos de oraciones, es durante estes Cenáculos que Nuestro Señor, Nuestra Señora, San José, Los Ángeles y Los Santos de Dios dan Sus Mensajes al mundo.


Santuario de las Apariciones de Jacareí – SP – Brasil

  MEDALLA DE SAN JOSÉ 
Cenáculo de Oración

 Mensajes Semanales comunicados al vidente Marcos Tadeu Teixeira en el 

 


 
 
MENSAJE DE 5 DE FEBRERO DE 2012. NUESTRA SENORA E SANTA AGUEDA
 
MENSAJE DE NUESTRA SENORA

"- Mis queridos hijos, ahora que hemos llegado al 21 aniversario de mis apariciones aquí, te invitamos a renovar su amor, su fe, su fidelidad y obediencia a mi CORAÇÃOIMACULADO, dándome la espalda de su 'sí' y tratando de ser pequeño el amor de ciclamen 'Mi Corazón Inmaculado.

Sede de la pequeña ciclamen amor de mi Inmaculado Corazón, también se me obedecen en todo lo que ustedes pidan en mi Mensaje para finalmente mi plan de amor se cumpla en ti todo mi corazón y, finalmente, IMACULADOobtenha Su mayor triunfo en sus almas en sus corazones, sus familias, en la sociedad, la Iglesia y el mundo.

Asiente el ciclamen, que viven en una pequeñez espiritual verdadera, completamente confiando en vuestra Madre Celestial, que viven al respecto depende completamente de su amor y su gracia, es decir, haciendo siempre todo lo que conmigo ya través de mí, me siguió por el carril de la memoriala verdadera humildad y el amor verdadero, y sobre todo más de lo que esperaba, la luz de vuestras almas, sus corazones para ayudar a todo el sufrimiento y, sobre todo, recurrieron cada vez más a mí, que puede recibir toda la ayuda necesario para la salvación espiritual de sus almas.

Sede de Mi Inmaculado Corazón el ciclamen, Mis pequeños que viven como poco más que mirar a todos a su madre, para imitar lo que hace, para hacer lo que hace, y para vivir como vive. Por lo tanto, no es posible imitar los ejemplos y My My eminentíssimas virtudes y de lo que pueda de esta manera: usted vive, juega Mi vida, mi gracia, mi propia perfección en sus almas, entonces, ¿puede mi Inmaculado Corazón realmente elevar la bandera de la victoria de la gracia de Dios en sus almas y corazones.

He aquí, mi Inmaculado Corazón durante todos estos 21 años, le ha guiado hasta aquí, que han guiado y enseñado que la perfección espiritual hasta que llegue de modo que usted puede ser el ciclamen pequeña de mi corazón, donde realmente puede eliminar el rocío de Mi Paz , mi amor, mi misericordia, Dios mío, mi pureza y mi propia santidad.

Como el ciclamen Mi Inmaculado Corazón, puedo a través de ti, mi dulce perfume y rociar mi luz mística de la santidad en todo el mundo que ahora ha terminado para convertirse en un fétido pantano del pecado, el horror de la rebelión al Señor, frialdad, de malicia ...Continuar con todas las oraciones que te he mandado que ustedes hacen aquí, porque usted tiene Estas oraciones están girando y te transformará AÚN MÁS Cyclamen poco enamorada de mi Inmaculado Corazón. Y luego, EN SU pequeñez de su infancia espiritual en su dependencia total, y ámame PARA LA UNIÓN, el mundo verá mi rostro glorioso, Y AMAR LA MADRE A todos los que quieren salvar a mis hijos, el padre quiere llevar YA SEA PARA LLENAR GRATIS, LA PAZ, LA LUZ Y LA SALVACIÓN.

Para todo este tiempo, generosamente te bendiga con todo el amor de Mi Corazón. "


(MARCA): "¡Oh, querida Agatha San! ¡Qué alegría y la felicidad podría verla de nuevo! "


MENSAJE DE SANTA AGUEDA

"- Mis queridos hermanos, hoy, día de mi fiesta, cuando toda la ciudad de Catania, y también mi tú y mis devotos de todo el mundo celebran el día de mi Mi glorioso martirio y la gloria de la entrada triunfal en el cielo, yo, Águeda, Águeda de Catania, le saludamos y les doy mi paz!


¡Ven! Sígueme por el camino de la perfección, el amor, la santidad, la bondad y la verdadera lealtad a Dios, para que también vosotros, en sus momentos más inoportunos, puede tener testimonio del amor brillante, vibrante y verdadera de Dios, su existencia , Su Gracia y el deseo inmenso de salvar a todos sus hijos a este mundo que dejó el Señor y se embarcó en los caminos del pecado, la rebelión contra el Señor, la destrucción, de la condenación eterna.Sígueme por el camino de la perfección, imitando a mis virtudes, dejando a crecer para mí como "dóciles ciclámenes» como las rosas dóciles de amor que me deja con el agua por el agua de la gracia, con el agua del amor divino que quiero Siempre derramaré sobre vosotros con la oración más profunda, a través de la escucha continua de la Palabra de Dios, la meditación, la reflexión de las vidas de los santos y sobre todo:

LOS MENSAJES de perfecta obediencia a los Sagrados Corazones HA dado aquí.

Si habéis regado todos los días para mí de esta manera, te daré más que nunca: el crecimiento de las virtudes de la paz, el amor divino en vosotros, la unción espiritual, para que en sus almas para siempre existir y crecer el germen la santidad, el germen de vida divina, la verdadera vida en Dios y que será verdaderamente transformado en un jardín de la belleza, la gracia, la pureza y la santidad de Dios, nuestro Señor.

Sígueme por el camino a la perfección, dejando que la poda cada vez más por mí Quiero aprovechar sus almas a la raíz de todo pecado, desordenados ámense ustedes mismos en las cosas vanas de este mundo, el mundo y sus criaturas. Permítanme comenzar sus corazones todas las malas hierbas del egoísmo, la envidia, el orgullo, el orgullo, la impureza, la vanidad, la languidez, el desánimo, la indecisión, la desafección la falsedad y la dureza de corazón. De modo que, en verdad en vuestras almas, crecen las flores sólo de las virtudes, las flores de la perfección cristiana, las flores de la pureza, la bondad, el amor, la sinceridad, la verdad, la humildad, la caridad, la magnanimidad, la paciencia de , y todas las virtudes de la mina que he cultivado la misma del Señor crecía y crecía.

Así que, en verdad, mis amados hermanos, que podría dar al Señor en vosotros y en vuestras almas: un hermoso jardín, un hermoso ramo de flores para alegrar el corazón del Señor, que ha sido tan afligido por los pecados de este mundo que termina de hundirse en el abismo de la Su rebelión contra la Ley del Amor, en contra de Su Palabra, contra todo lo que es santo y bueno, y viene del Cielo para abrazar todas las ilusiones, las tentaciones todas, todas las impurezas que Satanás entró en el mundo dentro de las familias e incluso la Iglesia a través de la apostasía de los pastores de la Iglesia.

Así que, dejando a crecer a mí, me conduce por el camino de la perfección, a su vez, el desierto que se ha convertido en este mundo, de nuevo en el jardín de la gracia, la belleza y la gloria!Dejaos también me puso con el manto de la gracia, con la prenda de amor, pureza, belleza y santidad. Las virtudes que dan a su alma de una belleza espiritual y la belleza todo! Una bella desconocida e indescriptible de este mundo pecaminoso.

Esta belleza que le doy a usted! Con su revestirei sus almas y se abrirá cada día más dentro de ti si te vas a conducir por mí, guiado por mí, formado por mí si vosotros sois de verdad la poda por mí si vosotros sois de plomo por mí y el bebé se queda llevado por su madre a quién le importa, que conoce el camino seguro que lleve a los brazos del Padre

YO, Águeda de Catania, ofreciendo cada día en mi trono de sufrimientos Todopoderoso, mi martirio, mi sangre derramada por ustedes, mis PUEBLO DE LA Catania, en este Santuario es tan querido para mí y quería y que es el alumno de mis ojos!

Aquí, donde soy tan amada, tan glorificada, exaltado y dado a conocer a las almas, vierta TODOS LOS DÍAS A TRAVÉS un flujo real. ESPECIALMENTE EN MI HERMANO quería más y más dedicado a la difusión de mi DEVOCIÓN - MARCOS - que con su trabajo y todo lo que PRODUCE, me ha amado, conocido y PROXIMOS imitados MUCHOS MUCHOS CORAZONES Y ALMAS.

Este joven me echo todas mis bendiciones, SHOW, revelan el brillo de mi GLORIA DE MI PADRE EN EL CIELO. YA TRAVÉS DE LA DIVULGACIÓN DE LA QUE ES MI VIDA, EL CORAZÓN DE TOCO SIEMPRE MÁS DE MIS HERMANOS tantos jóvenes especialmente para mí seguir el camino de LA ORACIÓN DE LA SANTIDAD, PUREZA DE, LA BONDAD DE LEALTAD AL SEÑOR.

Sí, aquí voy a hacer una constelación de jóvenes santos y voy a glorificar al Señor con el amor puro, con la santidad extrema de sus almas y por la revelación de que mi hermano Marcos, el más ardiente y querido a mis devotos , hace que mi vida, mi persona, y los ejemplos de mis mensajes aquí comunicados, se formará un jardín de rosas brotes jóvenes de los santos, las flores más bellas y fragantes para dar como regalo a la Trinidad y la Virgen María , mi reina, que tanto amado, servido y glorificado.

Por lo tanto, continuar por el camino que siguió a la oración, la penitencia.

Seguir haciendo todo lo que el cielo, la Corte Celestial aquí ordenó estas apariciones que haces.

Continúe haciendo el tiempo de todos los miércoles santos! Yo no estoy tan cerca de ti como DURANTE EL TIEMPO DE LOS SANTOS! Reúna ORACIÓN CADA, cada palabra, cada latido de su corazón. UNO DE MI sangre derramada por el Señor a mi martirio, y ofrece todo el TRONO DE LA TRINIDAD EN SU SALVACION, y la salvación en vuestra santificación de sus seres queridos!Ven, mis queridos hermanos. No tengas miedo! Estoy con vosotros y os guíe por el camino de la santidad.

Dejaos guiar por mí Dejaos guiar por mí y os haré maravilhosíssimas victoria esas direcciones donde, donde Lucía de Siracusa, SEBASTIAN, Bernadette, y todos los SANTOS Donata, moran en la gloria celestial.Para todo este tiempo los bendiga. Especialmente a los que Marcos, el más amado y querido a mis hermanos, los ... más trabajador y dedicado en la difusión de mi vida, mi gloria y mis ejemplos, y todos ustedes que me escuchan hoy bendecimos desde Catania Lucía de Siracusa con .... y Jacarei. ¡Paz! "

(MARCOS): "Nos vemos pronto ... - (Pausa) ¡Nos vemos pronto ...

"El anillo de las campanas de esclavos, el ascenso de reverenciar el Cielo y la Reina de la Paz Messenger con Santa Águeda al cielo, la aparición termina, la alegría de los peregrinos en la gratitud."
 
 
 

JACAREI 29 DE ENERO DEL 2012

MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA REINA Y MENSAJERA DE LA PAZ - MENSAJES COMUNICADOS AL VIDENTE MARCOS TADEU TEIXEIRA - SANTUARIO INTERNACIONAL DE JACAREI, SAO PAULO, BRASIL 

“AMADISIMOS HIJOS MIOS! MI CORAZON INMACULADO NUEVAMENTE OS LLAMA A LA PAZ! PAZ¡ PAZ¡ PAZ¡ , SOLAMENTE REZANDO POR LA PAZ, SOLAMENTE PROTEGIENDO LA PAZ CON FERVIENTES ORACIONES, PRIMERAMENTE EN VUESTROS CORAZONES, DESPUES EN LOS CORAZONES DEL MUNDO ENTERO, USTEDES PODRAN VIVIR VERDADERAMENTE EN PAZ, DIFUNDIR LA PAZ Y HACER REINAR LA PAZ EN LA HUMANIDAD ENTERA. 

 

NO PUEDE ESTAR EN PAZ UNA PERSONA QUE NO REZA, UNA FAMILIA QUE NO REZA, UN PUEBLO QUE NO REZA. POR ESO, REGRESAD A LA ORACION, PARA QUE ASI LA PAZ PUEDA REGRESAR A USTEDES. 

 

DIOS SOLO DA LA PAZ A AQUELLOS QUE REZAN Y QUE REZAN MUCHO!. SIN ORACION, VIVIENDO EN EL PECADO , OFENDIENDO A DIOS TODOS LOS DIAS NUNCA LOS HOMBRES TENDRAN LA PAZ. POR ESO, QUE TODOS LOS HOMBRES COLOQUEN DE NUEVO EL ROSARIO EN SUS MANOS, REGRESEN A LA ORACION Y A ELLOS REGRESARA LA PAZ. 

 

EN ESTOS TIEMPOS MALOS, EN ESTOS TIEMPOS TURBULENTOS DE GRAN TRIBULACION, DE GRAN APOSTASIA, EN QUE USTEDES VIVEN, EN QUE VUESTROS CORAZONES SON AFLIGIDOS TODOS LOS DIAS, POR ACONTECIMIENTOS DOLOROSOS QUE TANTAS VECES OS HACEN SUFRIR, YO VENGO A TRAERLES EL REMEDIO DIVINO, EL REMEDIO CELESTE: LA PAZ PARA VUESTROS CORAZONES, QUE YO DI GENEROSAMENTE A TODOS AQUELLOS QUE RESPONDIERON SI AL LLAMADO DE ORACION, DE PENITENCIA Y DE SACRIFICIO QUE HACE 21 AÑOS YO HE HECHO TODOS LOS DIAS AQUÍ POR MEDIO DE MI HIJO MARCOS AL MUNDO ENTERO. 

 

EL ALMA QUE RESPONDIO SI AL LLAMADO DE ORACION QUE YO HICE AQUÍ, YO PROMETO DARLE LA PAZ NUEVAMENTE EN SU VIDA POCO A POCO, HASTA LLEGAR A LA PLENITUD Y DESBORDARSE COMO UN RIO CAUDALOSO SOBRE SU FAMILIA Y SOBRE EL MUNDO ENTERO. AQUELLOS QUE ME RESPONDIERON SI, AUNQUE SUFRAN, AUNQUE SEAN INCONPREMDIDOS HASTA POR SUS SERES MAS QUERIDOS, AUNQUE SEAN PERSEGUIDOS Y OBSTACULIZADOS DE TODA SUERTE Y POR TODAS PARTES, GOZAN DE UNA PROFUNDA PAZ EN SUS CORAZONES,PAZ QUE EL MUNDO NO CONOCE, PAZ QUE EL MUNDO NO TIENE, PORQUE NO REZA MI ROSARIO, POR QUE NO CAMINA EN MI ESCUELA DE ORACION,DE PENITENCIA Y SANTIDAD. PAZ QUE YO DOY APENAS A MIS ALUMNOS OBEDIENTES QUE SIGUIENDOME POR LA VIA DE LA ORACION, DE CONVERSION, DE RENUNCIA A SI MISMOS, DE LA SANTIDAD, SIGUEN CONMIGO TODOS LOS DIAS POR EL CAMINO DE LA VERDADERA PAZ Y DEL AMOR VERDADERO. 

 

ESTE EJERCITO DE ALMAS PACIFICAS QUE YO CONDUZCO CADA DIA CON MIS MENSAJES, POR EL CAMINO DE LA ORACION ES EL EJERCITO DE LOS VERDADEROS HIJOS DE DIOS QUE SERAN LLAMADOS Y SERAN CONOCIDOS DE HECHO COMO VERDADEROS HIJOS DE DIOS Y VERDADEROS HIJOS MIOS. POR ESO HIJITOS: REZAD, REZAD CADA VEZ MAS, PUES SOLAMENTE CON UNA GRANDE FUERZA DE ORACION, USTEDES PODRAN HACER QUE LA PAZ TRIUNFE MAS EN VUESTRAS VIDAS, EN VUESTRAS FAMILIAS Y EN EL MUNDO ENTERO. CON DISCUSIONES NADA CONSEGUIRAN, SOLAMENTE CON LA ORACION CONSEGUIRAN LA PAZ, LA CONVERSION DE LOS PECADORES Y LA ARMONIA ENTRE LAS FAMILIAS, LA CONCORDIA ENTRE LOS PUEBLOS DEL MUNDO ENTERO. 

 

CON LA ORACION, USTEDES DERROTAN A SATANAS Y EL INFIERNO ENTERO, CON LA ORACION, USTEDES TAMBIEN DERROTAN VUESTRO MAYOR Y PEOR ENEMIGO: EL PECADO, VUESTRAS MALAS INCLINACIONES, VUESTRO PROPIO “YO” REBELDE, QUE RESISTE LA VOLUNTAD DE DIOS Y ASI, USTEDES OS TORNAIS VENCEDORES DE USTEDES MISMOS, VENCEDORES DEL DIABLO Y VENCEDORES DEL MUNDO ENTERO!. CON LA ORACION USTEDES VENCEN EL PECADO, CON LA ORACION USTEDES ALCANZAN TODO BIEN Y TODA GRACIA. POR ESO OS LLAME TANTAS VECES A LA ORACION DE LA PAZ., POR ESO OS INVITE TANTAS VECES A DEFENDER LA PAZ CON MUCHAS Y FERVOROSAS ORACIONES, PUES SOLAMENTE ASI, PODRAN ENCONTRAR AQUELLA PAZ QUE DESDE EL INICIO DE MIS APARICIONES AQUÍ, OS PROMETI Y OS OFRECI. SEGUID ADELANTE, NO TENGAIS MIEDO, YO ESTOY CON USTEDES! LLEVAD LOS MENSAJES QUE YO OS DOY AQUÍ POR MEDIO DE MI HIJITO MARCOS, EL SIERVO MAS DEDICADO, AL CONOCIMIENTO DE TODOS MIS HIJOS, PARA QUE TODOS SE CONVIERTAN Y TODOS PUEDAN FINALMENTE ENCONTRAR LA VERDADERA PAZ. 

 

AQUÍ, EN ESTE LUGAR SAGRADO DONDE YO SOY MAS GLORIFICADA, MAS CONSOLADA, MAS EXALTADA, MAS OBEDECIDA Y SERVIDA, ESPECIALMENTE Y EN PRIMER LUGAR POR MI HIJO MARCOS EL MAS ESFORZADO, TRABAJADOR Y DEDICADO DE MIS SIERVOS Y DESPUES POR TANTOS HIJOS MIOS QUE RESPONDIENDO A MI LLAMADO E IMITANDO EL EJEMPLO DE MI HIJO MARCOS, HACEN DE SU VIDA ENTERA ORACION Y SACRIFICIO, TRABAJO, AMOR Y GENEROSIDAD PARA CONMIGO, PARA CON LA SALVACION DE LAS ALMAS. AQUÍ, MI CORAZON INMACULADO ENCUENTRA SUS DELICIAS, ENCUENTRA SU DESCANSO, SU REPOSO, SU GLORIA Y SU MAS PERFECTA ALABANZA. AQUÍ REALIZARE CON USTEDES AQUELLO QUE YO REALICE EN LA VIDA DE MI HIJO SAN JUAN BOSCO, QUE EN ESTOS DIAS USTEDES CELEBRAIS, YO SERE PARA USTEDES , MAESTRA QUE OS DARA UNA SABIDURIA QUE SUPERARA CUALQUIER OTRA SABIDURIA. EN TODOS AQUELLOS QUE AQUÍ ME AMAREN, ME RESPETAN COMO MADRE, COMO MAESTRA, EN TODOS AQUELLOS QUE SON DOCILES A MI DIRECCION, QUE SON DOCILES A MI ENSEÑAMIENTO, COMO FUE MI HIJO SAN JUAN BOSCO, PROMETO REALIZAR TANTAS MARAVILLAS COMO REALICE EN LA VIDA DE EL, OS DARE LA DIVINA SABIDURIA DEL CIELO, OS DARE EL DIVINO AMOR, OS DARE FORTALEZA, OS DARE TEMPLANZA, OS DARE LA PERSEVERANCIA FINAL, OS DARE TODOS LOS DONES DEL ESPIRITU SANTO, PARA QUE ENTONCES EN USTEDES, MI NOMBRE PUEDA SER GLORIFICADO Y DE AQUÍ TAMBIEN PUEDA TAMBIEN SALIR PARA EL MUNDO ENTERO MI GLORIA. 

 

YO QUIERO FORMAR AQUÍ LOS GRANDES SANTOS, QUE MI HIJO LUIS MARIA GRIÑONT DE MONFORT PROFETIZO QUE YO SUSCITARIA EN EL FIN DE LOS TIEMPOS. PARA ESO, OS PIDO, MAS ORACION, DOCILIDAD Y ENTREGA SIN RESERVAS EN MIS MANOS. 

 

CONFIANZA, ESPERANZA, DOCILIDAD Y AMOR! 

 

Y YO REALIZARE EN USTEDES LAS OBRAS EXTRAORDINARIAS QUE HICE EN LA VIDA DE MIS SANTOS PARA LA MAYOR GLORIFICACION DE LA SANTISIMA TRINIDAD. ADELANTE! MIS GUERREROS, MIS CABALLEROS, ID, LLEVAD MI PALABRA, MIS MENSAJES A TODOS MIS HIJOS QUE TODAVIA NO ME CONOCEN, PUES TODAVIA TENGO OVEJAS DESCARRIADAS DE MI REDIL QUE HAY QUE RECUPERAR, A RESCATARLAS Y A TRAERLAS DE REGRESO PARA EL APRISCO SEGURO DE MI INMACULADO CORAZON. EL TIEMPO URGE, NO PERDAIS TIEMPO!, ID! YO HABLARE!, YO ACTUARE! YO TODO HARE POR MEDIO DE USTEDES. ID Y LLEVAD MIS MENSAJES QUE YO OS DOY AQUÍ Y EL RESTO, MI CORAZON INMACULADO HARA, COMPLETARA EN USTEDES, EN VUESTRA FRAGILIDAD YO MOSTRARE MI FUERZA. 

 

CONTINUAD REZANDO TODAS LAS ORACIONES QUE YO OS DI AQUÍ. OS AMO MUCHO! Y NO OS DEJO NUNCA. SOY VUESTRA MADRE Y ESTOY TODOS LOS DIAS A VUESTRO LADO. MIRAD QUE TODAS LAS PROFECIAS QUE YO OS DI EN LA SALETTE, EN FATIMA, EN HEROLDSBACH, EN EL ESCORIAL Y EN TANTOS LUGARES, TAMBIEN AQUÍ, YA SE CUMPLEN EN EL MUNDO. ENTRAD EN EL REFUGIO DE MI CORAZON INMACULADO, PUES ALLI LA MADRE DEL CIELO OS DARA SIEMPRE MAS PROTECCION, PAZ, CARIÑO, Y AMOR. 

 

A TODOS EN ESTE MOMENTO BENDIGO GENEROSAMENTE, DE LA CODOSERA, DE UMBE Y DE JACAREI.



18.09.2011 – FIESTA ANTICIPADA DE NUESTRA SEÑORA DE LA SALETTE

Mensaje de María Santísima


“- Amados hijos Míos, hoy, cuando vosotros ya conmemoráis Mi APARICIÓN en la Alta Montaña de LA SALETTE a Mis dos Pastorcitos MAXIMINO y MELANIE, donde Yo aparecí llorando y comuniqué Mi Gran MENSAJE y el Gran SECRETO de los Últimos Tiempos al mundo entero, Yo Vengo a invitaros una vez más a mirar hacia Mis Lágrimas y a responder a estas Lágrimas con vuestro amor, con vuestro “si” total, generoso, irrestricto al llamado de Mi Corazón Inmaculado que en la Alta Montaña de LA SALETTE convocó a todos Mis hijos, a todos Mis Verdaderos Soldados, Mis Apóstoles de los Últimos Tiempos a salir, llevando Mi Mística Luz para el mundo entero.

Responded “si” a Mis Lágrimas, con vuestro amor siempre mayor, siempre más abrasador, siempre más completo, total, irrestricto, incondicional. De manera que vosotros con vuestra docilidad completa a Mis Mensajes podáis ser signos de Mi Amor para el mundo entero, de manera que todos Mis hijos que están alejados de Mi y que yacen en las tinieblas esclavizados por satanás por medio del pecado, puedan finalmente ser liberados de las cadenas que los atan y puedan al fin venir a Mi encuentro, que os espero llena de Amor para amarlos, para curarlos, para liberarlos, para renovarlos y perdonarlos, para reconciliaros con Dios, que cual Padre amoroso llama y espera que todos Sus hijos regresen a Sus brazos amorosos.
Así Mis hijos, seréis el eco de Mi Voz Materna que resonó en lo alto de aquella montaña de LA SALETTE hace tanto años atrás, para que así verdaderamente el mundo entero pudiera escuchar Mi Voz e ir en dirección del sonido de Mi Voz, a fin de que Me pueda encontrar y encontrándoMe encuentre la Vida Eterna.

Responded “si” a Mis Lágrimas, con vuestra Oración hecha cada vez más Conmigo y por medio de Mí. Las rosas que Yo traía en Mi Aparición en LA SALETTE alrededor de Mis Pies, de Mi Corazón, de Mi Pecho y de Mi Cabeza eran el Símbolo de los Misterios Gozosos, Dolorosos y Gloriosos del Rosario. Eran también el símbolo de vuestra ORACIÓN, SACRIFICIO y PENITENCIA, cada vez más hecha con generosidad de alma, cuerpo y de corazón tal como lo hicieron Mis Pastorcitos de LA SALETTE, Mi hijita Bernardita de Lourdes, Mis Pastorcitos de Fátima, Mi hijito Marcos y todos aquellos hijos Míos que atendiendo a Mi llamado respondieron si a Mi pedido de Oración y Penitencia cuando les Aparecí por toda la faz de la Tierra.

Si vosotros responded “si” a Mi llamado de Oración, verdaderamente, vosotros podéis ofrecerMe todos los días rosas blancas místicas de Oración, cuya fuerza será recogida por Mí, para que Yo presente al Padre Eterno para suplicar la Conversión de los pecadores de forma que sea un gran poder.
Un gran poder para detener el avance de Satanás y de las fuerzas malignas en el mundo. Un gran poder para detener los daños y los estragos que los malos, que los pecadores, que aquello que no aman a Dios cometen día, tras día contra los buenos, los justos y la Obra del Señor.
Un gran poder para derribar todos los esfuerzos de satanás y neutralizar todo aquello que él hace para la destrucción, no solamente de vuestras almas y de la Fe Católica en el mundo, sino también del propio Planeta en que vivís.

Si vosotros responded “si” a Mi llamado de Oración todos los días Conmigo, vosotros bloqueáis una gran pare de los esfuerzos de satanás y hacéis que el Bien, que la Fuerza Divina del Señor y del Amor de Mi Corazón Inmaculado cada vez más avance y Convierta a los pecadores transformándoos en Nuevos Siervos del Altísimo, en Nuevos Instrumentos de Gracia para la Salvación del mundo.

Si vosotros responded “si” a Mi llamado de Sacrificio y Penitencia, vosotros Me ofrecéis todos los días muchas rosas rojas de Sacrificio, rosas Amarillas y Místicas de Penitencia para que Yo ofrezca todo eso al Señor para apresurar la hora de Su mayor Triunfo, para apresurar la hora del Milagro de Su Gracia, que va a transformar este mundo pervertido en que vivís en un Nuevo Jardín de la Santísima Trinidad. Va a transformar este mundo en el Reino de Nuestros Sagrados Corazones Unidos.

Responded “si” a Mis Lágrimas, dándoMe vuestras vidas para que Yo pueda dirigirlas, para que Yo pueda servirMe de vosotros como Yo quisiera, para Mis Planes de Salvación de la Humanidad, para llevaros adonde quiera que Yo quiera, para donde Mi Corazón Inmaculado en unión con el Espíritu Santo quisiera soplar, para que a través de vuestras Manos Yo pueda levantar lo que satanás derribó, Yo pueda curar las almas que satanás hirió, Yo pueda edificar donde satanás causó estragos y pueda allí proclamar la mayor Victoria del Señor.

Si vosotros Me ayudáis, se vosotros colaboráis con Mi Plan de Amor como hicieron Mis Pastorcitos de LA SALETTE, entonces, vosotros secáis Mis Lágrimas, vosotros hacéis verdaderamente, que la Llama de Mi Amor irrumpa poderosamente y se propague de corazón a corazón abrasando el mundo entero.

Tal como Yo pedí la colaboración de dos humildes y pequeñitas, pobres niños en LA SALETTE, también hoy pido a vosotros, Mis pobres y desconocidos hijos, desconocidos del mundo y pequeñitos, para que a través de vosotros Yo realice Mi Plan de Amor y alcance Mi Mayor Triunfo.

Yo estoy con vosotros! No debéis temer nada! Sé que sufrís, sé que sois perseguidos e agraviados por los malos y por los pecadores, que todos los días os causan sufrimientos sin cuenta. Pero Yo, vuestra Madre, estoy con vosotros, estoy a vuestro lado y lucho por vosotros.

CON VOSOTROS ESTÁ QUIEN YA VENCIÓ EL MUNDO!

Y es por eso que vosotros Mis hijos al final Triunfaréis, porque la Fuerza de Mi Amor Materno y Misericordioso jamás podrá ser vencida por el demonio. Él no puede penetrar Mis Designios, no puede penetrar los Planes Insondables de Mi Corazón Inmaculado. Por eso, no podrá jamás alcanzarMe ni vencerMe.

MI CORAZÓN TRIUFARÁ!

Y vosotros Mis hijos, que todos los días Me obedecéis con docilidad y que ahora cargáis la cruz Conmigo. Vosotros llegaréis a la Resurrección. Vosotros Triunfaréis y a Mi lado cantaréis el Himno de la Victoria, cuando el Señor en unión con Mi Corazón traiga Nuestro REINO DE AMOR para el mundo entero.

A vosotros sólo, pido ahora: PACIENCIA, PERSEVERANCIA, VALOR, VALENTÍA, ÁNIMO Y ESPERANZA.

ORACIÓN, MUCHA ORACIÓN! ÉLLA ES LA ÚNICA RESPUESTA! ELLA ES LA ÚNICA SOLUCIÓN. ELLA ES LA LUZ QUE OS ILUMINA EL CAMINO TODOS LOS DÍAS. REZAD MUCHO! REZAD INTENSAMENTE COMO YO EN TODAS MIS APARICIONES OS PEDÍ Y VOSOTROS EN LA ORACIÓN SERÉIS ILUMINADOS, SERÉIS CONFORTADOS, SERÉIS GUIADOS E INCLUSO CARGADOS POR MI EN EL CUMPLIMIENTO DE LA VOLUNTAD DEL SEÑOR HASTA LA PERFECTA VICTORIA.

Responded “si” a Mis Lágrimas consagrándoMe toda vuestra vida, para que ella me pertenezca, sea Mía y Yo por medio de ella haga descender sobre el mundo todo una verdadera lluvia de luz que pueda expulsar toda la tiniebla, toda la oscuridad que satanás esparció en la Tierra entera.

Vosotros vivís bajo de Mi SECRETO DE LA SALETTE, que aún se cumple, que aún no está completamente terminado. Vivís bajo de aquellos Misterios que Yo en aquella Alta Montaña revelé al mundo todo por medio de Mis dos pobres niños elegidos y al final como vosotros bien ya oísteis:

MI CORAZÓN INMACULADO TRIUNFARÁ! DIOS SERÁ DE NUEVO SERVIDO, AMADO, ADORADO Y GLORIFICADO.

Por eso Mis hijos, camináis cada vez más a la Luz de esta promesa favorable que Yo os di:

MI CORAZÓN TRIUNFARÁ Y MIS VERDADEROS APÓSTOLES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS ESTARÁN GLORIOSOS A MI LADO EN MI TRIUNFO, COMO OTRAS TANTAS ESTRELLAS, COMO UNA LUMINOSISIMA CONSTELACIÓN A CORONARME EN MI MAYOR VICTORIA.

A todos en este momento, Bendigo generosamente de LA SALETTE, de PONTMAIN y de JACAREÍ.

La Paz Mis hijos! La Paz Marcos, el más esforzado de Mis hijos.”



11.09.2011 - Mensaje de María Santísima



“- Amados hijos Míos, hoy, nuevamente os invito a la Conversión y al Verdadero Amor que agrada a Dios.
Yo os llamo Mis hijos, a ser el Jardín del Señor, donde ÉL puede verdaderamente descansar, reposar y vivir con vosotros y en vosotros.
Sed el Jardín del Señor, viviendo cada vez más en Oración, siguiendo por la vía de la Penitencia, de la Conversión, de la Meditación, cuidando cada vez más vuestra vida interior. De manera, que en el jardín de vuestra alma, las flores de las virtudes, las semillas del bien jamás mueran, jamás marchiten y vosotros seáis jardines floridos, jardines verdes donde el Señor puede encontrar en vosotros: belleza, suavidad, armonía y amor.
Si vosotros fuereis ese jardín, Dios verdaderamente se alegrará con vosotros, se sentirá satisfecho al veros dando todas las flores de las virtudes que les son más queridas y en vosotros el Señor establecerá Su Morada viviendo con vosotros para siempre, compartiendo con vosotros Su Eterna Felicidad y Alegría.

Sed el Jardín del Señor, viviendo cada día más Conmigo y por medio de Mí. Yo, que Soy el Jardín sellado de la Santísima Trinidad, pues así Yo sembraré en vosotros Mis semillas. Yo os haré dar las flores de Mis Virtudes y haré que todo árbol sagrado crezca en vosotros y produzca fruto en vosotros. Para ello, quiero vuestro “si” total, incondicional, irrestricto, completo. De manera que Yo pueda, realizar en vosotros Mi Designio de Amor y transformaros en aquellos jardines bellos, que Yo quiero dar para la Mayor Honra y Alegría de la Santísima Trinidad.

Sed los Jardines del Señor, viviendo con José cada día de vuestras vidas imitando lo que Mi Santo Esposo hizo. Su Obediencia al Señor, Su prontitud en el Servicio Divino, Su Fe inquebrantable, Su conformidad con la Santa Voluntad de Dios, Su Fortaleza, Su Templanza, Su Valentía, Su Justicia. De manera que en vosotros JOSÉ también pueda producir Su jardín. Y juntos podamos dar a la Santísima Trinidad, cada una de vuestras almas como las flores tiernas y mimosas cultivadas directamente por cada uno de Nosotros.
Sed el Jardín del Señor, viviendo cada vez más la Verdadera Devoción a los Santos y a los Ángeles. Dejándoos conducir por Ellos, formar por Ellos, imitando Sus Virtudes, cumpliendo todas los Mensajes que Aquí Ellos ya os dieron en Nombre del Señor y en Mi Nombre. Para que así, la Vida de la Gracia Divina vaya creciendo día tras día en vosotros hasta alcanzar la Plenitud. Y vuestro corazón que antes era un desierto frío, árido y sin amor se vuelva un inmenso jardín verdeante de amor, belleza y paz!

Yo estoy con vosotros Mis hijos! No os dejo en ningún momento, os acompaño en todos vuestros pasos, sé todo lo que sufrís, vuestro sufrimiento también es Mío. Yo estoy atenta a cada uno de vuestros gemidos y para todos ellos Yo daré remedio en el tiempo oportuno. Tened confianza! Todo sufrimiento pasa, toda cruz y todo dolor pasan, sólo Dios y Su amor duran para siempre, sólo Mi Amor permanecerá para siempre y Yo nunca, nunca os dejaré porque os Amo, porque Mis hijos, vosotros sois Mis hijos dados a Mí por Jesús en lo alto del Calvario y Yo tengo la Misión de conduciros y guiaros todos los días con seguridad hasta el Señor en el Cielo. Por eso, confiaos a Mí, dejaos guiar por Mí siempre y Yo os llevaré hasta vuestro Padre del Cielo que os Ama y os espera con ansia amorosa para estrecharos en los brazos de Él.

APRESURAD VUESTRA CONVERSIÓN! EL AVISO ESTÁ MUY CERCA MIS HIJOS. CAERÁ COMO UN MANTO DE NOCHE SOBRE LA HUMANIDAD ENTERA. CADA HOMBRE VERÁ TODA SU VIDA PASADA SIN DIOS Y EL DOLOR QUE SENTIRÁ EN SU ALMA, EL TERROR DE RECONOCERSE REO DEL FUEGO DEL INFIERNO SERÁ TAN GRANDE QUE MUCHOS LLEGARÁN A PERDER LA VIDA. EN AQUEL MOMENTO EL ESPÍRITU SANTO MOSTRARÁ A CADA UNO SU PECADO, CUÁNTO CADA UNO SE AMÓ MÁS QUE A DIOS, CUÁNTO CADA UNO SE ADORÓ MÁS QUE A DIOS, CUÁNTO CADA UNO SUSTITUYÓ A DIOS POR UNA MALA IMITACIÓN DE LA DIVINIDAD, CUÁNTO CADA UNO SUSTITUYÓ EL VERDADERO DIOS POR SÍ MISMO, POR EL MUNDO Y DETRÁS DE TODO POR SATANÁS. Y EL TERROR DE ESTOS HIJOS MÍOS, SERÁ TAN GRANDE QUE LA MUERTE PARA ELLOS SERÁ UN CASTIGO MENOR QUE EL DOLOR QUE SENTIRÁN DENTRO DEL ALMA, AL VER LA GRAVEDAD DE SUS PECADOS.

CONVERTÍOS DE PRISA, POR LO TANTO. APRESURAD VUESTRA CONVERSIÓN, AQUELLOS QUE DEJAREN PARA EL ÚLTIMO MOMENTO SU CONVERSIÓN PODRÁN NO TENER UN PRÓXIMO DÍA PARA PODER AMAR A DIOS.

Vivís Mis hijos, en el tiempo peor que el del Diluvio, que aquel que está en Gracia la cuide para no perderla, que aquel que está en la Luz la cuide para no perderla de vista y no caer en la ceguera del pecado. Para ayudaros a manteneros siempre en la Luz de Dios, es que estoy Aquí hace más de veinte años llamándoos continuamente a la Conversión y al Verdadero Amor de Dios.

A Mis hijos que son atormentados por satanás con tentaciones y encuentran dificultades para resistirle digo: Cerrad la puerta de vuestros sentidos tanto espirituales como corporales a la tentación de Mi enemigo. Huid del pecado y el demonio huirá de vosotros. Alejaos de las ocasiones de pecado y el demonio perderá el poder que tiene sobre vosotros en las tentaciones. No converséis con el demonio no discutáis con él después de haber cometido una falta, o hasta incluso cuando él os tienta queriendo mostraros que tal cosa no será un pecado tan grave o no será una falta tan grande. No converséis con él, huid de la tentación rezando cada vez más, Meditando Mis Mensajes, y, sobre todo, haciendo la Oración de renuncia a vosotros mismos y a vuestra voluntad. De modo que, todos los días Yo os pueda liberar cada vez más de vosotros mismos, de vuestra voluntad corrompida, que es la prisión sin muros de satanás donde él aprisiona la mayoría de Mis pobres hijos. Así, Yo podré preservaros de sus garras y podré conduciros por la vía de la Salvación.

Continuad con todas las Oraciones que Yo os mandé hacer Aquí, por estas Oraciones disminuyo el imperio de satanás sobre vuestras almas, aumento la influencia de la Gracia de Dios sobre vosotros y cada vez más os uno con la SANTÍSIMA TRINIDAD, CONMIGO y con TODA LA CORTE CELESTIAL.
Alegraos Mis hijos, ahora al fin de esta Aparición, cuando Yo vuelva para el Cielo, llevaré Conmigo 13.480 almas que vosotros con vuestras Oraciones Aquí hoy, durante todo este día Me ayudasteis a Salvar.
A todos en este momento, Bendigo generosamente de LA SALETTE, de LOURDES, de FÁTIMA y de JACAREÍ.
La Paz! La Paz Marcos, Mi más esforzado de Mis hijos, queda en Mi Paz.“


MENSAJE DE SAN ANTONIO


“- Mis amados hermanos, Yo, ANTONIO, Siervo del SEÑOR, Siervo de la VIRGEN MARÍA, os bendigo y os digo:

PAZ! Paz a vuestros corazones! Paz a vuestras almas! Nada perturbe, nada saque, ni destruya vuestra Paz!

Vosotros sois llamados hoy a ser el Nuevo Mundo, la Nueva Creación del Señor, vosotros sois llamados a acoger el Amor del Señor en vuestros corazones, a colaborar con ÉL hasta transformaros en el Nuevo Mundo de Amor que el Señor quiere extender sobre la Tierra entera comenzando por cada uno de vosotros, por vosotros mismos.

Sed el Nuevo Mundo del Señor, dándoLE acogida en vuestros Corazones, abriendoLE la puerta de vuestras almas, correspondiendo a Su Gracia, viviendo Sus Mandamientos. De manera que en vuestras almas el Señor encuentre Su segundo Cielo, Su segundo Paraíso, Su pequeño Mundo de Amor donde ÉL puede Reinar, donde ÉL puede al fin realizar todo aquello que la Potencia de Su Amor desea realizar en los hombres pero no lo hace porque no puede hacerlo, porque el hombre dotado de libre voluntad no da su “si” al Señor, no le da su voluntad, no le entrega su vida totalmente como dice Santa Teresa de Ávila, dando a Dios no solamente los rendimientos y los frutos, sino dando a Dios el capital, para que ÉL sea el Señor de todo, de toda vuestra vida y haga en ella y con ella aquello que ÉL bien quiere.

Si vosotros diereis al Señor vuestro “si”, si vosotros diereis todo el capital de vuestra alma y de vuestra vida a ÉL, ÉL verdaderamente podrá hacer Su Llama de Amor irrumpir poderosamente dentro de vosotros y esparcirse alrededor de vosotros, transformando y renovando todo y todos con la Fuerza avasalladora de Su Amor.

Vosotros sois llamados, por lo tanto, a dar vuestro “si” al Señor, a dar toda vuestra libertad y libre voluntad al Señor, para que se realice en vuestra vida no lo que vosotros queréis, sino aquello que el Señor quiere.

La Oración sólo es agradable al Señor, cuando la voluntad del hombre que la acompaña está conformada con la Voluntad del Altísimo y hace aquello que el Altísimo quiere. Por eso, Mis amados hermanos es tan importante que vuestra voluntad se vuelva hacia el Señor, de manera que ÉL pueda iluminaros tal como el Sol ilumina la Tierra. Para que así, vuestras almas verdaderamente, estén llenas de Luz, vivan en la Luz e iluminen a todos aquellos que viven en las tinieblas.

Sed el Nuevo Mundo del Señor, viviendo cada vez más con María, por María y en María, en el Espíritu de María, imitando las Virtudes de Ella, viviendo completamente dependientes del Amor de Ella, obedeciendo Sus Mensajes, viviendo la Consagración al CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA, que no es otra cosa sino morir para vosotros mismos, para que María pueda vivir en vosotros, para que esta Reina pueda finalmente ocupar todo vuestro corazón y Reinar en él. Para esto, vaciaos de vosotros mismos, de vuestra voluntad, para que así Ella pueda Reinar en vosotros…

Vosotros sois Ciudades Santas, Ciudades Místicas, Ciudades del Señor donde ÉL quiere habitar. Para esto, para recibir el Amor del Señor entregad el vuestro a ÉL, y así Él se dará a vosotros completamente hasta uniros de tal modo a ÉL que viviréis con el Señor mucho más unidos de los que el bebé está unido a su madre, en el vientre de su madre.

Sed el Nuevo Mundo del Señor, renovando vuestro espíritu cada día más, rezando siempre más, abriendo, expandiendo vuestro espíritu siempre a una mayor generosidad, a una mayor donación, a un mayor amor, viviendo cada vez más para el Señor, haciendo todo para Su Gloria y ayudando a vuestros hermanos a también hacer lo mismo.

Vosotros Mis hermanos, que todavía traéis dentro de vosotros tantas miserias, que traéis todavía tantos defectos, faltas y pecados. No desaniméis! Porque la carne puede ser vencida fácilmente por quien lucha por liberarse de ella. El Secreto está en morir para sí mismos, el Secreto está en comenzar a renunciarse a sí mismo en las pequeñas cosas, y entonces, conseguiréis renunciar las grades, porque sólo quien es fiel en las pequeñas cosas lo es en las grandes.

Comenzad, por lo tanto, a negar a vosotros mismos este o aquel pequeño placer. Este o aquel otro gusto sensible, y entonces comenzaréis a ser más fuertes que vuestra naturaleza, que la carne. Y en breve venceréis al pecado, al mundo y al demonio. La llave de la Victoria está en vuestras manos, el Seños os la dio y vosotros ahora sólo debéis usar bien de ella para conseguir la Gran Victoria, que comienza con la Victoria sobre vosotros mismos para después vencer al pecado y al demonio.

Yo, ANTONIO que Soy muy conocido como Protector de los animales, quiero hoy, nuevamente dar a todos vosotros la Bendición, la Bendición del SEÑOR, la Bendición de la VIRGEN INMACULADA, no solamente a vosotros, sino también a vuestros animales que estimáis y al mundo entero, pues toda criatura que salió de las Manos de Dios proclaman Su Alabanza, cada uno en su modo y en su puesto, en el lugar dado por Dios.

Que toda lengua Bendiga al Señor! Que todo lo que respire proclame Su Alabanza1 Y que todos los corazones vivan para ÉL, exalten Su Nombre y Bendigan Su Eterna Misericordia.

A todos en este momento, Bendigo generosamente.” 


07.09.2011 – Mensaje de María Santísima

“- Mis hijos amados, hoy, vosotros conmemoráis un mes más de Mis Apariciones Aquí en esta ciudad, con Mi Hijo Jesús, con San José, con la Corte Celeste, para llamaros cada vez más a la Oración, a la Conversión, a la Penitencia, a vivir una Verdadera Vida en Dios.

Aquí, donde el Propio ESPÍRITU SANTO vino a dar Mensajes Conmigo, vosotros sois llamados a volveros hacia el Espíritu Santo y ser Sus VERDADEROS, PERFECTOS y PUROS TEMPLOS DE AMOR, haciendo que verdaderamente vuestra vida de todos los frutos que el Espíritu Santo produce en el corazón de quien Lo posee para mayor Alegría, para mayor Júbilo, y mayor Gloria de Él.

SED LOS VERDADEROS TEMPLOS DE ESPIRITU SANTO, abriendo vuestros corazones hacia Él. DejándoLo obrar en vosotros completamente, de manera que vuestro corazón de un pantano de pecado y de tinieblas se transforme en un jardín luminoso, florido y perfumado de todas las Virtudes, para que así el Señor pueda entretenerse con vosotros, el Espíritu Santo pueda habitar en vosotros como en Su pequeño Paraíso Terrestre. Y así, en vosotros, despunten todos los frutos de Amor, Belleza, Gracia y Santidad que Él quiere hacer brotar en vosotros.

Sed los verdaderos Templos del Espíritu Santo, renunciando a vosotros mismos, dejando cada vez más vuestra voluntad de lado para así hacer la Voluntad del Señor. De esta forma, el Espíritu Santo no encontrará rival ni obstáculo alguno en vosotros y Su Gracia irrumpirá PODEROSA dentro de vuestros corazones como una fuente de vida. Y así, no solamente vuestras almas, sino las almas de tantos de vuestros hermanos se transformarán de un desierto árido, frío y sin vida en otro jardín de Gracia, Belleza y Amor…

Sin vuestra renuncia a vosotros mismos, sin morir para vosotros mismos y dejar verdaderamente espacio para el Espíritu Santo obrar dentro de vosotros, vosotros no podéis renacer del Agua y del Espíritu, como Mi Hijo Jesús dice en el Evangelio (Juan 3,5). Y así, el Espíritu Santo, no podrá realizar en vosotros las Obras Santas que Él realizó en todos los Santos, en las vidas de todos los Santos de Dios que Lo amaron y que no le pusieron resistencia a Su Amor.

Sed los verdaderos Templos del Espíritu Santo, huyendo de todo lo que contrista el Espíritu Santo, de todos los pecados que Lo ofenden y renunciando de modo especial a todos aquellos pecados que pueden ser cometidos directamente contra el Espíritu Santo, alejando de vuestras almas y privándoos no solamente de la compañía y de la asistencia de ÉL, sino también, de la Gracia de la Salvación. Especialmente el pecado de la envidia de los favores y Gracias que el Espíritu Santo hace al prójimo. No Mis hijos. No tengáis envidia de aquellos que el Cielo escogió. De aquellos que el Espíritu Santo escogió y benefició, porque este pecado aleja el Espíritu Santo, Lo Contrista y os priva de la amistad de Él!

Os invito antes a alabar al Señor. A agradecer al Espíritu Santo que favorece a quien quiere, como quiere y donde quiere para Su Mayor Gloria, y que realiza obras maravillosas que el Señor siempre hizo a lo largo de toda la historia de la humanidad. Él continúa igual. Nunca cambió! Continúa resistiendo a los soberbios y dando Su Gracia a los humildes. Continúa revelando Sus Maravillas a los pequeños y escondiendo esas maravillas de los sabios, de los entendidos, de aquellos que se juzgan conocedores de todo y asumen posiciones de catedráticos sobre Dios. Si Mis hijos, Dios continúa obrando en la pequeñez para en ella mostrar la potencia de Su Amor y de Su Brazo.

Renunciad a todo lo que contrista el Espíritu Santo. Renunciad a todo lo que ofende a Dios. Huid del pecado y el demonio también huirá de vosotros. Resistid al mal y el mal huirá de vosotros!
Yo estoy Aquí hace tanto tiempo, para ayudaros a vencer todo mal, todo pecado, toda miseria personal de cada uno para que así, vosotros, viviendo libres como verdaderos hijos de Dios, no esclavizados a mal ni a pecado alguno, vosotros podáis entonar Conmigo el perfecto himno de amor y de alabanza al Señor.

Yo vine, para preparar el SEGUNDO PENTECOSTÉS. Así como YO preparé los Apóstoles para recibir el Espíritu Santo la primera vez, Yo estoy Aquí para preparar los APÓSTOLES DE LOS ÚLTIMOS TIMPOS, que sois vosotros, para recibir el Espíritu Santo la Segunda vez. ÉL QUE VENDRÁ PARA RENOVAR LOS CIELOS Y LA TIERRA, PARA PONER FIN A ESTA TRISTE ERA DE PECADO EN QUE VIVÍS, A ESTE TRISTE TIEMPO EN QUE VIVÍS CUANDO DIOS YA NO ES MÁS AMADO, Su Nombre, Sus Mandamientos, Su Ley de Amor son vilipendiados, desobedecidos, atacados y negados cada vez más por esta humanidad que ya perdió todo el sentido de lo Divino, de lo Espiritual, de Dios…

Yo vengo Mis hijos para allanar el camino para el Señor que viene. Para preparar el camino para el Espíritu Santo, que viene a vosotros lleno de Amor, volviendo a vosotros como Amor.
Por eso, a ejemplo de los Apóstoles DEJAOS FORMAR POR MÍ. Dejaos preparar por Mí. Oíd Mis consejos, rezad Conmigo como Ellos rezaron, haciendo cada vez más los Cenáculos de Oración que Yo os mandé hacer, tanto en vuestras propias casas como en las casas del prójimo, para que así Mis hijos, Yo pueda llevarlos a todos junto Conmigo, al encuentro del Espíritu Santo que viene como Fuego devorador para consumir en su Fuego todas las cosas, reducir a cenizas todo pecado, toda obra de pecado y para hacer que incluso vosotros, podáis definitivamente ser purificados como el oro es purificado en el crisol y así, vosotros podáis resurgir como el oro más puro, más bello y más luminoso para mayor Alegría, y Gloria del Señor, del Espíritu Santo.

Yo estoy con vosotros todos los días. No debéis temer nada porque Mi Corazón siempre está con vosotros. No temáis los sufrimientos, vuestra cruz de cada día, por lo tanto. Recurrid cada vez más a Mí. Buscad ayuda en Mi Corazón y sentiréis Mi Amor, sentiréis Mi Presencia, sentiréis que Yo os cargo en Mis Brazos y os conduzco cada vez más con seguridad hasta Dios.

A todos hoy, en el Aniversario Mensual de Mis Apariciones Aquí en Jacareí, en este lugar por Mí tan amado, tan predilecto y que es la niña de Mis Ojos a todos Bendigo de FÁTIMA, de BANNEUX y de JACAREÍ.
La Paz Mis hijos amados. La Paz Marcos, el más esforzado de Mis hijos!


04.09.2011 – Mensaje del Amantísimo Corazón de San José

“- Mis amados hijos! Hoy, primer domingo de mes, Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN os Bendice y os da Su Paz.
Paz a vuestros corazones! Nada debéis temer Mis hijos, porque vuestro Padre está con vosotros. Yo estoy con vosotros y el Eterno Padre también está con vosotros.

No sois huérfanos, tenéis Padre y Madre en el Cielo, tenéis tantos Santos, tantos Ángeles que son vuestros hermanos en la Gracia para protegeros, para guiaros y conduciros. Por eso, que la Paz reine en vuestros corazones siempre.

Yo os llamé para ser los hijos y los herederos de Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN, a los cuales quiero dar por herencia la Felicidad en esta Tierra y en el Cielo y en los cuales quiero reproducir cada vez más Mis Propias Virtudes, para que así, vosotros seáis reconocidos y seáis de hecho Mis verdaderos hijos, que Me imitan, que Me siguen y que continúan aquello mismo que Yo fui a través de los siglos, llenando el mundo con Verdadero Amor por el Señor, por la Virgen Inmaculada, por Jesús!

Yo quiero daros por herencia el Amor de Mi CORAZÓN AMANTÍSIMO, para con este Amor vuestro corazón pueda arder por Dios, por la Virgen Santísima y también por la Salvación de vuestros hermanos. De manera que cada día más, trabajéis sin cesar por la Salvación de todos ellos, esparciendo la Luz del Amor, de la Verdad y de la Gracia en el mundo entero y llamando todos los corazones a la Conversión, para que así la Alegría del Señor y la Salvación de las almas sea completa.

Yo quiero dar por herencia a Mis hijos, aquel Amor Místico, en pura transformación que Yo tenía dentro de Mi Corazón. Para que con este Amor, cada día más vosotros sigáis por la vía que Aquí Yo os he señalado, que es la de la Santidad, que es la de la Perfección, que es la de la total donación de vosotros mismos a Dios y a Su Designio de Amor.
Para que así, verdaderamente, todos los días en vosotros se cumpla el Divino Beneplácito del Altísimo, se cumpla Su Voluntad Santa. Y así, en vosotros y por medio de vosotros sea Glorificada la Santísima Trinidad cada vez más delante del mundo.

Yo quiero dar por herencia a cada uno de vosotros Mis hijos, Mis Virtudes en grado tan perfecto, para que así, vosotros día tras día podáis asemejaros a Mí, vuestro Padre Amantísimo. Y así podáis reproducir en vosotros los frutos de la Santidad que Yo mismo di al Señor y la Virgen Santísima, para que entonces en vuestras almas cada vez más bellas, cada vez más perfumadas, cada vez más perfectas por el ejercicio y la práctica de todas las Virtudes, Yo pueda presentaros a la Santísima Trinidad y a Ella pueda ofreceros como un don muy precioso de Mi Amantísimo Corazón, para Su mayor Alabanza, para Su mayor Gloria.
Para ello, dejadMe conduciros cada vez más por el camino de la Conversión, de la Penitencia, de la Santidad. De modo que cada día de vuestra vida aquí en la Tierra que pase Yo pueda transformaros cada vez más en una copia de Mí mismo, hasta asimilaros todas Mis facciones, o sea, todas Mis Virtudes.
Así, Mi Amantísimo Corazón se Glorificará y se alegrará en vosotros y en vosotros exultará y dará Gloria al Señor y por medio de vosotros haré con que Mi Mística Luz brille delante de todas las almas y que todos la vean, la conozcan y se aproximen a Mí.

Mi Amantísimo Corazón, cuya Devoción Aquí os fue revelada, este Corazón cuya imagen Yo Aquí en estas Apariciones mandé que fuese hecha. Este Corazón quiere reinar en vosotros, quiere amar en vosotros, quiere vivir de nuevo, esta vez, en vosotros y por medio de vosotros. Y con vosotros, por medio de vosotros Él quiera servir al Señor, Él quiere glorificar al Señor, Él quiere proclamar las Misericordias del Señor y Él quiere llevar luz, consuelo, paz, gracia y amar a todos Mis hijos que todavía no Me conocen y que están alejados de Dios, de la Virgen Santísima y de Mí.

Es, por lo tanto, en vuestro corazón que Mi Corazón quiere vivir, es por medio de vuestro amor que Mi corazón quiere amar, es por medio de vuestras manos y de vuestros pies que Mi Amantísimo Corazón quiere hacer llegar Su Luz a todos Mis hijos.

Venid, por lo tanto, Mis hijos! No demoréis más! Aceptad en vuestros corazones Mi Llama de Amor, para que con ella Yo pueda hacer las llamas de los Sagrados Corazones de Jesús y María derramarse sobre el mundo todo, transformándolo en un incendio vivo y místico de amor.

La Llama de Amor de Mi Amantísimo Corazón, hará triunfar la Llama del Corazón de Jesús y del Corazón Inmaculado de María. Por eso Mis hijos, PROPAGAD MI DEVOCIÓN, LA DEVOCIÓN A MI AMANTÍSIMO CORAZÓN como os revelé Aquí, para que cuanto antes la Llama de Mi Amor irrumpa poderosamente en el mundo todo y sobre todos los corazones trayendo el mayor triunfo de los Corazones de Jesús y María.

DIVULGAD MI MEDALLA! LA MEDALLA DE MI CORAZÓN, de forma que por medio de Ella Mi Llama de Amor abrase todos los corazones y os haga arder cada vez más en la hoguera mística del Amor de los Corazones de Jesús y María.

Continuad haciendo Mi Hora todos los Domingos, pues a través de ella cada vez más derramo sobre vosotros Mi Llama de Amor fundiéndoos en Mí, o sea, haciendo cada vez más que vuestro “yo” desaparezca y Mi Amantísimo Corazón pueda vivir, obrar y reinar dentro de vosotros.
A todos en este momento, Bendigo generosamente.”


28.08.2011 – Mensaje del Amantísimo Corazón de San José

“- Amados hijos Míos, hoy, Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN os Bendice nuevamente con el CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA y os da la Paz!Yo llamo a cada alma, a cada hijo Mío, a venir para dentro de Mi Amantísimo Corazón, para en él encontrar toda Paz, toda Luz, toda Gracia y todo Bien que necesita para llegar a la Salvación y finalmente llegar a los brazos del Padre Celeste que os espera con ansia amorosa en el Cielo.

Ven alma! Ven Mi hijo! Tú que Me oyes ahora! Ven a Mi Amantísimo Corazón para que Yo te llene de los favores del Altísimo, para que Yo te de cada vez más la Gracia y la Paz que buscas, para que Yo te conduzca como el Padre conduce a Su hijito con seguridad por el comino correcto que lleva a la felicidad.

Ven a Mí hijo Mío! No Me importa que estés cubierto de llagas como un leproso, cubierto de pecados y de culpas que afean tu alma.
Ven a Mí con estas llagas, con estos pecados y miserias que tienes, que Yo tu Padre, las curaré todas, derramaré bálsamo en cada una de ellas, de ellas cuidaré hasta que cierren completamente y tú recuperes aquella belleza que tenías cuando saliste de las fuentes bautismales.

Sí, Yo te daré aquella belleza! Yo te daré aquella pureza inicial y mucho más! Dándote Mi hijo, alma Mía, cada vez más, Gracia sobre Gracia y Bien sobre Bien, para que tu Santidad sea inmensa y completa.

Yo, hijo Mío, Soy tu Padre que quiero darte cada vez más, el Amor del Señor. Quiero darte cada vez más la Bendición y la Gracia del Altísimo que te harán exultar de Alegría en Dios.

Ven a Mí hijo Mío, tú que caminas en las tinieblas de la noche, tú que caminas en la oscuridad de este mundo que se alejó del Señor, que renegó Su Ley de Amor y que vive ahora bajo la dirección de Satanás.

Ven a Mí hijo Mío y Yo, Yo tu Padre, te haré cada vez más encontrar la Salvación, la Luz, la Gracia, de manera que toda tu vida será llena del Espíritu Santo y tu producirás Sus frutos de Salvación, de Alegría, de Paz y tú serás un árbol frondoso en cuyas ramas la pajaritos vendrán a posarse y buscar aliento en ti, es decir, las otras almas que vagan por el mundo, sedientas de Dios, hambrientas de la Verdad, en ti finalmente, encontrarán el buen alimento de la Verdad, se saciarán y en ti y contigo encontrarán finalmente la Salvación, el Dios de Amor que estas pobres almas tanto buscan.

Yo haré esta obra maravillosa en ti, por el Poder de Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN, si tú hijo Mío fueres dócil a Mi Voz, si te dejares guiar, si te dejares formar y modelar por Mí. Y así, Yo te transformaré en una obra maravillosa a los ojos de todas las Naciones y toda lengua entonces proclamará la Alabanza del Señor por todo aquello que ÉL hizo en ti.

Ven a Mi hijo Mío, alma Mía, tú que andas distante de Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN, tú que andas vagando en un desierto pronto a desfallecer, a morir de hambre y de sed, debilitando cada vez más paso a paso…
Ven a Mí y Yo saciaré tu hambre de amor, Yo saciaré tu sed amor, Yo te daré todo Mi Amor, Yo te daré toda Mi predilección, Yo te daré todas Mis caricias y llenaré tu alma con el Divino Néctar del Amor de Dios. Y con este Amor, tu alma desbordará en un río de amor y de paz por sobre toda la tierra, transformando incluso los desiertos en valles fértiles.

Yo, tu Padre, derramaré sobre ti el nardo del Amor del Altísimo y entonces tu alma, tu alma exultará, tus huesos resecos recobrarán vida y tu cantarás las Alabanzas del Señor.
Yo quiero transformarte hijo Mío, en una fortaleza grande, inamovible, inexpugnable contra la cual el adversario no podrá, no podrá prevalecer. Los dardos inflamados de él picarán en tus paredes fuertes y se volverán contra él mismo. Yo quiero transformarte en esta fortaleza y esto mismo Yo haré, si tú te dejares guiar, si tú te dejares conducir por Mí.

Ven, aprende de Mí a vencer al adversario, con Paciencia, cerrando cada vez más los sentidos de tu alma a las sugestiones de él. Oponiendo cada vez más las tentaciones de él, las virtudes contrarias a los vicios a los vicios que él te sugiere. Rechazando cada vez más sus consejos repugnantes, buscando cada vez más renunciar a tu voluntad para hacer la Voluntad del Altísimo, para que así, día tras día el adversario pierda un poco más de poder sobre ti, y aumente en ti la influencia benéfica del Espíritu Santo de Dios, produciendo en ti toda clase de buenos frutos y obras Santas!

Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN te guiará por este camino, hasta llevarte a la perfecta Santidad que el Altísimo espera de ti.
Ven a Mí alma! Ven a MÍ Mi flor! Flor que Mi adversario pisoteó y recubrió con la lama del pecado y de los vicios de este mundo.
Ven a Mí, y Yo te transformaré en una nueva flor: bella, perfumada, luminosa, vigorosa para agradar a la Santísima Trinidad y a la Madre de Dios.

Yo mismo te cultivaré en el jardín de Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN y te transformaré en una flor de rara belleza que hará que todo el Cielo y la Tierra exulten de alegría al sentir tus perfumes.

Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN te quiere hijo Mío! Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN te busca, te llama.
Responde pronto a Mi llamado mientras todavía puedes oír Mi Voz, mientras todavía puedes encontrarme, mientras todavía puede encontrar mi rastro porque te digo:
MUY PRONTO NUESTRAS APARICIONES CESARÁN EN EL MUNDO TODO, Y YA NO PODRÁS MÁS ENCONTRAR MI RASTRO!

Ven! Mientras todavía es de día, porque la noche ya viene cayendo y si tú hijo Mío no hubieres entrado por la puerta abierta de la Misericordia y de la Salvación, podrás ser sorprendido de repente por las tinieblas de la noche que caerán sobre ti, te envolverán de tal modo, que te sofocarán en su oscuridad.

Ven hijo Mío! Ven a Mi Corazón para que verdaderamente, Yo te ilumine, Yo te alimente, Yo te fortalezca y te guarde en el Aprisco Seguro de Mi Amor, de Mi Caridad, de Mi Bondad,

Continuad hijos Míos con todas las Oraciones que Yo os di Aquí. Continuad con Mi HORA DE ORACIÓN todos los Domingos, para que así Yo pueda mantener siempre la llama de la Fe encendida en vuestras almas, en vuestras familias y donde quiera que vosotros estéis Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN os Salvará y Salvará vuestras familias por medio de Mi HORA SANTA DE ORACIÓN.

A todos en este momento, os Bendigo generosamente, con todo Mi Amor!”


21.08.2011 – FIESTA DEL 162º ANIVERSARIO DE LA APARICIÓN EN KNOCK EN IRLANDA
 
Mensaje de María Santísima

“- Mis hijos amados! Hoy, cuando conmemoráis Mi APARICIÓN EN LA CIUDAD DE KNOCK en IRLANDA, Yo os invito a levantar vuestras miradas y vuestros corazones nuevamente hacia Mi, vuestra Madre Celeste, la MUJER VESTIDA DE SOL, la terrible aplastadora del dragón infernal y de todas las herejías del mundo. Para que vuestros corazones sean consolados, confortados, reanimados y plenificados, llenos de una nueva e intensa alegría del Cielo con la cual quiero que caminéis todos los días, de vuestra vida, por la vía de la Oración, de la Penitencia y de la Santidad a la cual Yo os llamé y que os indiqué.

Yo Soy la REINA DEL UNIVERSO, la SEÑORA de KNOCK, y por eso aparecí con Mi esposo JOSÉ y con SAN JUAN, con el CORDERO DE DIOS y con los SANTOS, más brillante que el sol, para indicaros que vivís en los tiempos de la gran batalla entre Yo la Señora vestida de Sol y el dragón infernal, así como está escrito en el Apocalipsis 12. Y en estos tiempos, vosotros sois llamados a ser Mis verdaderos soldados, que con docilidad impecable debéis escuchar lo que os digo, obedecer lo que os mando y seguir por la dirección que os indico, si queréis ganar Conmigo esta gran guerra contra el demonio y las fuerzas del mal, y si queréis Salvar vuestras almas y ser felices en el Cielo para siempre!

Por eso, os llamo todos los días a escuchar la Voz de vuestra Madre Celestial, que Aquí en estas Apariciones de Jacareí hace 20 años no cesa de repetir a vuestros corazones y de llamaros de regreso a Dios, por el camino del bien, del verdadero amor y de la santidad.
Venid a Mí Mis hijos! Para que Yo pueda transformaros en Mis verdaderos soldados que con el Rosario en la mano, con la cruz de Mi Hijo y Mis Mensajes, tenéis la Misión de luchar para conquistar cada vez más almas para Dios, por medio de Mi Corazón Inmaculado. Así, verdaderamente siguiendo Mis órdenes, avanzaremos invenciblemente contra el ejército de Mi adversario, que está formado por todos los demonios y todos los pecadores, todos aquellos que pérfidamente rechazan al Señor, Lo ofenden, desprecian Su Santa Ley de Amor y de Su Evangelio, desprecian la Fe Católica y todo hacen contra el Nombre del Señor. Para que así Mis hijos, luchando con las armas de amor, de la paz y de la Oración, podamos desmantelar todas las insidias y fortalezas de satanás, rompiendo todos sus planes diabólicos y levantando la bandera de la mayor Victoria del Señor y de Mi Corazón.

Yo Soy la REINA DEL UNIVERSO, la SEÑORA de KNOCK y de JACAREÍ, y Aquí tal como en KNOCK, vengo con los Santos y con Mis Ángeles, los Ángeles de Luz de Mi Corazón Inmaculado. Para que vosotros, Mis hijos, podáis ser ayudados, confortados, protegidos, iluminados por la Luz de toda la Corte Celeste, que Conmigo lucha, pelea y batalla todos los días por vuestra Salvación. Así, luchando con JOSÉ, luchando con JUAN, luchando con los SANTOS ÁNGELES y con toda la CORTE CELESTE, vosotros todos los días realizáis una parte, una parcela preciosa de Mi gran Plan de Salvación de la humanidad, subiendo cada vez más un escalón en la subida hasta la cima, de la escalera de la gran batalla que Yo trabo contra Mi enemigo, hasta alcanzar Mi Mayor Victoria.

Con el Rosario en las manos y en el corazón, con Mis Mensajes gravados a fuego en vuestras almas, amándoMe y amando la Salvación de las almas con todo vuestro corazón, juntos, todos los días, debelamos una parte preciosa y grandiosa de los planes de satanás, cegándolo, neutralizando las fuerzas de él, dejando en ruinas aquello que él construyó y conquistó en las almas, en los corazones y en el seno de las naciones y así alcanzaremos para el Señor la mayor Victoria, el mayor Triunfo!

SiguiéndoMe por la vía que os he señalado, vosotros todos los días, entonáis Conmigo el himno del perfecto amor al Señor, el himno de la Victoria que en breve cantaremos solemnemente y universalmente en el TRIUNFO DE MI CORAZÓN INMACULADO.
Yo Soy la REINA DEL MUNDO, la SEÑORA de KNOCK y de JACAREÍ, y Aquí y allá donde Yo vine revestida con la Luz, más fuerte que la del sol, con una Rosa de Oro, como la Señora invencible y la vencedora de todas las batallas del Señor, Yo os llamo y os invito a levantar vuestros ojos confiados hacia Mí, vuestra Madre Inmaculada, seguros de que desde Mi Aparición en KNOCK Yo ya os garanticé Mi mayor Victoria. Porque allá donde Mi esplendor brilla hasta el día de hoy, con un fulgor incomparable, allí os muestro que Soy la Reina Poderosa del Cielo y de la Tierra, que levanta donde satanás derrumbó, que construye donde satanás destruyó, que cura donde satanás hirió y que sorprende siempre al mundo y a Mi eterno adversario con APARICIONES, que él no puede prever, que él no puede detener, que él no puede vencer. Por eso Mis hijos, confianza en Mi Corazón Inmaculado! Levantad vuestros ojos hacia vuestra Madre, que brilla como estrella luminosa en medio de la tempestad que atravesáis ahora de la gran tribulación, de la pérdida de la Fe por parte de muchos Católicos, de muchos Obispos y Sacerdotes, por parte de tanto hijos Míos que ya no creen más, no rezan más, que ya no viven más según la Ley del Señor.
Aquella tempestad que caía cuando Yo Aparecí en KNOCK, era la figura perfecta de esta tempestad que estáis atravesando en estos tiempos: de la GRAN APOSTASÍA, de la pérdida de la Fe, de la destrucción y de la persecución de las cosas Santas de la Fe Católica. Y también de la violencia que cada día crece más, aumentando siempre la falta de respeto para con la vida del prójimo y sus bienes, ya no se respeta más la libertad del prójimo, sus bienes son tomados, son robados, son confiscados. La vida del prójimo no es más considerada como sagrada. Todo eso son solamente algunos síntomas de la GRAN APOSTASÍA que atravesáis, de la cual Yo hablé en LA SALETTE para Mis Pastorcitos MAXIMINO y MELANIE y también a Mis Pastorcitos en FÁTIMA.

Vosotros Mis hijos, sois llamados en estos tiempos de la gran tempestad que atravesáis a ser luz en medio de la oscuridad, a ser los reflejos de Mi Luz, de la Luz de Mi esposo JOSÉ y de la Luz de JUAN que os muestra los Mandamientos de Dios en la APARICIONES DE KNOCK, como estrellas brillantes que debéis seguir para no perderos!
A todos vosotros, Mis hijos, a quien tanto amé, a quien tanto beneficié, pido:
CORRESPONDED CON MÁS AMOR AL LLAMADO DE MI CORAZÓN, PARA QUE MI TRIUNFO SE REALICE CUANTO ANTES, REDUCIENDO A CENIZAS TODO EL IMPERIO INFERNAL QUE SATANÁS YA ESPARCIÓ Y CONSTRUYÓ EN ESTE MUNDO.
LA APARICIÓN DE KNOCK será profundamente conocida, profundamente amada, comprendida y seguida ahora, gracias a Mis APARICIONES DE JACAREÍ, gracias a la divulgación que Mi hijito Marcos, el más esforzado de Mis hijos, ha hecho para que todos Me conozcan, para que todos Me honren como la ROSA DE ORO DE KNOCK, la SEÑORA DE KNOCK, la SEÑORA DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, la SEÑORA DEL APOCALIPSIS 12. Gracias al video que Mi hijo Marcos hizo, tantos corazones ahora ya Me conocen, ya Me aman y ya honran Mi Nombre como SEÑORA DE KNOCK, SEÑORA INVENCIBLE y la vencedora de todas las batallas contra satanás.

A todos vosotros Mis queridos hijos, que continuáis el Plan de Amor de Mi Corazón, iniciado con Mi hijita CATHERINE LABOURE, con Mi hijita APOLLINE ANDREVEAU, con Mis Pastorcitos MAXIMINO y MELANIE, BERNARDITA de LOURDES y Mis HIJOS de KNOCK, pasando por Mis PASTORCITOS DE FÁTIMA y Mis VIDENTES DE TODAS MIS APARICIONES. Vosotros, que continuáis este Mi Plan de Amor, a todos en este momento os pido:
OBEDIENCIA A MIS MENSAJES. DOCILIDAD A MI VOZ Y ENTREGA TOTAL EN MIS MANOS, PARA QUE YO CUMPLA EN VOSOTROS TODO AQUELLO QUE COMENCÉ, TODO AQUELLO QUE PLANEÉ.
A todos en este momento, Bendigo generosamente de KNOCK, de PONTMAIN y de JACAREÍ.
La Paz Mis hijos. La Paz a ti Marcos, el más esforzado de Mis hijos.”


14.08.2011 – FIESTA DE LA ASUSNCIÓN DE MARIA SANTÍSSIMA AL CIELO

“- Mis hijos queridos, hoy, cuando conmemoráis Aquí la FIESTA DE MI ASUNCIÓN AL CIELO en Cuerpo y Alma, Yo vengo una vez más para deciros:

YO SOY LA MUJER VESTIDA DE SOL.
SOY LA INMACULADA CONCEPCIÓN.
SOY LA SEÑORA TERRIBLE COMO UN EJÉRCITO EN ORDEN DE BATALLA

En estos tiempos finales de la gran Apostasía y de la gran Tribulación en que vivís, Yo brillo para vosotros como una señal segura en el mar tormentoso de vuestras vidas, para conduciros todos victoriosos sobre la serpiente infernal hasta Dios, Nuestro Señor, para ser al final felices con Él para siempre en el Paraíso 
Debéis seguir tras de Mi resplandor, para que entonces podáis caminar con seguridad todos los días de vuestra vida, en dirección a la Santidad consumada que Dios desea para vosotros y espera de cada uno de vosotros.
Seguid tras de Mi resplandor Materno, todos los días rezando por lo menos tres (3) horas por día, como desde el principio de Mis Apariciones Aquí os pedí, haciendo todas las HORAS SANTAS DE ORACIÓN que Yo os di, meditando profundamente Mis Mensajes y cultivando siempre vuestra vida interior, leyendo la vida de los Santos, leyendo las Meditaciones de los Santos, leyendo el Libro Imitación de Cristo, los Libros de Mi Alfonso María de Ligorio, de Mi Luis María Grignion de Montfort y de los Santos que más Me amaron. Para que así, todos los días, Yo pueda conduciros cada vez más por la vía del bien, de la Santidad, del amor abrasado para con Dios, de forma que pueda esculpir en vuestra alma Mi Imagen, Mi semejanza. Para que así como es Inmaculada, Santa y Bella la Madre, así también Santos, Puros e Inmaculados sean Sus hijos.

Seguid tras de Mi resplandor Materno, dejándoos guiar todos los días por Mí, siempre con docilidad, nunca ofreciéndoMe resistencia, renunciando a vosotros mismos y dejándoMe conduciros por la vía del Amor, del Sacrificio, de la Penitencia, de la Purificación, del Amor y de la Generosidad, hasta vuestra donación total a Dios. Para que entonces, verdaderamente en vuestra vida se cumpla el Divino Beneplácito del Altísimo y Mis Maternos Designios de Amor. Y en vosotros, Mi Plan se cumpla sin lentitud, sin demora y sin obstáculo alguno.

Seguid Mi resplandor Materno, dejándoos formar cada vez más por Mis Mensajes, dejándoos cada vez más encerrar dentro de Mi Inmaculado Corazón, para allí en Mi Jardín Celeste cultivaros, podaros, fertilizaros cada vez más, de forma que vosotros podáis crecer hasta volveros árboles frondosos llenos de buenos frutos, que puedan finalmente saciar la sed de Dios, el hambre de Dios que tantas almas poseen. Y así, en vosotros Yo pueda glorificarMe y glorificar al Señor cada vez más.

En estos tiempos de la gran Tribulación en que vivís, cuando la tiniebla de la Apostasía, de la falta de Fe, terminó de tomar cuenta del mundo, de la Iglesia, llagándola, cubriéndola de llagas, volviéndola como una leprosa… debéis seguir tras Mi resplandor Materno para no alejaros de la Verdadera Fe, de la Fe Católica, para guardar en vuestros corazones siempre inmaculada la semilla de la Fe, el tesoro de la Fe. De modo que las polillas y los ladrones de los errores y de los falsos maestros que hoy día existen, no puedan robaros el tesoro de la Fe, no corroer el tesoro precioso de vuestra Fe. Por eso aparezco. Por eso Me manifesté en tantos lugares de la Tierra, de modo nuevo, extraordinario, inédito y continuo por tantos años, para mantener intacto, preservado el tesoro de vuestra Fe y para impedir que la Apostasía termine por corroer la Santa Fe Católica en todos los corazones de Mis hijos.
Debéis seguir tras del resplandor Materno de vuestra Madre Celeste, huyendo cada vez más, por lo tanto, de todos los aquellos que dicen que no es obligatorio obedecer Mis Mensajes, que quien no obedece Mis Mensajes no están en pecado mortal, que lo que importa es sólo la Palabra contenida en la Biblia. Oh, no Mis hijos!

Yo vengo para recordaros aquello que Mi Divino Hijo Jesucristo dijo!
Yo vengo para renovar en vosotros el Amor!
Yo vengo para renovar en vosotros la Gracia!
Yo vengo para despertaros del sueño del pecado!
Yo vengo para en vuestro tiempo Salvaros de los peligros que os amenazan y para revelaros aquello que Dios desea que hagáis en este tiempo, para que tengáis la Victoria en el Nombre de ÉL.

Por eso aparezco tanto! Derramé hasta Lágrimas de Sangre en Mis Imágenes, para llamaros todos de regreso al Señor y para mostraros cuánto Yo os Amo, cuánto deseo la Salvación de todos Mis hijos.
He hecho que el resplandor de Mi Cuerpo Glorioso, de Mi Nombre, sea percibido por todos Mis hijos en Mis Apariciones esparcidas por el mundo todo. Es Aquí Mis hijos, donde Yo brillo con especial fulgor, con gran Poder y Gloria. Y donde manifiesto en la naturaleza y a través de Mi hijo Marcos que ya realizó para Mí la mayor obra de todos los tiempos propagando Mi Rosario Meditado con Mis Mensajes de Mis Apariciones del mundo todo, principalmente las más desconocidas, olvidadas y despreciadas. Él que hizo que Mi Voluntad, que Mis Maternos llamados y Mis Lágrimas fuesen conocidas por todos Mis hijos. Él que manifestó al mundo la belleza de los Santos, la belleza de la vida virtuosa, que manifestó al mundo cuán grande es el Amor y la Misericordia de Dios y de Mi Corazón, del Corazón de Mi esposo José con Sus Glorias y la caridad de los Ángeles y de los Santos por todos vosotros. En este Mi hijo que ya realizó esta obra grandiosísima, manifiesto Mi Poder, manifiesto Mi Gloria y Aquí en este Lugar donde resplandezco con Gran Gloria, con Gran Fulgor, como una Aurora rutilante, Yo a todos Mis hijos muestro cuán grande, cuán inmenso es Mi Amor y cuánto deseo tener a cada uno de Mis hijos seguros, felices, salvos, Conmigo en el Cielo.

Por eso continúo Aquí, todos los días, luchando por vosotros, llamándoos, suplicando cada vez más que escuchéis los ecos de Mi Inmaculado Corazón que son Mis Mensajes dados para ustedes Aquí, con una profusión inmensa como nunca antes fue hecha en la historia de la humanidad.
Venid Mis hijos! Venid, pues la noche cae, la noche de la gran Tribulación, del predominio del mal y de satanás cae sobre el mundo y Yo deseo recoger Mis ovejas, Mi rebaño, en Mi redil Materno. Entrad en MI Corazón Inmaculado mientras la puerta de él está abierta y se deja encontrar por vosotros.
Venid, no demoréis más! DadMe vuestro si! Porque aquellos que están indecisos entre Yo y el mundo ya están con el demonio.
Venid Mis hijos! Porque la hora corre rápido, la noche cae y después de la noche viene el día ya Glorioso de la Nueva Era, de la Resurrección, viene el día del Reino Glorioso del Corazón de Mi Hijo Jesús y de Mi Corazón Inmaculado.

EN BREVE EL AVISO CAERÁ DE SORPRESA SOBRE EL MUNDO TODO, CADA HOMBE VERÁ SU VIDA, TODOS SUS PECADOS PASADOS CON LA MIRADA DE DIOS Y GRANDE SERÁ EL LLANTO Y  RECHINAR DE DIENTES QUE SE OIRÁ EN TODAS LAS NACIONES DE LA TIERRA. UNA TRIBULACIÓN COMO NUNCA HUBO ANTES, NI NUNCA HABRÁ DESPÚES. POR ESO, MIS HIJOS, CONVERTIOS SIN DEMORA, VED QUE EL SEÑOR DE LA CASA, EL SEÑOR DE LA VIÑA YA ESTÁ PARA REGRESAR. LA NOCHE ESTÁ AVANZADA Y SI ÉL OS SORPRENDE DURMIENDO O DEMOLINEDO SU CASA, O INCLUSO MALTRATANDO A VUESTROS HERMANOS, LOS OTROS SIERVOS DEL SEÑOR, SIN HACER LA VOLUNTAD DE ÉL, SIN ESTAR EN FIDELIDAD A ÉL. ÉL MANDARÁ A SUS SIERVOS FIELES QUE OS ATEN DE MANOS Y PIES Y OS LANCEN EN LA GEHENA Y EN LAS TINIEBLAS EXTERIORES, DONDE HABRÁ LLANTO Y RECHINAR DE DIENTES POR TODOS LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS.
CONVERTÍOS, POR LO TANTO, REFORMAD VUESTRA VIDA, REFORMAD VUESTRAS COSTUMBRES, REFORMAD VUESTRO MODO DE VIVIR, DE TAL MODO QUE EN VOSOTROS DIOS SE VEA REFLEJADO COMO EL SOL SE REFLEJA EN LA LUZ LÍMPIDA Y CLARA DE UN LAGO DE AGUAS PURAS. SOLAMENTE ASÍ, VUESTRA VIDA SERÁ CONFORME A LA VOLUNTAD DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD Y PODRÁ SER REFLEJO VIVO Y VERDADERO DE LA SANTIDAD Y DEL AMOR DE ELLA.
VENID MIS HIJOS! LA FE SE APAGA EN LA TIERRA, EL AMOR SE ENFRÍA Y SE DESMORONA A LA VEZ…
YO LLAMO LOS VERDADEROS APÓSTOLES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, QUE YO PROCLAMÉ EN MI APARICIÓN EN LA SALETTE! ESTA ES LA ÚLTIMA HORA!
SALID! LLEVAD MI LUZ A TODOS MIS HIJOS QUE YACEN EN LAS TINIEBLAS. NO PERDÁIS UNA HORA, UN MINUTO, UN DIA SIQUIERA.
HABLAD! CORRED! ID! LLEVAD POR TODOS LOS MODOS MI PALABRA A TODOS MIS HIJOS! YO CUENTO CON VOSOTROS MIS APÓSTOLES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, MIS APÓSTOLES DE LA ÚLTIMA HORA! PUES EN BREVE VENDRÁ EL SEÑOR PARA DAR A CADA SIERVO SEGÚN SU TRABAJO Y SEGÚN CUANTO HUBO TRABAJADO.

A todos en este momento digo:
Seguid, seguid el resplandor de Mi Cuerpo Glorioso Asunto al Cielo, para que podáis todos los días ser Curados, ser Purificados, Embellecidos, Iluminados y Salvos por vuestra Madre Celestial.
A todos en este momento Bendigo generosamente, de LA SALETTE, de HEROLSDSBACH, de SAN DAMIANO y de Aquí de Mi SANTUÁRIO DE LAS APARICIONES DE JACAREÍ, que es la niña de Mis Ojos y que Yo Amo con todo Mi Corazón. La Paz!”


07.08.2011 – Mensaje de MARÍA DE ÁGREDA (Vidente Elegida por María Santísima y a quien le fue revelada la Vida oculta de la Virgen Madre de Dios y transcripta en el Libro Mística Ciudad de Dios en los años 1655-1660)

“– Amados hermanos Míos, Yo, MARÍA DE AGREDA, Sierva de la VIRGEN MARÍA, vuestra hermana, Sierva del Señor, vengo para daros en este día la Bendición de la Paz, las Gracias del CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA y del Misterio de la INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA MADRE DE DIOS, y también para deciros:
Sed los verdaderos hijos de María Inmaculada, imitando la Pureza Virginal de Ella, imitando Su Amor abrasadísimo por el Señor, imitando Su completa obediencia al Altísimo en todos Sus Ocultos y Misteriosos Designios, siguiéndoLa cada vez más por la vía de la Oración, de la Penitencia, de la Conversión y de la Perfección señalada por Ella a vosotros Aquí a lo largo de todos estos años. Así seréis verdaderos hijos de María Inmaculada, seréis verdaderamente de la Raza Bendita de Ella que es la Mujer Vestida de Sol, y en vosotros no habrá semejanza alguna con la raza de la serpiente, que es la raza de los pecadores, de los enemigos de Dios, de aquellos que con su mala vida ofenden y todo hacen contra Dios, contrario a la Voluntad de Dios. Y entonces, Yo Mis hermanos, podré también ayudaros todos los días, cada vez más a ser verdaderos hijos de María Inmaculada y a no tener parte alguna con la serpiente infernal, ni con su descendencia maligna.
Sed los verdaderos hijos de María Inmaculada, haciendo todos los días, de vuestra vida, un continuo, total, profundo e irrestricto si a Dios y a Ella, siguiendo los pasos de María Inmaculada, Sus ejemplos Santísimos dejados por Ella a vosotros como Camino Verdadero y Seguro por el cual podéis llegar hasta Dios en el Cielo. Camino este, cuyos ejemplos brillan para vosotros como estrellas del Cielo y que Yo muy bien dejé escrito y registrado para vosotros en los Libros de la Vida de Ella:

MÍSTICA CIUDAD DE DIOS

Para que así, vosotros podáis verdaderamente caminar por la vía de la Santidad, de la Pureza, de la Bondad, de la Amistad de Dios y de la Perfección de todas las Virtudes en el más elevado grado todos los días de vuestra vida.
Quien siga los ejemplos de María Inmaculada leyendo los Libros Mística Ciudad de Dios, que contienen Toda la Vida de Ella revelada a Mí, no se perderá, no errará el camino. En esas almas satanás no tendrá influencia alguna y estas almas volarán veloces como águilas en el Cielo del Verdadero Amor por Dios y por la Virgen Inmaculada. Si colabora con la Gracia, si reza mucho, si no ofrece obstáculo a la acción de la Madre de Dios y a la formación que Ella ofrece en los Libros de Su Vida la MÍSTICA CIUDAD DE DIOS, entonces, esta alma, verdaderamente volará veloz como pájaro libre y no estará nunca amarrada a la miseria de la Tierra por lazo de amor o apego desordenado alguno, volará si, el vuelo de la Gracia con agilidad, ligereza, suavidad y rapidez. Y pronto llegará a la morada del Altísimo, al Santuario del Eterno Dios, donde sólo pueden entrar los que tienen la manos limpias, el corazón puro, quien no es vanidoso, quien sabe perfectamente amar.

Sed los verdaderos hijos de María Inmaculada, buscando cada vez más imitar Su Amor sobrenatural por Dios, el Amor que Ella tenía por Dios en pura transformación y que la hacía todo hacer, todo sufrir, todo soportar, todo realizar y esperar en este Amor en pura transformación por Dios.
María Inmaculada tenía este Amor en pura transformación, este Amor en Perfección acabada y sublime. De manera, que Ella estaba siempre inmersa en Dios, inmersa en la trascendencia Divina, en Su Gracia, en Su Divina Voluntad. Y por eso todas Sus acciones tenían un valor sobrenatural ilimitado, incalculable, casi infinito para la pura criatura. Y así todo lo que Ella hacía era sumamente agradable a Dios y provechoso para la Salvación de la humanidad.
Y si vosotros, aunque miserables mortales también tuviereis el amor en pura transformación en vosotros, todas vuestras obras adquirirán delante del Altísimo un gran valor, tanto para vuestra Salvación como para la Salvación del mundo. Y la misma Santísima Virgen unirá el Amor de Ella y los Méritos de Ella con vuestro amor y vuestros méritos, volviendo todo eso delante de Dios de un valor, de un peso, de una belleza sin igual que encantarán mucho más el Corazón del Señor Altísimo de lo que encantó la belleza de la Reina Esther el corazón del Rey Asuero.

Vosotros Mis hermanos, imitando este Amor de la Santísima Virgen viviréis más en el Cielo que en la Tierra, más entre los Arcanos Celestes que entre la miseria de las cosas terrestres. Y aunque, todavía viváis en carne mortal como viadores, vosotros ya viviréis con vuestro corazón inmerso en aquella bienaventuranza que Nosotros los Elegidos gozamos en el Cielo, y de todo vuestro ser esparcirá la Paz del Cielo, la Felicidad del Cielo, la Gracia del Cielo y hasta incluso la Gloria del Cielo. Las almas verán en todo vuestro ser emanar una misteriosa y desconocida Paz, desconocida Gracia y desconocida Felicidad que los mortales, de este mundo, tan torpes, tan duros de corazón, tan rebeldes a Dios no conocen y no pueden poseer.

Sed los verdaderos hijos de María Inmaculada, promoviendo en toda parte la Devoción a Su Inmaculada Concepción, a Su Sacratísimo Rosario, volviendo los Mensajes que Ella os da conocidos y amados por todos los hombres. Para que así, verdaderamente de toda vuestra vida suba hacia Ella el himno más perfecto de amor, como subió de Mi vida todos los días hacia Ella el himno más bello de amor que Yo continúo entonando por todos los siglos de los siglos en el Cielo y en la Tierra en todos aquellos que conocen la MÍSTICA CIUDAD DE DIOS, la Vida de la Madre de Dios revelada a Mí en estos Libros Benditos que Yo escribí y que Conmigo forman la Corte de la INMACULADA CONCEPCIÓN, la Corte de las almas que más engrandecerán los Misterios de Su Vida Santísima especialmente este, de Su Concepción sin mancha y de Su pureza inmaculada.

Yo, MARÍA DE ÁGREDA, estoy con vosotros todos los días, os ayudo en todas vuestras dificultades, en todos vuestros sufrimientos. Quiero, y mucho, llevaros a la Santidad. DadMe vuestra mano y Yo os conduciré. Practicad todas las Doctrinas que la Reina del Cielo Me dio y que están contenidas en la MÍSTICA CIUDAD DE DIOS, pues por ellas subí al Cielo, aunque sufriendo, pero tuve Mi ascensión al Cielo facilitada por aquellos consejos de extrema Sabiduría de la Divina Reina, Nuestra Divina Pastora. Y si vosotros también siguiereis por el mismo camino que Yo seguí, y os dejareis formar por Ella, incluso sufriendo en esta vida subiréis en la Gloria Eterna con agilidad y facilidad y Yo también prometo ayudaros a alcanzar la más consumada Santidad con Mi poder de intercesión junto a la Virgen Inmaculada y Mi Reina.

Continuad con todas las Oraciones que la Madre de Dios os mandó hacer Aquí. Continuad sirviéndoLa todos los días con amor.
Sacad fuera de vuestro corazón toda envidia, codicia, ambición, vanidad, orgullo, rebeldía, languidez, desanimo, tristeza, lentitud, duda en el Servicio de la Santísima Virgen, pues de lo contrario no entraréis en el Reino de los Cielos, ni en el Reino del Corazón Inmaculado de Ella.
Venid a Mí y Yo os ayudaré a liberaros de todo eso y llegaréis incólumes, perfectos e inmaculados en la Presencia de Ella ante la cual hasta incluso los Ángeles más puros del Cielos se estremecen, tan grande es la Gloria, la Majestad y la Pureza de la Madre de Dios.
A todos en este momento, Bendigo generosamente de ÁGREDA, de TOLEDO y de JACAREÍ.
La Paz!

MENSAJE DE MARÍA SANTÍSIMA:

“- Amados hijos Míos, hoy, cuando aún conmemoráis MI CUMPLEAÑOS Aquí, Yo vengo una vez más, para Bendeciros, para llenaros con Mi Gracia, con Mi Amor, con Mi Misericordia y deciros:
Vosotros, Mis hijos, que Me amáis, sois el más precioso regalo que podéis darMe en el día de Mi Fiesta.
Sois Mi más precioso regalo porque todos los días de vuestra vida os has esforzado por amarMe, por obedecerMe, por volverMe conocida y amada de todos Mis hijos. Y es por eso que en vosotros encuentro Mis Delicias, encuentro Mi descanso, encuentro Mi reposo, encuentro en vuestras almas ya Mis propios rasgos, ya comenzáis a asemejaros a Mí, vuestra Madre Celestial y a tomar Mis facciones, es decir, tener las mismas Virtudes que Yo tenía y comenzáis a tener un poco de aquel Amor del cual siempre viví abrasada. Por eso, en vosotros que os esforzáis todos los días para asemejaros con vuestra Madre Celeste, Yo Soy consolada, Yo Soy amada, Yo Soy glorificada y en vosotros mismos Yo encuentro y de vosotros recibo el mayor y más bello regalo.
Sois el más bello regalo de Cumpleaños (Aniversario) para vuestra Madre del Cielo, porque acogisteis Mis pedidos Maternos: de ORACIÓN, de SACRIFICIO y de PENITENCIA.

Si! Gracias a Mi hijito Marcos, que siempre Me obedeció en todo y que es el más esforzado y dedicado de Mis hijos, vosotros recibisteis la TRECENA, la SETENA, Mi ROSARIO MEDITADO con los Mensajes de Mis Apariciones del mundo todo, la HORA DE LA PAZ, LA HORA de Mi esposo SAN JOSÉ, todas las otras Horas de Oración. Y ahora vosotros hacéis lo que Yo quiero, vosotros rezáis mucho todos los días, gracias a estas Horas de Oración.

Hay ahora tanta Oración! Tantas TRECENAS! Tantas SETENAS! Tantos ROSARIOS! Tantas HORAS SANTAS que pasáis Conmigo, con Mi esposo JOSÉ, con Mi Hijo JESÚS y también con todos los ÁNGELES y SANTOS, contemplando el Amor de DIOS, contemplando la Palabra de DIOS, aprendiendo Aquí la Santidad que agrada a DIOS, aprendiendo de Mí, de Mis Maternos Mensajes el modo perfecto de Servir al SEÑOR, de evitar el mal y de Salvar vuestras almas. Hay ahora tanta… tanta Oración! Y era eso que Yo siempre quise, era esto que Yo quería desde el comienzo de Mis Apariciones Aquí, daros un programa de Oración sólido, poderoso para convertiros y salvaros, ardiente, perfecto. Y esto todo fue hecho para vuestra Salvación y dado a vosotros por Mi hijito Marcos, de quien Me enorgullezco enormemente en el día de hoy y que ha sido un Don Precioso, un regalo particularísimo que Mi Hijo JESÚS Me dio a Mí.

En este Mi hijo Me complazco! En este Mi hijo Me veo plenamente correspondida, amada, obedecida, seguida, servida y glorificada. Y por medio de las obras de las manos de él que permanecerán hasta el fin del mundo, Yo continuaré guiando generaciones y generaciones, incluso después que Mis Apariciones terminaren Aquí todos los días. Y estas generaciones nutridas, alimentadas directamente y personalmente por Mí, por Mis Mensajes gravadas en estas Horas Santas, Mi Corazón irá siempre produciendo Santos y más Santos, cuya resonancia de la Santidad de sus vidas darán Gloria Eterna incesante al Señor Dios por todos los siglos de los siglos.

En vosotros Mis hijos y en Mi hijo Marcos, recibo el más bello y precioso regalo porque vosotros Me escuchasteis, porque vosotros renunciasteis a vos mismos, a vuestra voluntad, al mundo, hasta a vuestra forma de pensar para conformaros, amoldaros a Mi Materno querer, a Mi Materna Voluntad. Y por eso en vosotros puedo proseguir la obra de Conversión y Salvación todos los días, derrumbando obstáculo por obstáculo, rival por rival, apego por apego, amor desordenado por amor desordenado que todavía existe dentro de vosotros. Y puedo todos los días en vuestro corazón, hincar la bandera de Mi mayor Victoria y de la Victoria del Señor.
En vosotros, que Me correspondéis todos los días Soy Glorificada, Soy Consolada, Soy Amada y proclamo Mi mayor Victoria sobre Mi eterno adversario, sobre satanás.

Este Lugar de las Apariciones de Jacareí, que Me es queridísimo como la niña de Mis Ojos, como la fibra más profunda e íntima de Mi Corazón y que Yo Amo con todo Mi Corazón, es la señal de Mi gran Amor por el mundo todo. Es la gran señal de cuánto lucho para Salvar todos Mis hijos, de cuánto favorecí la ingrata y pecadora humanidad en estos tiempos malos de rebelión contra Dios y Su Ley de Amor, de cuánto Yo olvidada de las penas y ofensas que de vosotros recibí, Me desbordé todavía más para Amaros, para Salvaros, para Bendeciros de todas formas, para arrancaros de las garras del pecado y de satanás y para devolveros a Dios que es vuestro Padre que os Ama y que quiere vuestra Salvación a todo precio.

Mis Apariciones Aquí, Este Lugar querido, Mi hijo Marcos, Mis Esclavos de Amor y todos Mis hijos Peregrinos que Me aman verdaderamente con toda la fuerza de Su corazón, Aquí Mi Corazón Inmaculado proclama ya Su Victoria aunque el mundo alrededor sea un desierto frío, helado, lleno de odio, pecado y falta de amor por Dios y por Mí. Mas Aquí en este oasis de amor, que Yo planté en este Lugar gracias a un corazón dócil, gracias a un corazón abierto, gracias a un corazón puro y cristalino que Me respondió si hace 20 años atrás, Aquí, realizo las mayores maravillas de Gracia de Mi CORAZÓN INMACULADO.

Yo Soy muy feliz, Soy felicísima Aquí! Porque en Mi hijo Marcos y en los otros Mis hijos que Me corresponden con amor, ya tengo en sus corazones un Trono bello, magnífico, luminoso en el cual Me siento como Reina, Emperatriz y Soberana absoluta.
A todos en este día, en que el Cielo y la Tierra festejan el NACIMIENTO DE VUESTRA MADRE CELESTE que es la Aurora de vuestra Salvación anunciando la llegada del sol naciente, CRISTO, el Salvador, el Redentor. A todos os Bendigo generosamente ahora de FÁTIMA, de MEDJUGORJE y de JACAREÍ.
La Paz Marcos, la Paz a todos vosotros, Mis hijos amados.”

SANTA MARIA DE ÁGREDA:

“- Aquí en este Santuario donde la Vida de Nuestra Divina Reina María que Yo escribí en los Libros Mística Ciudad de Dios, ya son divulgados hace 10 Años, en este momento, derramo una particularísima Bendición Especial y sobre todos los que leen la Vida de la Reina Santísima en los Libros Mística Ciudad de Dios extiendo en este momento Mi Manto de Amor.
La Paz Marcos! Hasta pronto, Caballero de la Mística Ciudad de Dios, María Reina Nuestra.”



31.07.2011 – Mensaje de María Santísima:
“Mis amados hijos, hoy, cuando ya se aproxima el día de Mi Aniversario que esta semana vosotros conmemorareis, Yo quiero deciros que vos sois el presente precioso que Mi Corazón Inmaculado recibió de las Manos de Mi Divino Hijo y que tanto Amor y Alegría traen a MI CORAZÓN!

Aquí en estas Apariciones de Jacareí, donde Soy ardientemente amada de todo corazón por Mi hijo Marcos, que por Mí hizo cosas grandiosas, una obra inmensa resumida en todos los ROSÁRIOS MEDITADOS que él hizo, en todas las HORAS DE ORACIÓN, en todos los FILMES DE MIS APARICIONES, de la VIDA DE LOS SANTOS y todo los demás que él aún hará, y en vos que Me correspondéis, que Me obedecéis y que Me seguís todos los días con amor y docilidad, Yo recibí de las Manos de Mi Divino Hijo Jesucristo el más precioso regalo de aniversario de todos los tiempos!

Aquí, en estas Apariciones de Jacareí, donde Mi hijo Marcos ya realizó, no va a realizar, ya realizó la mayor de todas las obras que fue volver Mi Rosario Meditado con Mis Mensajes rezado, amado todos los días por tantos de Mis hijos! Él hizo Mis Mensajes de Paz, los Mensajes de Mi esposo SAN JOSÉ y las Glorias de Él ser conocidas por Nuestros hijos en Nuestras Horas de Oración, como nunca antes había sido hecho en la historia de la humanidad. Él, Mi hijo Marcos, que hizo que las Glorias de los Santos, que las enseñanzas altísimas de los Santos se volviesen conocidas por todos Mis hijos en las HORAS DE LOS SANTOS.

Él que hizo que el valor, el poder, la eminencia de los Santos Ángeles fuese conocida, fuese amada por todos Ms hijos en la HORA DE LOS SANTOS ANGELES.
Él hizo el Corazón de Mi Divino Hijo Jesucristo ser amado y conocido como nunca por la
HORA DE MI SAGRADO CORAZÓN.
Él que hizo que el ESPÍRITU SANTO sea conocido, buscado, amado y servido con fiel corazón por todos los que rezan la
HORA DEL ESPÍRITU SANTO.

Él que hizo el ROSARIO DE MIS LÁGRIMAS ser conocido, amado y rezado por Mis hijos con ardiente amor todos los días… Que hizo Mis Apariciones y Mensajes a Mi hijita AMÁLIA AGUIRRE en la cual revelé la Devoción de Mis Lágrimas Benditas ser conocida como nunca antes por Mis hijos brasileros y hasta fuera del Brasil.

Él que ha hecho todas Mis Apariciones, especialmente la de LA SALETTE, de FÁTIMA, de LOURDES, de MONTICHIARI y todas las otras, hasta las más desconocidas ser conocidas, amadas por todos Mis hijos.

Este Mi hijo amado que ya realizó la mayor obra de todos los tiempos, ya Me dio el mayor regalo de aniversario de todos los tiempos de la humanidad, dándoMe lo que Yo más quería: que Yo fuese conocida y amada por todos Mis hijos, por medio de estos filmes, de estas Horas Santas de Oración, de la divulgación de Mis Mensajes, dándoMe corazones, corazones que fueron conquistados por el trabajo de este Mi hijo Marcos. Corazones que ahora están rendidos a Mis pies y en los cuales Yo ya comienzo a reinar como Reina Soberana y Emperatriz absoluta de todos ellos.

En este Mi hijo que ya realizó esta gran y magnífica obra por Mí, Yo Me veo amada, glorificada, consolada, exaltada, correspondida plenamente. Y en él coloco todas Mis complacencias, todas Mis benevolencias y todo Mi Amor! Y lo mismo, el mismo Amor, el mismo cariño también tengo por todos Mis hijos que de corazón correspondieron a Mi llamado Aquí a lo largo de todos estos años, que ayudaron a Mi hijito Marcos a divulgar los Tesoros que Aquí en Mis Apariciones Yo he dado al mundo entero. Que han sido abejitas laboriosas y junto con él Me han vuelto más conocida, más amada, correspondida y obedecida por todos Mis hijos.

A todos estos Mis hijos que luchan por este Mi Santuario, que ayudan esta Mi Capilla, que ayudan esta Mi Obra de Salvación a llegar al conocimiento de todos Mis hijos para convertirlos y salvarlos, Yo doy toda la benevolencia, doy toda la predilección y toda la complacencia de Mi Corazón. Y en estos Mis hijos Soy plenamente consolada, plenamente amada, plenamente correspondida, y de estos Mis hijitos, Yo ya recibí el más precioso y valioso regalo que Yo deseaba recibir de Mis hijos y que Yo busqué en los hombres, en los pueblos y en las naciones por Mis Apariciones por toda la faz de la tierra:

EL REGALO DEL AMOR, DEL AMOR VERDADERO, DEL AMOR FIEL, LEAL, JUSTO, ARDIENTE Y SANTO.

Aquí donde recibí de Mi hijo Marcos y de Mis hijos que con él Me amaron y respondieron si y Me entregaron todo su corazón, Yo recibí la mayor alabanza cumpliendo aquello mismo que Mi Divino Hijo dijo: “De  los pequeños y de aquellos que todavía maman sacaste la más perfecta alabanza”
Si, de Mis más pequeñitos hijos, de los más humildes, de los más simples y desconocidos del mundo, Yo Aquí recibí el más elevado y perfecto amor y alabanza. A vos a quien tanto Amo y a quien tanto di pido:

PERSEVERAD EN ESTE AMOR!

Seguid rezando todas las Oraciones que Yo os di y os pedí. Seguid volviéndoMe conocida y amada de todos Mis hijos que todavía no Me conocen, para que todos ellos sientan Mi Amor, conozcan Mi Amor y vengan hacia los Brazos de la Madre del Cielo que os llama sin cesar. A vosotros que sois Mi familia, que sois los invitados de Mi mesa, de Mi casa, que sois aquellos hijos Míos cuyas vestiduras son forradas por dentro y por fuera, o sea, a los cuales Yo revisto de las Virtudes Propias de Mi Corazón, para que a Mi imitación seáis perfectos, Santos y ardientes de amor por el Señor como Yo fui. Hoy, en este momento Bendigo generosamente de MONTICHIARI, de HAROLDSBACH, de MEDJUGORJE y de JACAREÍ.
Que vuestra alegría sea plena Mis hijos! Quedad en la Paz del Señor. Vuestra Madre del Cielo os Ama mucho, nunca olvidéis:

SOIS MÍOS Y YO SOY TODA VUESTRA.

La Paz!”


26.07.2011 – Mensaje de María Santísima:
“- Mis hijos, hoy cuando conmemoráis el día de Mis Santos Padre, Joaquín y Ana, Yo os invito a imitar el Amor abrasadísimo que Ellos poseían por el Señor.

Amad al Señor como Joaquín y Ana lo amaron, sirviéndoLo todos los días con todo vuestro corazón, con toda vuestra alma y con todas vuestras fuerzas, buscando cada vez más dar lo mejor de vos mismos en el servicio de ÉL, cumpliendo Sus Mandamientos con amor y dándoLe Gloria con vuestra vida siempre más conforme a la Santa Voluntad de ÉL.

Amad al Señor como Joaquín y Ana lo amaron, poniendo al servicio del Señor toda vuestra vida, viviendo cada vez más una Verdadera Vida en ÉL, y teniendo como única finalidad de todas vuestras acciones y obras agradar al Señor y volverLo más conocido y amado por todas las criaturas. Así, vosotros os volveréis un perfecto himno de amor al Señor y seréis una señal de Su amor en la Tierra.

Amad al Señor como Joaquín y Ana lo amaron, viviendo siempre en profunda Oración, en continua intimidad con el Señor por la unión perfecta de vuestras almas y de vuestras vidas con ÉL, como hacían Mis Santos Padres, para que así seáis transformados en verdaderos serafines de amor de los cuales sube todos los días el incienso de amor en pura transformación hasta el Trono del Señor para contentarLo, agradarLo y darLe suma Gloria. Así, seréis verdaderamente copias perfectas de Mis Santos Padres en lo que refiere al Amor que Ellos albergaban por Dios todos los días y seréis por ËL amados con especial predilección y ternura.

Yo estoy con vosotros todos los días y nunca os dejo. Soy vuestra Madre Celestial y quiero conduciros al Cielo, a la Santidad completa. Dejaos cargar en Mis Brazos Maternos y Yo os conduciré hasta el Cielo.

Con Mis Santos Padres, Joaquín y Ana, a todos en este momento Bendigo generosamente y especialmente a ti, Marcos, ardiente devoto de Mis Santos Padres e hijo espiritual tan querido de Ellos. La Paz.”


25.07.2011 – Mensaje de María Santísima:

“- Rezad, Mis hijos, rezad mucho el Rosario de las Lágrimas de Sangre. Cuando rezáis este Rosario, Yo libero muchas almas que están presas en las garras de satanás por el pecado. Con este Rosario, Yo reconduzco muchas almas de hijos Míos que se extraviaron hacia el camino de regreso al aprisco seguro de Mi Corazón Inmaculado, de regreso a los Brazos del Padre Eterno. Rezad, por lo tanto, muchas veces Mi Rosario de las Lágrimas de Sangre. Por la Virtud de Mis Lágrimas Benditas Yo Salvaré muchas almas y obtendré Mi Mayor Triunfo sobre el infierno.

La Paz, Mis hijos, quedad en la Paz del Señor. Yo os Bendigo y te Bendigo también Marcos, propagador y Apóstol fiel de Mis Lágrimas Benditas.”


24.07.2011 – Mensaje de Santa Ana:

“- Mis amados hijitos, esta semana cuando vosotros conmemoráis Mi día, Yo, ANA, Madre de la Virgen María Sierva del Señor vengo una vez más para Bendeciros, para daros Mi Paz y para llamaros a crecer cada vez más en el Amor de Dios, siendo verdaderas azucenas y lirios del Señor, donde ÉL puede sentir el suave y agradable perfume del amor, de la pureza, de la bondad y de todas las Virtudes en vosotros.

Sed las azucenas del Señor, creciendo cada vez más en la virtud y en el amor, que agrada al Señor y que da valor eterno a todas vuestras obras y oraciones. Para que así, todos los días de vuestra alma se exhale el suave y odorífero perfume del Amor Divino, de la suprema caridad, para perfumar este mundo repleto por el mal olor del odio, del pecado, de la rebelión contra Dios. De forma que, vuestro perfume de amor cada vez más se esparza y llegue más lejos transformando los pantanos putrefactos de las almas de tantos hijos Nuestros que están en el pecado, se vuelvan nuevamente: jardines bellos, floridos y perfumados para agradar al Señor Nuestro Dios.

Sed las azucenas y los lirios del Señor, creciendo cada vez más en la Virtud de la Pureza que tanto agrada al Señor, sobre todo, la pureza del corazón, huyendo cada vez más de las ocasiones de pecado y de todo cuanto disgusta, apena, ofende al Señor, para que verdaderamente el Espíritu Santo pueda habitar en vuestras almas, pueda morar siempre en vuestros corazones y nunca salga de vuestras almas contristado por vuestros pecados. Para que entonces, día tras día, crezcan en vosotros todas las Virtudes, todos los frutos del Espíritu Santo. Y ÉL pueda cada vez más regalaros con Sus Dones Santos, realizando en vosotros Obras Santas de gran valor que den satisfacción, alegría y contentamiento al Altísimo.

Sed las azucenas y los lirios del Señor, buscando todos los días obedecer cada vez más los Mensajes que Mi Hija MARÍA SANTÍSIMA os dio Aquí, para que cada día os acerquéis más al Señor y a Ella, os alejéis cada vez más del pantano del pecado donde estabais atascados antes. Y cada vez más vuestras almas se vuelvan luminosas estrellas de Perfección, Santidad y Amor delante del Señor.
Si vosotros fuereis estas azucenas y estos lirios que Yo os invito a ser, vosotros todos los días daréis a Mi Hija MARÍA SANTÍSIMA una Corona Mística Espiritual de muchos lirios y azucenas, que mucho la agradarán y que harán que Ella derrame sobre vosotros las más copiosas Bendiciones y Gracias de Su Corazón Inmaculado.
Yo durante toda Mi vida fui una azucena y un lirio purísimo del Señor, buscando en todo y por todo hacer la Voluntad del Altísimo, cultivar en Mí misma las más variadas y ricas Virtudes, buscando cada vez más hacer de Mi Vida un perfecto himno de Amor al Señor!

Si vosotros imitareis Mi Vida seguiréis por el mismo camino que Yo caminé, y entonces llegaréis con seguridad a aquella Perfecta Santidad, que la Santísima Trinidad tanto desea y tanto espera de vosotros.
Yo estoy con vosotros, Mis hijos!  Vosotros que sois los hijos de Mi Hija María. Soy vuestra Madre también, cuido de vosotros! Estoy a vuestro lado en todo momento para ayudaros a superar no solamente vuestros defectos y vuestras miserias interiores, sino también para vencer todas las pruebas y dificultades de esta vida y podáis ser fieles al Señor hasta el final y juntos con Mi Hija María la INMACULADA CONCEPCIÓN, podáis aplastar cada vez más la cabeza de satanás y del pecado: con vuestra Santidad, con vuestro amor y con vuestra vida cada vez más escondida e inmersa en el Corazón Inmaculado de Ella.
Yo, ANA, extiendo en este momento sobre todos vosotros Mi Manto de Protección y de Amor y derramo sobre vosotros las más abundantes Bendiciones de Mi Corazón Maternal… (Pausa grande)
Ya os Bendije Mis hijos!

Este Santuario, este Lugar Santo, es el lugar donde el Cielo hizo Su Trono y derrama con abundancia las Gracias de Salvación y de Paz para todos!
Aquí está Mi Trono! Aquí está Mi segunda Casa de Nazaret, donde Yo, donde Mi Hija María, donde Mi esposo Joaquín, donde el Mismo Dios habitan día y noche,
Venid Aquí a rezar siempre!
Venid Aquí en procesión!
Venid Aquí a hacer Meditación y Oración!
Venid Aquí a Meditar Nuestros Mensajes!
Venid Aquí a Meditar los Dolores de Mi Hija María Santísima, que están tan olvidados.
Venid Aquí y Aquí Me encontraréis siempre para Amar, Proteger y Consolar…
A todos dejo Mi Paz. La Paz Marcos, Mi hijo predilectísimo que Yo tanto Amo. Tú, que trabajas tanto para Mi Hija MARÍA, que eres tan dedicado a Ella, sobre ti derramo en este instante una Bendición Particular de Mi Corazón.”


 17.07.2011 – Mensaje de San José:

“- Mis hijos, Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN os Bendice hoy una vez más y os da la Paz.Creced cada día más en al verdadera Devoción a Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN, viviendo cada día más en Mi Presencia, en Mi Amor, correspondiendo con todo vuestro corazón a Mi llamado y creciendo cada vez más en la verdadera confianza y dependencia de Mi Amor, exactamente como hizo ISAAC con su padre ABRAHAN.

Isaac amaba tanto a su padre ABRAHAN que no contestó, ni incluso cuando el padre fue preguntado por el hijo donde estaba el sacrificio para ser ofrecido al Señor y el padre le respondió: “El Señor providenciará.”

Isaac confió en su padre, confió que su padre sabía perfectamente todo lo que estaba haciendo y lo que iba a hacer. Y cuando Isaac vio que el sacrificio sería él mismo, no resistió al padre, no contestó, no opuso resistencia a aquello que el padre debía hacer. Confió en él, aunque aquello fuese contra todos sus principios, contra su propia naturaleza, contra su entendimiento. Confió en el padre y el
Señor dio el premio a ABRAHAN y a ISAAC bendiciéndoos y volviéndoos Patriarcas de todo el Pueblo de Dios.

Si vosotros también tuviereis para Conmigo la verdadera confianza, el verdadero amor, la verdadera dependencia, el verdadero amor filial tal como ISAAC tenía por su padre. Si confiareis que aquello que hago por vosotros, que la obra que Yo realizo en vosotros por medio de Mis Mensajes es Santa y que Yo sé para donde os conduzco. Y si vosotros os dejareis guiar, conducir dócilmente por Mí incluso que eso sea conduciros, por medio de sacrificios, en medio de sacrificios y sufrimientos, que no entendéis, que no comprendéis. Si confiareis, si os dejares conducir por Mí, vosotros también seréis premiados con la Bendición del Altísimo, con la Bendición del Señor, tal como ABRAHAN, tal como ISAAC fueron.

Ved que Yo os llamo a la confianza completa en Mi Amor, que Yo os llamo a la confianza total, irrestricta en Mi Amor. Quiero de vosotros una confianza idéntica a aquella que ISAAC tenía por su padre.
Solamente de esta forma podré guiaros y conduciros por la vía: del Amor, del Bien, de la Gracia y de la Paz.

Hoy, os Bendigo, a todos vosotros que oís Mi Mensaje por medio de la voz ronca de Mi hijo Marcos, resfriado, que resistió hasta ahora para que Yo pudiese transmitiros Mi Mensaje.

Ved hijitos, que Mi Amor no se cansa de enseñaros la Verdadera Devoción para Conmigo que Yo espero de vosotros y que vosotros debéis tener. De vosotros a quien tanto enseño, espero siempre más la práctica perfecta de Mis Lecciones de Amor.

Adelante, Mis alumnitos! Practicad lo que os enseño! Porque en Mis Palabras se encierra gran Sabiduría que es negada a los soberbios de corazón, pero que es revelada y enseñada a los puros, a los humildes, a los simples de espíritu.
A todos, en este momento Bendigo con Amor.”


12.07.2011 -  Mensaje del Ángel Manuel:

“- Marcos, Mi amado amigo, hoy, Yo te Bendigo nuevamente y te doy Mi Paz. La Verdadera Devoción a Nosotros, los Santos Ángeles, conduce al alma a la Verdadera Devoción a San José por un Camino Verdadero de Amor, confianza, generosidad, donación total y obediencia completa a San José. Cuanto más el alma Nos ama y se deja conducir por Nosotros, más ella crece en este Verdadero Amor a San José. Por medio de Nuestra Hora, la Hora de los Ángeles, y de la perfecta imitación de Nuestras Virtudes, Nosotros enseñamos al alma como ella debe amar a San José, como debe obedecer a San José en todo para cumplir perfectamente la Voluntad de Dios. Si el alma es dócil a Nosotros, Nosotros la ayudamos a crecer cada vez más en las Virtudes que son más queridas a San José, principalmente la del Amor, y hacemos que ella avance cada vez más en dirección de la Santidad Perfecta que agrada a Él. Para agradar a San José el alma debe purificarse completamente del propio “yo”, o sea, del amor desordenado de la propia voluntad, para se enteramente como San José era: conforme a la Voluntad del Señor siempre. Comenzad diciendo “no” a vuestros pequeños apegos y más fácilmente conseguiréis vencer los grandes apegos desordenados. Yo, Manuel, prometo ayudar a todos los que con confianza y docilidad se confiaren a Mí y solicitaren Mi ayuda celestial.
A todos Bendigo en este instante con Amor.”


11.07.2011 – Mensaje de San José:

“- Queridos hijos, Mi Amantísimo Corazón hoy os Bendice una vez más y os da la Paz. Mi Amantísimo Corazón os llama hacia cerca de Él, de Mi, vuestro padre, que os Amó tanto y os invitó a seguir cada vez más por la vía de os tengo señalado en Mis Mensajes.

Mi Amantísimo Corazón os enseña hoy cómo debéis hacer para agradar al Altísimo y ser por Él oídos en vuestros corazones: siendo exactamente como Yo fui, completamente conformes a la Voluntad del Señor y totalmente dóciles a Su Voluntad. De esta forma, el Señor se complacerá en vosotros viéndoos bien dispuestos interiormente a cumplir Su Divina Voluntad que es siempre Justa, Recta y Santa. Cuando el Señor encuentra un alma plenamente conforme a Su Voluntad, ÉL da al alma la Plenitud de la Paz Interior y la Perfecta Alegría del Espíritu. Fue por eso que Yo estaba siempre en completa Paz Interior y Alegría incluso en los mayores sufrimientos y pruebas, pues Mi Voluntad y Mi Corazón estaban siempre conformados al Divino Beneplácito del Altísimo en todas las circunstancias. Es a esta Plenitud de Paz Interior y a esta Perfecta Alegría que Yo deseo llevaros por medio de Mis Apariciones Aquí en Jacareí. Dejaos conducir por Mí y Yo os volveré Plenos de la Paz del Cielo.
Rezad. Rezad. Rezad. A todos hoy Bendigo con Amor, y especialmente a ti Marcos, Mi hijo bien amado.”

 

 


10.07.2011 – FIESTA ANTICIPADA DE LOS 64 AÑOS DE LAS APARICIONES DE MONTICHIARI
Mensaje del Divino Espíritu Santo:

“- Mis almas elegidas! Yo el ESPÍRITU SANTO, Espíritu de JESÚS, Tercera Persona de la Santísima Trinidad, vengo a vosotros hoy con MARÍA INMACLADA, Mi Esposa Divina, para llamaros una vez más para Mi Amor, para aceptar Mi Amor y para dejaros guiar y llevar por Mi Amor al Cielo.

Sois Mis Ciudades, sois Mis moradas y en vosotros Yo deseo habitar para colmaros con Mi Gracia, con Mi Santidad, con Mi Pureza y Mi Amor, a fin de transformaros en bella obra de glorificación de Mi Nombre, de exaltación de la Trinidad, y, sobre todo, de gran Salvación para vosotros mismos.

Sois Mis Ciudades Santas, y he aquí lo que Yo deseo: deseo perfumaros, perfumar vuestras calles, o sea, vuestros corazones, vuestras almas, hasta hacerlas verdaderamente volverse jardines odoríferos, jardines purísimos donde Mi Gracia, donde el perfume de Mi Gracia y de Mi Santidad se esparza cada vez más y sustituya el hedor del pecado, cambiándolo por el suaves olor de todas las Virtudes, que tan queridas Me son, especialmente la Virtud del Amor!

Sois Mis Ciudades Santas, que ahora estáis en ruinas… Mi adversario os arruinó… Este mundo corrupto y corruptor, perverso y pervertidor os arruinó, pues puso en el suelo vuestras murallas, derrumbó vuestras casas una a una, resquebrajó todos vuestros pozos, os transformó en desiertos donde solamente viven escorpiones y víboras, o sea, donde sólo crecen pecados, miserias y vicios. Pero, Yo el SEÑOR vengo para reconstruir vuestras Ciudades, para levantar vuestras murallas, para edificar de nuevo vuestras casas, para hacer vuestros pozos desbordar de agua pura y cristalina hasta transformar vuestras calles en verdaderos ríos. Vengo para transformar vuestras almas de desiertos áridos y resecos en nuevos jardines de Gracia, Belleza y Santidad.

Sois Mis Ciudades Santas y Yo os reconstruiré, dice el Señor. Soplaré en vosotros fuertemente, derramaré sobre vosotros Mi Espíritu de Vida y vosotros entonces reviviréis. Haré vuestros cadáveres, vos, Oh pecadores, que ya moristeis hace mucho tiempo espiritualmente por vuestros pecados. Haré vuestros cadáveres levantarse, les daré nueva vida soplándoos, soplándoos Mi Espíritu, Mi hálito de vida y vosotros reviviréis! Seréis un Pueblo Santo para Mí vuestro Dios. Me alabaréis, Me amaréis de nuevo y verdaderamente viviréis para Mí. Giraré vuestros corazones hacia Mí y vuestra vida será toda para Mí, Conmigo y en Mí. Yo haré las antiguas flores de vuestras virtudes brotar nuevamente y os transformaré en un jardín de rara belleza. Haré que vuestras tierras antes secas y áridas, ahora se transformen en bellas viñas, donde Yo podré deleitarMe con los frutos de vuestro amor, de vuestra santidad, de vuestra lealtad para Conmigo.

Vosotros sois Mis Ciudades Santas, que fuisteis arruinadas y destruidas por el pecado, pero Mi Poder que es mayor que todo mal, os hará nuevamente revivir. Sanaré vuestras heridas, cerraré todas las llagas que el pecado y que Mi adversario, el demonio, abrió en vuestras almas, y os daré una nueva y refulgente belleza. Transformaré vuestros harapos en vestidos reales de belleza impresionante y sumamente agradable a Mí, para los Ojos de vuestro Dios. Os daré una nueva belleza interior que superará hasta incluso la belleza de las estrellas del Cielo.
Si vosotros Me fuereis dóciles, si vosotros os dejareis transformar por Mí, por medio de los Mensajes de Mi Esposa Celestial, la VIRGEN MARÍA, Yo realizaré en vosotros esa obra de Gracia, Amor, Salvación, Belleza y Glorificación de Mi Nombre.

Sois Mis Ciudades, pero vosotros sustituisteis Mi Trono que quedaba en el punto más elevado de vuestra ciudad, de vuestra alma y colocasteis en su lugar un impío trono: de amor a vosotros mismos, de amor al mundo, al pecado, de amor al diablo, que se esconde detrás del pecado. Vosotros sustituisteis Mi Presencia, la Presencia de Mi Divinidad en vuestra alma por la presencia del mal, del pecado, del amor desordenado de vosotros mismos y de las criaturas. Pero he aquí que Yo vengo Fuerte y Poderoso, para derrumbar ese trono impío por tierra, para despedazarlo hasta no quedar piedra sobre piedra de él y para reedificar de nuevo en vuestras almas Mi Trono, Mi Trono Real, para ahí sentarMe como único Señor, como único Amor, como único bien de vuestras almas…
Si vosotros fuereis dóciles a MARÍA, Mi Esposa Predilectísima, Yo realizaré en vosotros este gran Milagro de Amor, de Gracia y Salvación, restableciendo Mi Trono en el punto más elevado de vuestra alma, de donde esparciré Mi Divina Luz, sobre todo vuestro ser, iluminándolo y llenando cada vez más con los influjos de Mi Gracia, de Mi Amor y de Mi Propia Divinidad Real.
Yo Soy el Esposo de vuestras almas, Soy un Esposo celoso y no admito compartir. No admito que améis a Mi y que tengáis otros amores dentro de vosotros, cohabitando con Mi Amor.
Os quiero únicamente para Mí! Os quiero únicamente Míos!
Por eso, voy a destruir dentro de vosotros todo cuanto no Soy Yo, todo cuanto es diferente, contrario u opuesto a Mi Amor, de manera que vosotros seáis única y exclusivamente Míos por toda la Eternidad, pues os Amo mucho! Os Amo con un amor que si fuese fuego, si fuese fuego natural derretiría todos los elementos creados, derretiría todo el universo, consumiría, diluiría todo el universo en el Fuego de Mi Amor.

OS AMO MUCHO! Y OS QUIERO COMPLETAMENTE Y EXCLUSIVAMENTE PARA MÍ.
VENID A MÍ POR MARÍA, POR MEDIO DE MARÍA Y JAMÁS OS RECHAZARÉ.
VENID A MÍ POR MEDIO DE MARÍA Y ME DARÉ TOTALMENTE A VOSOTROS!
VENID A MÍ POR MEDIO DE MARÍA Y OS ENTREGARÉ TODOS LOS TESOROS DE MI PODER Y DE MI GRACIA, COLMÁNDOOS Y ENRIQUECIENDOOS, VOLVIENDOOS PARTRE DE MI PROPIA FAMILIA REAL Y PARTICIPANTES DE MI ETERNA FELICIAD.
VENID A MÍ POR MARÍA! ENTREGAOS COMPLETAMENTE A MÍ POR MEDIO DE MARÍA Y YO ME ENTREGARÉ COMPLETAMENTE A VOSOTROS PARA VIVIR CON VOSOTROS PORA SIEMPRE!
YO, EL ESPÍRITU SANTO, ESCOGÍ ESTE LUGAR, ESTE LUGAR SANTO Y SAGRADO PARA SER MI TRONO, MI TABERNÁCULO, PARA SE AQUÍ MI SANTO DE LOS SANTOS.

ASÍ, COMO MOISÉS SACÓ SUS SANDALIAS DELANTE DE LA SARSA ARDIENTE DONDE MI DIVINIDAD SE MANIFESTABA A ÉL, ASÍ TAMBIÉN ESTE LUGAR QUE ES TAN SANTO CUANTO AQUEL DEL MONTE SINAÍ, ES PARA VOSOTROS EL LUGAR DONDE DESEO ALIMENTAR VUESTRAS ALMAS, COLMAR VUESTRAS ALMAS DE MI AMOR, LLEANRLAS HASTA DESBORDAR COMPLETAMENTE DEL FUEGO Y DE LA GRACIA DE MI AMOR.

ESTE LUGAR ESCOGIDO ANTES DE TODOS LOS SIGLOS PARA SE ENTERAMENTE MÍO, PARA SER ENTERAMENTE DE MARÍA SANTÍSIMA, ES SAGRADO Y NINGUNA BLASFEMIA CONTRA ÉL SERÁ PERDONADA, PORQUE SERÁ UNA BLASFEMIA HECHA ENTERAMENTE A MÍ, QUE ASÍ LO ESCOGÍ Y PREPARÉ.
NINGUNA BLASFEMIA CONTRA MIS APARICIONES AQUÍ, CONTRA LAS APARICIONES DE MI ESPOSA PREDILECTÍSIMA MARÍA AQUÍ SERÁ JAMÁS PERDONADA! PORQUE ES UNA BLASFEMIA HECHA DIRECTAMENTE A MÍ EL AUTOR DE ESTAS APARICIONES, EL AUTOR DE ESTA OBRA DE SALVACIÓN QUE YO AQUÍ REALIZO PARA EL MUNDO ENTERO.

CUIDAOS DE BALSFEMAR CONTRA MÍ, PORQUE ESTAS BLAFEMIAS JAMÁS SERÁN PERDONADAS, JAMÁS SERÁN APAGADAS DEL LIBRO DE LA VIDA Y DEL LIBRO DE LA JUSTICIA Y EN BREVE YO ENVIARÉ EL ÁNGEL CEGADOR, PARA CEGAR TODOS AQUELLOS QUE PECARON CONTRA MÍ, QUE PECARON CONTRA MI ESPOSA DILECTÍSIMA EN ESTE SANTO LUGAR.

Vosotros Mis hijos, no seáis como esos impíos, alabadMe, bendecidMe, glorificadMe, agradecedMe, porque Yo escogí este lugar de antemano y Aquí derramaré Mi Gracia como verdadero diluvio para vosotros. Aquí Yo os he enseñado la Justicia, la equidad, la rectitud, la Santidad, el Verdadero Amor que debéis tener para Conmigo y que Yo espero de vosotros. Aquí os enseño a Salvar vuestras almas y las almas de vuestros hermanos. Aquí os enseño Mis Leyes, Mis Mandamientos, aquello que verdaderamente Me agrada. Aquí Yo os he dado a probar un trago singular de Mi Amor, que no di a muchas generaciones, que tantos reyes y naciones desearon probar y no probaron. Y, no así, a vosotros Yo di a probar de las dulzuras de Mi Amor, os di a conocer las profundidades de Mi Bondad.

NO SEÁIS INGRATOS! NO RECHACÉIS TANTO AMOR QUE YO OS DI Y QUE AQUÍ OS OFRECÍ.
ABRIDME LAS PUERTAS DE VUETRO CORAZÓN, DEJADME ENTRAR EN ÉL, TRANSFORMARLO COMPLETAMENTE, PORQUE OS AMO MUCHO, PORQUE OS ESCOGÍ Y LLAMÉ HACIA MÍ ANTES INCLUSO DE QUE VOSOTROS SALIESEIS DEL VIENTRE DE VUESTRAS MADRES.
A VOSOTROS, A QUIEN TANTO DI, TANTO MÁS AMOR PIDO Y DE VOS ESPERO!

A todos, en este momento Bendigo con Mi Esposa Predilectísima, MARÍA, a todos ustedes Mis hijos que Yo tanto Amo, vuestros objetos religiosos, vuestros Rosarios y todo aquello que de aquí de Este Lugar Santo estáis llevando para ser divulgado. Y Bendigo especialmente a ti Marcos, el más dedicado, el más esforzado y trabajador de Mis hijos.
La Paz a todos ustedes Mis hijos bien amados.”


03.07.2011 – SOLEMNIDAD DEL AMANTÍSIMO CORAZÓN DE SAN JOSÉMensaje de San José:

“- Amados hijos Míos…, Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN Bendice hoy en Mi Fiesta y os da una vez más la Gracia de la Paz.

Mi Amantísimo Corazón Triunfará! Y es por eso que todos los días AVANZO SIEMPRE MÁS con Mis hijos dóciles, obedientes y fieles rumbo a aquella gran Victoria que en breve sucederá, de los Corazones de Jesús y María por medio de Mi Corazón en el mundo todo.

Nuestros Planes, LOS PLANES DE NUESTROS SAGRADOS CORAZONES SE ESTÁN DESARROLLANDO PERFECTAMENTE en todos los lugares de la Tierra a pesar del demonio, a pesar de las almas de mala voluntad, de los traidores, de los infieles, de los indeseables, de los perezosos, de los lánguidos, de los duros de corazón.

Nuestros Planes avanzan cada vez más y aquellas almas que son de la Verdad, oyen Nuestros Mensajes, reconocen Nuestra Voz y se acercan a Nosotros, se entregan completamente a Nosotros y en la vida de estas almas, Nosotros estamos realizando grandes obras Santas, obras de Gracia, transformándolas en un bello y maravilloso jardín para ofrecer a la Santísima Trinidad.

Nuestros Planes se desarrollan perfectamente en todos los locales de Nuestras Apariciones a pesar de los obstáculos que el demonio y los hombres de mala voluntad colocan en el camino de él porque Nuestros Corazones, ya previeron todo eso y de todo tenían ciencia y Nuestros Corazones, por lo tanto, sabrán Triunfar con Gloria y Poder sobre todas las fuerzas de las tinieblas.

A vosotros Mis hijos, pido cada vez más Oración, docilidad y obediencia a Nuestra Voz para que así, en vosotros Nuestra Gracia no encuentre nunca obstáculo, rival o pared alguna, barrera alguna que impida el influjo de Nuestro Amor de fluir en vosotros y por medio de vosotros para el mundo todo.

Si vosotros no colocareis resistencia a Nuestros Mensajes en vuestros corazones, entonces Nuestra Gracia irrumpirá poderosa y todas las almas serán arrastradas por vuestro buen ejemplo de Santidad, de Oración, de Amor y de Paz y todas ellas querrán seguiros por el camino de la Salvación por el cual Nosotros os llamamos y os estamos guiando a lo largo de todos estos años…

Mi Amantísimo Corazón Triunfará! Y con Él, con ese Triunfo, traeré para todos vosotros un Nuevo Tiempo de Alegría, Felicidad y de Paz.´
Veréis cosas que vuestros ojos jamás vieron! Contemplaréis maravillas y bellezas que vuestros ojos jamás contemplaron, cuando Nuestros Corazones Triunfaren.

Así Mis hijos, rezad! Rezad para que vosotros podáis un día llegar a ver estas maravillas. Para que vosotros podáis entrar en el Reino de Nuestros Tres Sagrados Corazones donde SOLO ENTRARÁN AQUELLOS QUE APRENDIEON A AMARNOS PERFECTAMENTE CON TODO SU CORAZÓN, CON TODA SU ALMA Y TODAS SUS FUERZAS!

Rezad para que vosotros seáis capaces de amarNos. Rezad para que vosotros seáis idóneos para la Misión y al mismo tiempo, para aquella vida maravillosa a la cual Nosotros os llamamos y que será la Vida Victoriosa en Dios en el Triunfo de Nuestros Tres Sagrados Corazones que para todos vosotros, Nosotros preparamos con Amor, día tas día!

A todos en este momento, Bendigo generosamente.”


26.06.2011 – CONMEMORACIÓN DEL 30º ANIVERSARIO DE LAS APARICIONES DE MEDJUGORJE
Mensaje de María Santísima:

“- Mis queridos hijos, hoy, vosotros contempláis y conmemoráis el 30º Aniversario de Mis Apariciones en Medjugorje. Todavía estáis celebrando la gran Fiesta de ayer, Fiesta del Paraíso entero, Fiesta de los hijos de Mi Corazón Inmaculado, de todas las almas de buena voluntad que todavía están sobre este mundo. Fiesta de todos aquellos que ya Me respondieron SI y que caminan Conmigo por la vía del amor, del bien, de la Gracia y de la Paz.
Los treinta años de Mis Apariciones, de Mis Apariciones en Medjugorje, son la mayor prueba del Amor de Mi Corazón Inmaculado por vosotros Mis hijos que Yo tanto Amo y a quienes tanto deseo Salvar y conducir hasta el Cielo.

Los treinta años de Mis Apariciones en Medjugorje, son la mayor prueba de cuánto Yo Me he donado enteramente para rescatar a todos Mis hijos del camino de la muerte y del pecado, de la muerte eterna y del pecado. Para llamarlos y reconducirlos de nuevo a la Casa del Padre por el camino de la Conversión, de la Oración, del Amor, de la Gracia, de la Pureza, de la Penitencia y de la Paz.

En estos treinta años de Mis Apariciones en Medjugorje, no dejé ni un solo día de llamarlos todos los días a la Conversión, de mostrarles todos los días cuánto Yo os Amo y cuánto Yo deseo conducir cada uno de vosotros por el camino de la Paz, de la Felicidad ya en esta Tierra y después, Conmigo en el Paraíso.

Los treinta años de Mis Apariciones en Medjugorje, son el URGENTE LLAMADO, el ÚLTIMO AVISO que DIOS envía al Mundo para su Conversión por medio de Mí.
DESPUÉS QUE LAS APARICIONES DE MEDJUGORJE TERMINAREN, NUNCA MÁS VOLVERÉ A ESTE MUNDO! POR ESO MIS HIJOS, ESTE TIEMPO EN QUE YO ESTOY APARECIENDO EN MEDJUGORJE Y AQUÍ EN JACAREÍ, ES UN TIEMPO DE GRACIA, ÚNICO, SINGULAR, IRREPETIBLE QUE NUNCA MÁS SERÁ DADO A LA HUMANIDAD NUEVAMENTE.
Aprovechad para que verdaderamente vosotros podáis convertiros sinceramente y podáis adelantaros en el camino del Amor, de la Gracia, de la Conversión, de la Santidad y de la Paz. Caso contrario Mis hijos, en el día del Aviso y del Castigo, grande será vuestro desespero por haber visto que desperdiciasteis los días preciosos de este tiempo en que Yo estoy con vosotros y que aprovechasteis mal todas las Gracias que Yo os di a lo largo de Mis Apariciones. 

Los treinta años de Mis Apariciones en Medjugorje, son el ardiente signo de cuánto Mi Corazón Inmaculado ya hizo por toda esta humanidad, por Mis hijos, por los Católicos, por los Cristianos de la Raza elegida de Mi Divino Hijo Jesucristo y cuánto Mi Corazón no cesó de dar día tras día innumerables oportunidades de regeneración y de Conversión para todos Mis hijos. Por eso hijitos, este tiempo que es un tiempo de gran Gracia para todos vosotros, también es un tiempo de gran responsabilidad para todos vosotros y Él os será cobrado día por día y Gracia por Gracia que vosotros no aprovechasteis bien para colocar Mis Mensajes en práctica en vuestras vidas y para verdaderamente volveros Santos.

Pensad en cuánto Mi Corazón Inmaculado a lo largo de estos treinta años se esforzó y luchó para Salvar a cada uno de vosotros y para que Mis Mensajes llegasen a cada uno de vosotros. Y ved Mis hijos, si alguien podría amaros más de lo que YO y si alguien podría hacer más por vosotros de lo que Yo hice…

Os llamo por lo tanto Mis hijos, a corresponder al Amor de Mi Corazón Inmaculado y a no demoraros más estacionados en vuestra indiferencia, en vuestra indecisión, en vuestro pecado, permaneciendo todavía apegados a las cosas de este mundo, de la tierra… apegados a vuestra voluntad desordenada, mas os llamo a entregaros sin reservas e incondicionalmente a Mí para que Yo pueda realizar en vosotros el Gran Plan del Señor y de Mi Corazón Inmaculado que engloba Medjugorje, Jacareí, Mis Apariciones esparcidas en toda la Tierra y cada uno de vosotros también Mis hijitos queridos.

Hoy finalmente, os invito a imitar la perseverancia de Mis hijitos amados, Mis Videntes de Medjugorje, Mi Pueblo Medjugorjano que hace treinta años es fiel a Mí, y la perseverancia y fidelidad de Mi hijito Marcos que hace veinte años permanece: impertérrito, celoso, ardiente en Mi Escuela de Santidad y de Amor para que así hijitos, también en vosotros Mi Plan se realice sin obstáculos ni demora alguna y Yo pueda hacer irrumpir en vosotros y por medio de vosotros PODEROSAMENTE, Mi Llama de Amor con Sus Gracias Eficaces de Conversión y de Salvación para el mundo entero.

Hoy, en el 30 º Aniversario de Mis Apariciones en Medjugorje que todavía estáis celebrando, a todos Bendigo con Amor de FÁTIMA… de MEDJUGORJE…, y de JACAREÍ.

La Paz Mis hijos, la Paz Marcos, el más esforzado y dedicado de Mis hijos…”


 23.06.2011 – Mensaje de María Santísima:

“- Amados hijos Míos! Hoy en el DÍA DEL CUERPO DE MI HIJO JESÚS, Yo vengo a invitaros una vez más, a la confianza en la Promesa de Mi Corazón Inmaculado que os dice tantas veces que triunfará.
SI, MI CORAZÓN TRIUNFARÁ! Y CON MI CORAZÓN TRIUNFARÁ EL CORAZÓN EUCARÍSTICO DE JESÚS!
Para preparar este Triunfo es que Yo os di en el año 1993 el ROSARIO DE LA EUCARISTÍA en Mis Apariciones Aquí, para desagraviar el Corazón de Mi Hijo Jesús y el Mío, tan ofendidos por los pecados que se cometen todos los días por la ingrata humanidad, como también para animaros en la esperanza que después de este tiempo de la Gran Apostasía en que vivís, y que recubre de llagas la humanidad y la Iglesia, NUESTROS CORAZONES TRIUNFARÁN. Y entonces vendrá para vosotros un Nuevo Tiempo de Paz, Felicidad y Gracia, donde todos vosotros Mis hijos, que Me amáis, que Me obedecéis, que sufrís por Mi causa, por causa de la Verdad, vosotros todos seréis coronados de victoria, coronados de felicidad y de alegría.

EL TRIUNFO DEL CORAZÓN EUCARÍSTICO DE JESÚS COINCIDIRÁ CON EL MAYOR TRIUNFO DE MI CORAZÓN INMACULADO!
En el momento más apropiado y determinado por la Divina Sabiduría, en el momento menos esperado por la humanidad ciega, Mi Corazón Triunfará y con Él Triunfará el Corazón Eucarístico de Mi Hijo, haciendo que los resplandores de Nuestra Gracia, de Nuestro Amor y de Nuestra Gloria iluminen el mundo entero!
El Corazón Eucarístico de Jesús Triunfará Unido a Mi Corazón, y este Triunfo es y será preparado todo los días por el CORAZÓN DE MI CASTÍSIMO ESPOSO JOSÉ, que hace siempre más crecer en vos: la llama del amor, la llama de la Fe, de la generosidad, de la obediencia y de la completa donación de vos mismos a Mí, a Mi Corazón Inmaculado y la correspondencia a todo cuanto os he pedido.

Por las Manos de José todos los días Nuestro Triunfo es preparado, anticipado y construido y el ya comienza incluso en vos, principalmente en los momentos en que vos, renunciando cada vez más a vuestra voluntad desordenada, aceptáis todo aquello que Nosotros os decimos en Nuestros Mensajes, renunciáis a vos mismo para aceptar Nuestro Plan de Amor. Entonces, en vos Triunfa Nuestros Corazones, Triunfa la Verdad y Nuestro Corazón, Nuestros Corazones son verdaderamente entronizados dentro de vuestro corazón y Nuestro Triunfo se hace, sucede y es anticipado en el tiempo.

EL CORAZÓN EUCARÍSTICO DE JESÚS TRIUNFARÁ.
Y ese Triunfo todos los días crecerá cada vez más dentro de vosotros hasta alcanzar la Plenitud, si vosotros continuareis obedeciendo Nuestros Mensajes, cargando la cruz de la persecución, de la incomprensión, de la soledad y del abandono del mundo y hasta incluso de aquellos de quienes vosotros más esperabais amor, ayuda y apoyo.
Así Mis hijos, sufriendo en unión Conmigo y por medio de Mí ofreciendo vuestro sufrimiento al Señor todos los días, vosotros Me ayudáis a anticipar la Hora del Triunfo del Corazón de Jesús. Cuando entonces por Su Divino Poder ÉL derrumbará por tierra todos los apóstatas, todos los traidores, todos aquellos que transformaron Su Casa en un antro de serpientes. Todos los malos sacerdotes, religiosos y obispos serán expulsados de Su Santa Iglesia, que será finalmente curada de la llaga abierta de la Apostasía que la hace sangrar y agonizar. Y entonces, la Iglesia será finalmente liberada de los errores que ahora la debilitan y la hacen desmoronar y ella será bella, luminosa, pura, completamente transfigurada de luz a imitación de vuestra Madre Celestial.
Si vosotros Mis hijos, todos los días Me siguiereis por el camino del bien, del amor, de la oración, del sacrificio y de la penitencia que Yo os señalé y a la cual os llamé, entonces, vosotros Triunfaréis Conmigo y con el Corazón Eucarístico de Jesús. Y entonces Mis hijos, Yo os podré introducir con seguridad en el Nuevo Tiempo, en la Era Nueva del Triunfo de Nuestros Corazones Unidos.

YA OS DIJE MUCHAS VECES QUE EL AVISO ESTÁ PRÓXIMO, PERO EL MUNDO NO HACE CASO DE LOS AVISOS QUE DOY DE TODO AQUELLO QUE DEBE SUCEDER.
PARA LOS MALOS SACERDOTES QUE CORROMPIERON LAS COSAS SANTAS, QUE ENSEÑARON LOS ERRORES Y ARRASTRARON TRAS DE SÍ A MUCHOS MILLONES DE ALMAS, EL DIA DEL AVISO SERÁ UN DÍA DE PAVOR Y DE DESESPERO MIS HIJOS! ELLOS SE ARRANCARÁN LOS CABELLOS DE SU CABEZA, MALDECIRÁN SU TRAICIÓN HECHA A DIOS, PERO SERÁ DEMASIADO TARDE PARA ELLOS. EL TIEMPO DE LA MISERICORDIA LOS VISITÓ, MAS ELLOS NO QUISIERON RECONOCERLO Y CON ELLOS TAMBIÉN NO SERÁN PERDONADOS TODOS LOS QUE LOS SIGUIERON, TODOS LOS QUE LOS AMARON MÁS QUE A MÍ, QUE AMARON MÁS LAS PALABRAS DE ELLOS QUE MIS PALABRAS, QUE PREFIRIERON CREER EN ELLOS QUE CREER EN MÍ, QUE SOY VUESTRA MADRE.
POR ESO MIS HIJOS, SE VOSOTROS NO QUISIEREIS EN EL DÍA DEL AVISO SUFRIR LOS MAYORES DOLORES DEL ALMA OS SUPLICO:
CONVERTÍOS SIN DEMORA!
OÍD MI VOZ MIENTRAS ELLA TODAVÍA SE DEJA OÍR POR VOSOTROS.
Venid a Mí! Volved a Mi Corazón, dejaos formar por Mí en dirección de la Santidad y Yo os tomaré en Mis Brazos y os conduciré.
A Mis hijos que no pueden comulgar porque son perseguidos por causa de Mis Apariciones, repito aquello que Yo dije en Erechim:
MIS HIJOS HARÁN COMUNIONES ESPIRITUALES Y ESTO SERÁ ACEPTADO POR MI DIVINO HIJO JESUCRISTO, QUE NO COMPARTE, QUE NO ES CÓMPLICE Y NO PARTICIPA DE INJUSTICIAS HECHAS A MIS PEQUEÑOS HIJITOS QUE ME AMAN, ME OBEDECEN Y SIGUEN MI VOZ. POR ESO MIS HIJOS, TRANQUILIZAOS DELANTE DE DIOS, VOSOTROS ESTÁIS EN LA PAZ Y EN LA AMISTAD DE ÉL Y CON ÉL.

SEGUID ADELANTE, POR EL ROSARIO NOSOTROS TRIUNFAREMOS, POR LA PENITENCIA Y POR EL AMOR NOS TRIUNFAREMOS.
YO ESTOY CON VOSOTROS Y TENED ESPERANZA MIS HIJOS! VUESTRO CALVARIO ESTÁ PRÓXIMO A ACABAR, Y EN BREVE RAYARÁ PARA VOSOTROS LA AURORA GLORIOSA DE LA RESURECCIÓN Y DE LA LIBERACIÓN DE TODOS LOS MALES ACTUALES DEL MUNDO QUE AHORA OS TIENE OPRIMIDOS.
A todos en este momento Bendigo generosamente, de GARABANDAL, de MEDJUGORJE y de JACAREÍ.
La Paz hijos Míos. La Paz Marcos amado.”


 19.06.2011 – Mensaje de Santa Juliana:
“- Amados hermanos Míos! Yo, JULIANA, Sierva del Señor, estoy felicísima de estar Aquí con vosotros y poder daros Mi Mensaje.
Sois las Ciudades Santas del Señor, y por eso debéis cada vez más acoger al Señor que en breve regresará a vosotros en el Amor y pro Amor. Y ya debéis recibir al Señor en medio de vosotros, ÉL que viene a vosotros todos los días en la Oración y por medio de los Mensajes que el Cielo entero da en este Lugar, para hacer morada en vuestro corazón.
Sois las Ciudades Santas del Señor, por eso debéis mantener tanto vuestras calles, como vuestras casas siempre puras e inmaculadas para el Rey de la Gracia y de la Gloria, el Señor. Para esto, debéis huir de todo pecado, de todo mal y de todo aquello que pueda ensuciar, manchar vuestra alma con la mancha del pecado.
Vuestra alma es una Ciudad Santa para Dios y como tal, debe estar siempre pura y limpia.

Sacad fuera de vuestro corazón, de vuestra alma todo tipo de basura, barro e impureza que la ensucia, que la contamina. Sacad fuera todo tipo de apego al mundo y a las criaturas, todo amor desordenado de vosotros mismos, de los bines materiales y de las cosas de este mundo. Para que así, verdaderamente vuestro interior, vuestro corazón, sea una Ciudad siempre pura, sin mancha y digna del Rey de la Gracia, del Rey de la Gloria, Nuestro Dios!

Sois las Ciudades Santas, y por eso debéis siempre mantener vuestra alma perfumada, la ciudad interior de vuestra alma perfumada con el suave y odorífero perfume de todas las Virtudes, cultivando cada vez más en vosotros: el amor, la pureza, la bondad, la generosidad, la caridad, la paciencia, la fortaleza y todas aquellas Virtudes que vuelven vuestra alma preciosísima a los Ojos de Dios. Que la transforman en una ciudad cuyos muros, cuyas murallas, cuyas paredes son hechas de verdaderas piedras preciosas místicas de las virtudes más variadas, para que así, el Rey de la Gloria al contemplar vuestra belleza se enamore de vuestra belleza y se complazca en cohabitar con vosotros y en medio de vosotros.

Sois las Ciudades Santas del Señor, y por lo tanto debéis mantenerla siempre iluminada, mantener la ciudad interior de vuestra alma siempre iluminada, llena de luz. Y esta luz sólo podéis mantener encendida dentro de vosotros por medio de una vida de intensa Oración, de no menos de tres (3) horas de Oración por día, mucha meditación de los Mensajes que el Cielo Aquí os da, de la Vida de los Santos, de Sus Meditaciones y ejemplos. Para que así, toda tiniebla, toda oscuridad, sea desterrada de la ciudad de vuestra alma y ella pueda estar siempre iluminada con la luz de la Eterna Verdad, de la Gracia, del Amor y de la Presencia del Espíritu Santo.
Si vosotros hiciereis esto, seréis verdaderas Ciudades Místicas, Ciudades Santas para Dios y ÉL y la Virgen Santísima descenderán para habitar dentro de vosotros, para vivir con vosotros, para unirse con vosotros y para volverse una sola cosa en el Amor con vosotros.

Yo, JULIANA, estoy a vuestro lado para ayudaros a ser siempre estas Ciudades Santas, esas Ciudades Místicas para Dios y para la Madre de Dios. Ayudaré a todo aquel que recurra a Mí. Conduciré a todo aquel que se deje conducir por Mí. Enseñaré a todo aquel que quisiera aprender de Mí. Cargaré en Mis brazos a todo aquel que se deje cargar por Mí. Yo quiero conduciros cada vez más hacia adelante, cada vez más alto en el Camino del Verdadero Amor a Dios y a la Madre de Dios!
Las Apariciones de Jacareí, estas Apariciones Santas y Sagradas de los Sagrados Corazones Unidos, de los Ángeles y Nuestras, de los Santos Aquí, son para vosotros la gran Escuela, el gran medio que Dios da para aprender a volveros Santos, a volveros Ciudades Santas para Dios. A volveros Verdaderas Nuevas Jerusalén para el Señor, dónde ÉL habita, vive y reina soberanamente y para siempre.

Nosotros los Santos conseguimos en Nuestras vidas volvernos estas Ciudades Santas para Dios, donde ÉL siempre habitó y reinó con Su Madre día y noche. Podemos, queremos y sabemos cómo ayudaros a también volveros estas Ciudades Santas. Por eso, venid a Nosotros! Nosotros os ayudaremos! Nosotros os conduciremos! Para esto, meditad los Mensajes que os damos Aquí, haced Nuestra Hora Santa de Oración con perseverancia todas las semanas para que Nosotros siempre os conduzcamos en el Camino de la Santidad hasta volveros ciudades bellas, Santas y preciosas para el Señor.
Continuad haciendo todas las Oraciones que Aquí os fueron dadas, a divulgar todos los Mensajes, Apariciones y Vida de los Santos, a todas las almas que todavía no conocen todo este Tesoro Espiritual. Para que así, muchas almas sean tocadas por la Gracia, se Conviertan y puedan al fin, ser salvas por la Misericordia de Dios.

Estas Apariciones de Jacareí son el último signo de Dios dado al mundo, son el último llamado, el último aviso, para que todos se Conviertan antes del GRAN AVISO que vendrá en breve, que sacudirá las conciencias de cada ser humano, hará a cada uno ver todos sus pecados de su vida pasada sin Dios y que hará que muchos sientan tal horror por sus propios pecados, que preferirían ni incluso haber nacido. Muchas de esas personas se verán como ardiendo en el fuego, un fuego tan terrible cuanto el del infierno, mas no será todavía un fuego natural, será el Fuego de la Verdad, el Fuego del Espíritu Santo, el Fuego de la Divina Justicia que les va a mostrar sus pecados tal como Dios los ve y estas personas, estas almas, quemarán, sentirán un dolor interior mucho peor que si ellas estuviesen dentro de un gran horno a quemar, a arder.
Vosotros mis hermanos, purificaos para el día del AVISO y como debéis purificar vuestras almas, vuestras conciencias? Convirtiéndoos de verdad, obedeciendo todos los Mensajes de la Madre de Dios, viviendo en estado de gracia, para que en aquel día inesperado vosotros no vengáis a sufrir o hasta incluso a expirar de tanto sufrimiento que acometerá las almas de los pecadores y de aquellos que no estuvieren en gracia por el mundo entero.

Yo JULIANA, os Amo, os Bendigo y os doy cada vez más Mi Paz. Contad Conmigo en todos vuestros sufrimientos, dificultades y dudas. Estaré a vuestro lado para ayudaros y para protegeros siempre.
A todos, en este momento Bendigo y especialmente a ti Marcos, el más dedicado, el más esforzado y querido de Mis hermanos. La Paz Marcos, hasta pronto!”


12.06.2011 – Mensaje de María Santísima:
“- Amados hijos Míos! Mi Corazón Inmaculado nuevamente os llama con todo Amor a entrar, a permanecer y a perseverar cada vez más en la escuela de Mi Corazón Inmaculado donde todos los días os formo en la perfecta obediencia y cumplimiento a la Voluntad del Señor, en la correspondencia sin reservas a aquello que ÉL os pide. Y sobre todo, en la práctica y en el crecimiento de todas las Virtudes a fin de que cada vez más seáis grandes en la Santidad y grandes en el Amor.
En la escuela de Mi Corazón Inmaculado, Yo os llamo a entrar cada día para ahí Yo daros Mis Maternas Lecciones, de Oración, Sacrificio, Penitencia, Pureza, Docilidad, Obediencia a la Voluntad del Señor, olvido de vosotros mismos, mortificación personal, fortaleza en el sufrimiento, perseverancia en el bien, huída del mal y del pecado, fidelidad a la Gracia del Señor. Para que así, todos los días, como alumnos formados y guiados directamente por Mí Yo os haga cada vez más subir los grados de Escuela de Santidad en la cual Yo os introduzco cada día y en la cual Yo misma Soy vuestra Maestra, Soy vuestra guía y Soy vuestra Luz.

En la Escuela de Mi Corazón Inmaculado Yo formo todos Mis hijos que Me respondieron si, haciéndoos cada día más conocer mejor la Sabiduría de Dios, Su Voluntad, Su Divino Designio de Amor sobre cada uno, de forma que vosotros completamente formados y enseñados por Mí podáis realizar con acierto y con rapidez, con eficacia y con fruto la Santa Voluntad del Señor, de manera que vuestra vida, produzca cada vez más frutos y buenos resultados de Salvación, o sea, vuestra Conversión diaria y la Conversión de tantos hermanos vuestros e hijos Míos cada día. Así, construyo cada día un mundo mejor para vosotros y por medio de vosotros, un mundo donde Dios y donde Yo reinamos en todos los corazones y donde Nuestros Mandamientos, los Mandamientos del Señor son cada vez más la regla, la ley y el camino por el cual todos vosotros camináis rumbo a Dios todos los días.

En la Escuela de Mi Corazón Inmaculado, Yo llamo a entrar a aquellos Mis hijos todos que están lejos de Mí, para que Aquí también ellos puedan ser formados por Mí, educados por Mí, conducidos por Mí, nutridos con la Gracia de Dios por Mí, de modo que su vida no sea un continuo errar, mas si, sea un continuo acertar, es decir, un continuo aproximarse más a Dios, un continuo buscar más a Dios, un continuo e incesante himno de amor a Dios.

Por medio de vosotros Mis hijos, que ya Me conocéis, que ya obedecéis Mis Mensajes y que ya Me disteis vuestro “si”, Yo quiero hacer que todos Mis hijos que todavía no Me conocen a que Me conocieren y a que Me amaren.
Por eso, id! Llevad Mis Mensajes a ellos, haced Cenáculos de casa en casa, divulgad Mis Mensajes por todos los medios que pudiereis. Testimoniad, mostrad con la palabra y con la vida, que vosotros sois Míos, que Yo estoy viva y estoy llamando a todos Mis hijos Aquí, en Mis Apariciones de Jacareí, a conocerMe, a amarMe y a vivir Conmigo y por medio de Mí y por medio de Mí, a llegar hasta Dios.
Continuad con todas las Oraciones que Yo os di y mandé hacer, sobre todos con el Santo Rosario, con la Hora de la Paz, con la Cruzada del Rosario, porque por medio de esas Oraciones destruyo cada vez más los planes de satanás y os llevo cada vez más cerca del Triunfo de Mi Corazón.

A todos en este momento, Bendigo generosamente de LA SALETTE, de TURIN y de JACAREÍ.
La Paz! La Paz Marcos, Mí más esforzado y dedicado hijo. Permaneced todos en Mi Paz!”

Mensaje de San José:
- Amados hijos Míos! Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN os saluda y os da la Paz.
Creced cada vez más en la Perfección, en el Amor y Santidad para la mayor Gloria de Dios.

Venid a Mi Amantísimo Corazón y os mostraré el camino seguro que conduce hasta Dios y hasta la Virgen Inmaculada. Para que así, todos los días Yo os haga cada vez más aproximaros a Ellos, conocer Su Voluntad y Su Amor, extraer de Ellos la Fuerza, la Gracia y la Paz que necesitáis. Y así, podáis cada vez más vivir repletos del Amor Divino.
Aproximaos a Mi Amantísimo Corazón, para que cada día más Yo os purifique, os embellezca, os perfume y os libere de todo mal, de toda mancha de pecado y os haga siempre más: crecer en las Virtudes, en el Bien y en el Amor. De forma que vuestra alma se vuelva la morada de Dios, Su casa santa, donde ÉL y la Virgen Inmaculada pueden habitar y descansar para siempre.
Venid a Mi Amantísimo Corazón y Yo os volveré Ciudades Santas para Dios, para María Inmaculada, para que ahí entonces dentro de vosotros, Ellos habiten noche y día, os llenen cada vez más de Su Gracia y Misericordia y os den siempre más Su Paz, la Salvación y la Felicidad Eterna!

Vosotros sois Ciudades Santas del Señor, Ciudades Santas de María Inmaculada y no debéis y no debéis permitir que nada ensucie esta Ciudad, manche, destruya, vuelva impura esta Ciudad. Por lo tanto, mantén siempre activa dentro de vosotros: la llama de la Oración, la llama del Amor, del Bien, de la Gracia y de la Paz. Para esto, rezad lo mínimo 3 horas por día, meditad todos los Nuestros Mensajes, haced las Horas Santas de Oración que Nosotros os dimos, buscad cada vez más alejaros del mal y acercaros al Bien.
Buscad siempre caminar por la vía que Nosotros os trazamos a pesar del peso de la cruz que tengáis que cargar todos los días en estos tiempos de la gran tribulación.

Si vosotros hiciereis aquello que os decimos, vosotros llegaréis triunfantes en el Cielo y por medio de vosotros muchos millares de almas también allá llegarán. La decisión es vuestra, todo está en vuestras manos. De vuestro acto de buena voluntad, docilidad y donación completa a Nosotros depende la Salvación de muchas almas, de muchos corazones.

Responded “si” a Nuestro llamado! No lancéis en el abismo de la perdición tantas almas que por medio de vosotros pueden salvarse, si vosotros os olvidareis de vos mismos y os donareis como los Santos hicieron por la Salvación de ellas, trabajado por la Salvación de ellas, rezando por la Conversión de ellas.

Venid a Mi Amantísimo Corazón y Yo os llenaré con tanto Amor y tanta Gracia que vos lloraréis de alegría.
Soy vuestro Padre, estoy a vuestro lado siempre y ningún sufrimiento vuestro es extraño o escapa a Mi mirada. Así como Mi Medalla estuviera pronta, usadla. Usad Mi Medalla, la Medalla de Mi Corazón con confianza y Yo, transformaré vuestra vida en un mar de Gracias, de Bendiciones. Y, sobre todo os encerraré en Mi Amantísimo Corazón como nunca antes y allí os daré: Paz, Cariño y Protección.
A todos en este momento, Bendigo generosamente. Bendigo también estos panes, Bendigo todos vuestros objetos religiosos, vuestras familias y el mundo entero.
La Paz hijos Míos, la Paz Marcos, el más dedicado de Mis hijos.”


05.06.2011 – Mensaje del Amantísimo Corazón de San José:

“- Amados hijos Míos! Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN os Bendice nuevamente y os da la Paz.
Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN es para vosotros el abrigo siempre seguro. Por eso Mis hijos, no temáis nada. En los momentos de sufrimiento acordaos de Mí y de Mis Mensajes y vuestro corazón inmediatamente se sosegará, se calmará y tendrá la Paz.

Puede un hijo desesperarse sabiendo que Su Padre lo ve, lo vigila, vela por él y tiene Poder para ayudarlo y para librarlo de todo y cualquier sufrimiento? Pues bien, vosotros tenéis ese Padre Mis hijos, que Soy Yo. En Mis Manos el Altísimo colocó todas Sus posesiones, todas Sus posesiones, tengo por lo tanto en Mis Manos todas las Gracias del Altísimo para poder derramar sobre cada uno de vosotros, guiaros, protegeros, velar por vosotros, conduciros con seguridad al puerto de la Salvación.

Como ya os dije y repito: Entre vosotros y el demonio, entre vosotros y el mundo, entre vosotros y el sufrimiento está puesto Mi Manto, como una pared, como una barrera de luz. El mal no podrá avanzar contra vosotros más que aquello que ya fue determinado por el Altísimo y por Mí. Mi Manto detiene el mal! Vosotros debéis rezar solamente y rezar mucho, para que cuanto más el mal retroceda en el mundo y las almas tengan la Gracia de poder encontrar Mi Corazón lleno de Amor por ellas y por medio de Mi Corazón encontrar el Amor de Dios y el Amor de la Virgen Santísima.

Mi Corazón es vuestra casa, por eso debéis siempre buscar vivir en Mí, permanecer en Mí. No Me importan vuestros pecados y vuestras miserias, Yo no exijo de vosotros una perfección consumada ya de inicio para daros abrigo en Mi Corazón. Quiero tan solo confianza! Quiero tan solo docilidad a Mi Voz! Quiero tan solo que os dejéis cargar por Mí, para que Yo pueda llevaros con seguridad por el andar que es vuestra vida en la Tierra, hasta entregaros con seguridad en los Brazos de Jesús y María.

Cuanto más confiareis en Mí, tanto más Yo os cargaré serenamente en Mis brazos rumbo a Dios!
Cuanto más Me amareis más Yo os amaré! Cuanto más os diereis a Mí más Yo daré todo Mi Amor a vosotros!
Me gusta darMe enteramente a aquellas almas que se dan enteramente a Mí también, y a esas almas no acostumbro negarle nada, todo lo que ellas Me piden siempre es conforme a Mi Voluntad y para darMe mayor alegría, gusto y satisfacción. Por eso, gusto favorecer esas almas, las almas pequeñas, las almas que se lanzan en Mis brazos como el bebé en brazos de su padre, a esta alma Mi Corazón acostumbra favorecer largamente y el límite simplemente es ilimitado, o sea, todo concedo a aquellas almas que confían en Mi Bondad.

Mi Amor por vosotros Mis hijos es tan grande, que ni toda la Sabiduría de los Ángeles, de los Arcángeles y de los Bienaventurados puede comprenderla toda. Sólo en el Paraíso comprenderéis cuánto os amé, cuánto os Amo, cuánto bien Yo hice por vosotros!
Venid a Mi Corazón siempre! Este Corazón que Aquí os mostré inflamado, ardiendo en llamas de Amor como un sol, que casi explota lanzando llamas por todo el universo. Para que así Mis hijos, Yo pueda cada vez más llenaros de Mi Amor, llenaros de Mi Paz, llenaros de Mi Gracia.

El Altísimo os confió a Mí. El Altísimo os dio a Mí para que Yo os protegiese. El Señor os dio a Mí y Me dio a vosotros. Por lo tanto que aquello que Dios unió, los hombres no separen. Por eso hijos, venid a Mí que estoy muy unido a vosotros en todo momento, conformad vuestra voluntad a la Mía, para que finalmente Mi Plan de Amor se cumpla en la vida de todos vosotros.
Continuad rezando Mi HORA SANTA de Oración todos los domingos, por medio de ella imprimo en vuestra alma Mi signo, derramo sobre vosotros muchas Bendiciones y muchas Gracias, alejo de vosotros y de vuestras familias muchos males, alejo del mundo muchos castigos, disminuyo la influencia de satanás en vuestra vida y neutralizo los planes de él para perder vuestras almas.

Continuad con Mi SANTA HORA  DE ORACIÓN, por medio de ella una gran y generosa lluvia de Bendiciones desciende del Cielo todos los domingos sobre la Tierra entera!
A todos en este momento, Bendigo generosamente con todas las Gracias Eficaces de Mi Amantísimo Corazón.”


29.05.2011 – Mensaje del Santo Ángel Triniel:

“- Marcos, la Paz! Yo Soy el ANGEL TRINIEL, vengo del Cielo para bendeciros a todos y para decir a vuestros corazones: Paz, Paz y más Paz! Nada perturbe vuestra Paz. Rezad! Porque vuestra Oración os lleva al Triunfo de la Paz. Vuestra Oración lleva al mundo la Paz. Vuestra Oración lleva toda la humanidad a la Paz.
Confianza, Esperanza y Oración!
Ahora sufrís, pero al final vosotros tendréis la Victoria. Aquellos que siguen la Virgen María en las Apariciones de Ella, obedeciendo Sus Mensajes, esos entrarán en la Era Nueva, en el Nuevo Tiempo de Paz, que el Corazón Inmaculado de Ella ya preparó y, en breve, traerá para vosotros. Los que La siguen son verdaderos hijos del Altísimo y entrarán en la Tierra Prometida, en aquel Reino del Señor que fue preparado para los Santos, para los Benditos del Señor desde el principio del mundo.

Yo, TRINIEL os llamo a aumentar todavía más vuestra confianza en Nosotros, los Santos Ángeles. Vivid con Nosotros de forma que en todo momento estéis en Oración con Nosotros, o sea, haciendo todo con Nosotros y por medio de Nosotros al Señor. Así, Nosotros rezaremos, trabajaremos, obraremos y todo haremos con vosotros y revestiremos, así, vuestras obras de un valor meritorio y sobrenatural inmenso, que delante del Señor será muy agradable. También, queremos todos los días conduciros y guiaros cada vez más hacia adelante, siempre más alto en el Camino de la Santidad, de manera que cada día vuestras almas, vuestros corazones y toda vuestra vida se tornen, cada vez más, una continua e incesante Oración y acto de amor al Señor, de expiación por los pecados del mundo con que ÉL es ofendido y también de Oración Suplicante por la Conversión de los pecadores.

Vosotros debéis tener en Nosotros aquella confianza y docilidad que Tobit tenía por el Arcángel San Rafael, de modo que Nosotros podamos conduciros por la vía segura, en medio de este mundo traicionero y mal, de modo que podáis llegar a la Casa del Padre, regresar a la Casa del Padre, en perfecta seguridad y con vuestras manos también repletas de grandes bienes espirituales, de grandes frutos para darle a ÉL!
Mis amados hermanos, Yo, TRINIEL, ruego por vosotros todos los días incesantemente en el Trono del Señor y de María Santísima. Conozco vuestros sufrimientos, sufro por vuestro sufrimiento y deseo mucho ayudaros. Por eso sin cesar os llamo, os invito a agarrar el Rosario y a rezar cada vez más, pues es vuestra Oración que vence el demonio, el mundo y el pecado. Y vuestro Tercio, vuestro Rosario, vuestra Oración hace que el mundo continúe viviendo. Es vuestra Oración que alcanza del Señor una lluvia de extraordinaria Misericordia todos los días para la Tierra entera! Es vuestra Oración que también alcanza la Justicia para los buenos, o sea, la liberación de la opresión de los malvados de este mundo. Por eso, continuad rezando, Mis queridos hermanos, porque vuestra Oración es la llave y la fuente de todas las Gracias, de todo el bien.
 
Os Amo mucho! Y desde hace mucho tiempo cuido de vosotros, ruego por vosotros, estoy con vosotros, os ayudo en vuestro caminar! No temáis, cuando sufrís, cuando tropezáis en vuestros pecados Yo estoy siempre pronto para ayudaros a levantar, y si estuviereis tan machucados que no tuviereis fuerzas para caminar, os cargaré en los brazos hasta entregaros en los Brazos de Jesús, María y José.

Por eso, venid, venid a Mí sin temor! Porque mucho os Amo y mucho quiero ayudaros.
La Paz! Yo os Bendigo a todos y Bendigo también a ti Marcos, te ayudo a toda hora, Mi más esforzado hermano y más querido amigo Mío. Te Bendigo, Bendigo a todos. Os Dejo la Paz, la Paz del Señor, la Paz de María.”


22.05.2011 – FIESTA DE SANTA RITA DE CASIA

Mensaje de María Santísima:
“- Mis hijos amadísimos! Mi Inmaculado Corazón os llama hoy nuevamente a cultivar en vosotros el Verdadero Amor, para que así la Gracia Divina, cada vez más, vaya creciendo dentro de vosotros hasta alcanzar la plenitud.

Cultivad dentro de vosotros el Verdadero Amor, buscando, cada vez más, la Oración, el recogimiento, el silencio, la meditación de Nuestros Mensajes, la lectura de la Vida de los Santos, para que así, verdaderamente, la semilla del Amor Divino cada vez más crezca en vosotros y pueda crecer tanto hasta volverse un frondoso árbol que da muchos, y grandes frutos de Santidad.

Cultivad esta semilla todos los días, cuidando de ella con amor, regándola cada vez más con el “agua vivificante y edificante de la Oración”, hecha por largo tiempo, con mucho amor y con profunda, profunda compenetración y sed de vuestras almas, aumentando cada vez más la vida de esta semilla del verdadero amor con buenas y santas lecturas espirituales y, sobre todo, haciendo las Santas Horas de Oración que Yo os di Aquí, que hacen que la semilla del Verdadero Amor crezca siempre fuerte, siempre vigorosa dentro de vos, y nada, nada pueda detener el crecimiento de ella.

Cultivad dentro de vosotros el Verdadero Amor, buscando cada vez más volver la semilla del Verdadero Amor, en vosotros, grande y siempre creciendo, protegiéndola de todo aquello que quiera soterrarla, sofocarla…
Eliminando de vuestra vida todos los cuidados excesivos del mundo y también el apego a las criaturas y cosas de la Tierra. Para que así, la semilla del Verdadero Amor no sea sofocada nunca dentro de vuestros corazones y pueda crecer cada vez más libre, cada vez más fuerte, para que produzca mucho fruto, para que produzca frutos de Santidad y Vida Eterna.

Cultivad dentro de vosotros el Verdadero Amor, buscando cada vez más renunciar a vosotros mismos, a vuestra voluntad, aceptar la Santa Voluntad de Dios para que entonces, creciendo cada día en el Verdadero Amor, vuestra alma se vuelva grande, fuerte y cada vez más conforme a aquello que el Señor desea de vosotros, y así vuestros frutos de Santidad permanezcan para siempre.

Yo estoy con vosotros, Mis hijos, y os ayudo con Mis Oraciones, pero vos también tenéis que dar vuestro “SI” y colaborar Conmigo. En parte depende de vosotros, de vuestra respuesta, mucho de aquello que Yo puede hacer por vosotros. Por eso, Mis hijos, dad vuestro “SI” sin reservas a Mi Corazón, para que Yo pueda llevaros con seguridad y velozmente adelante en el camino de la santificación.
A todos en este momento, Bendigo generosamente de CASCIA, de POMPELLA y de JACAREÍ.
La Paz Marcos, Mi hijo más esforzado, permanece en Paz, más querido de Mis hijos!”

MENSAJE DE SANTA RITA:
- Amados hermanos, Yo, RITA DE CASCIA, estoy muy feliz por poder venir a daros un Mensaje más, a fin de ayudaros a llegar a aquella Santidad Perfecta y a aquel Amor más abrasado por Dios, que Dios desea de vosotros, que María Santísima espera de vosotros y que Yo también quiero par vosotros y al cual quiero haceros llegar sin demora para Mayor Alegría del Altísimo y de la Madre del Señor!

Yo quiero ayudaros a llegar a una gran Santidad, por eso deseo verdaderamente que vosotros os dejéis cultivar por Mí como una flor, como la flor se deja cultivar por el jardinero, jardinera que la cultiva y que no ofrezcáis resistencia ni a Mis podas, ni también a Mi cultivo.

Dejaos cultivar por Mí, permitiendo cada día que Yo os tome en Mis Manos, que Yo os riegue cada vez más con Mi Amor, con el “agua de Mis Gracias” y también enseñándoos cada vez más a, a través de la Oración, regar vuestras almas resecas como un desierto, para que ellas puedan transformarse en jardines verdes y floridos para la Mayor Gloria del Señor y exaltación de Su Santo Nombre.

Dejaos cultivar por Mí, permitiéndoMe que os conduzca cada vez más en la Oración del Corazón –que es tan agradable al Señor- y que consiste en renunciar a sí mismo, abrir el corazón para Dios y Su Voluntad y aceptarla cada vez más en vuestras vidas. De esta forma, rezando con el Corazón vuestras almas crecerán, cada vez más, en el amor, en la alegría, en la Gracia y ellas se volverán lozanas y vigorosas flores que resistirán tanto a los vientos de las tentaciones, cuanto a las de las tribulaciones y de los sufrimientos de esta vida. Y así, vuestras almas, cada vez más fuertes, se volverán firmes en el jardín del Perfecto Amor del Señor.
Dejaos cultivar por Mí, permitiéndoMe podaros todos los días, sacando fuera de vosotros todo aquello que es contrario a la Voluntad del Señor, todo el amor desordenado de vosotros mismos y de las criaturas, para que así, como se hace con las flores, podando y arrancando de ellas todos los gajos secos para que ella pueda crecer mejor y desarrollarse más, así también Yo pueda podaros siempre, para que vuestras almas crezcan más y mejor y se desarrollen más rápidamente en el Camino del Perfecto Amor al Señor y de la Santidad.

Si vosotros Me permitiereis podaros todos los días, Yo en poco tiempo sacaré fuera de vosotros todo el amor desordenado de vosotros mismos, del mundo y de las criaturas y os haré crecer cada vez más en la Santidad. Volveré vuestras almas bellas, perfumaré vuestras almas con las Virtudes más queridas a Dios y a la Viren Santísima y a las más elevadas y sublimes Virtudes… Os conduciré a una Gran Perfección Espiritual y os volveré verdaderamente irreprensibles a los Ojos del Altísimo!

Podándoos todo los días, sacaré fuera de vosotros todo gajo seco de apego a vosotros mismos, al mundo y a las criaturas, que os impiden crecer con más vigor… También arrancaré de vosotros todas las hierbas dañinas que chupan de vosotros la savia de la fuerza espiritual. Para que entonces, vosotros podáis dedicar todas vuestras fuerzas solamente en el Servicio del Señor y en el Santo Oficio, en la Santa Tarea de la Salvación de vuestras almas y de las almas de vuestros hermanos, sin pérdida de tiempo con las cosas vanas de este mundo.

Yo deseo cada vez más conduciros, guiaros por el Camino del Perfecto Amor, pero mucho de lo que Yo puedo hacer por vosotros también depende de vosotros, de vuestra respuesta, de vuestro “si”, de cuánto vosotros permitís que Yo haga en vosotros y en vuestro favor. Por eso, permitidMe queridos hermanos e hijitos Míos, que Yo pueda trabajar en vuestras almas, que Yo pueda podaros, que Yo pueda conduciros todos los días.

Por eso os pido cada vez más mayor docilidad a Mi voz, a Mis consejos y que os dejéis cargar en Mis brazos para que Yo pueda entregaros Santos y purificados en los brazos de Jesús y de María.

A todos en este momento Bendigo. Bendigo vuestras rosas, Bendigo vuestros Rosarios, Bendigo todos los objetos sagrados que vosotros ahora tenéis con vosotros. Y os pido cada vez más: decid “si” al llamado del Amor Divino, escoged el Cielo que ya os escogió. Amad el Cielo que os Amó primero y os llamó a estar Aquí para Aquí aprender el Verdadero Amor, la Santidad que agrada al Señor, a caminar por la verdadera vía que conduce hasta Dios!

Yo, RITA DE CASCIA, Soy vuestra defensora, ya os lo dije tantas veces! Soy vuestra intercesora, protectora, abogada y vuestra maestra en el Camino del Perfecto Amor a Jesús y a María. Vengo del Cielo para tomar vuestra mano y llevaros por el Verdadero Camino que conduce a la Vida. Feliz aquel que oye Mis consejos. Feliz aquel que atiende la Voz de la Sabiduría que os llama desde lo más alto del Cielo, porque este no morirá, sino vivirá eternamente y alcanzará la Corona de la Vida Eterna.

A todos en este momento Bendigo generosamente, de CASCIA, de ROCCA PORENA y de JACAREÍ…
La Paz Marcos! La Paz Mi más querido y más esforzado de Mis hermanos, Tenga Mi Paz. Quedad todos en la Paz del Señor. Hasta pronto Marcos.”


15.05.2011 _ FIESTA DE LOS 94 AÑOS DE LA PRIMERA APARICIÓN EN FÁTIMA-PORTUGAL

Mensaje de María Santísima:
“- Amados hijos! Hoy, cuando todavía estáis conmemorando el Aniversario de Mi Primera Aparición en Fátima a Mis Tres hijitos predilectísimos, los Pastorcitos LUCÍA, FRANCISCO y JACINTA, Yo os invito a seguir con Mis Pastorcitos Predilectos, por el Camino de la Santidad, de la Perfección y del Verdadero Amor al cual Yo os llamé Aquí en Estas Apariciones de Jacareí, que son la continuación y la conclusión de Fátima y donde, cada día, Yo os conduzco y guío en dirección de Dios, del Cielo y de la Salvación.

Con Mis Pastorcitos Predilectos seguid por la vía de la Oración, rezando cada vez más como ellos rezaron, haciendo de vuestra vida una continua e intensa Oración, ofreciendo con la Oración del Rosario, de los Rosarios y Horas Santas que Yo os enseñé, vuestra propia vida, vuestros trabajos, vuestras obras, como un acto de oración incesante a Dios por medio de Mi Corazón Inmaculado, para que así, todos los días, Yo pueda ofrecer al Señor una gran fuerza de Oración venida de vuestras almas y ofrecida en Mis Manos, para que Yo presente a Dios… Para que así, todos los días Yo pueda todavía alcanzar más tiempo de la Divina Justicia para que los pecadores se conviertan, pueda frenar tantos planes que satanás quiere desarrollar y realizar en el mundo para llevarlo a la perdición, y para que Yo pueda cada vez más alcanzar para ustedes, Mis hijitos amados, las Gracias necesarias para vuestra santificación y salvación y os conduzca cada vez más por el camino del perfecto cumplimiento del Designio del Altísimo.

Con Mis Pastorcitos predilectísimos seguid por el camino de la Penitencia, haciendo como ellos hicieron, aceptando todos los sufrimientos que Nuestro Señor os permite, llevando vuestra cruz de cada día con Paciencia y Mansedumbre, seguros de que vuestros sufrimientos son redentores, ayudan en la obra de la Salvación, del mundo, expían muchos pecados, alcanzan para muchas almas la Gracia de la Contrición y de la Conversión y, sobre todo, Purifican vuestras almas de tantas manchas de pecados que a lo largo de vuestras vidas vosotros contrajisteis.

Así Mis hijos, siguéndoMe cada vez más con Mis pastorcitos por la vía de la Penitencia todos los días, Yo puedo transformaros en “rosas rojas” de Sacrificio, para ofrecer a Dios; con la Oración os transformo en “rosas blancas” siempre perfumadas y abiertas para ofrecer el dulce y suave perfume de vuestras almas para agradar al Altísimo y, al mismo tiempo, para perfumar este pantano de pecado que se volvió el mundo y transformarlo en un odorífico jardín de Santidad!
Con Mis Pastorcitos predilectísimos seguid por el camino de la Penitencia, haciendo cada vez más de vuestra vida una continua súplica de Perdón a Dios, no solamente por vuestros pecados, sino también por los del mundo entero, renunciando cada vez más a vuestra voluntad, mortificándoos en aquello que más os agrada y aquello que vuestra naturaleza corrompida más quiere. Para que así Yo pueda transformaros en “rosas amarillas” de Penitencia, que todos los días exhalan el suave perfume de la mortificación, de un continuo morir para vos mismos y vuestra voluntad, para que así, crucificados como Cristo, podáis un día también con ÉL resucitar y a través de vuestra vida, totalmente mortificada pueda por vuestro ofrecimiento, vuestro holocausto a Dios, nacer en las almas de tantos hermanos vuestros que están caídos en el pecado a la Nueva Vida de la Gracia, de la Salvación y del Amor de Dios.

Con Mis Pastorcitos predilectísimos seguid por la vía del Verdadero Amor, amando al Señor y a Mí como ellos amaron, poniendo completamente su corazón en Mis Mandos, renunciando siempre a su voluntad para hacer la Mía, inmolándose sin cesar por Mí y Conmigo para la Salvación de toda la humanidad. Si hiciereis así, como Mis Pastorcitos predilectísimos de Fátima hicieron, donando, ofreciendo sus vidas cada vez más en sacrificio a Mí, Yo podré verdaderamente transformaros en copias vivas de Ellos para la mayor Gloria del Señor, de Mi Corazón Inmaculado, Triunfo de la Fe Católica en el mundo y del Mi Corazón sobre todos los pueblos!

Entonces, Mi Promesa hecha en Fátima el día 13 de Julio de 1917 y repetida Aquí tantas veces a lo largo de estos años se volverá realidad. Mi Corazón Inmaculado Triunfará, primero en vosotros, después en las otras almas a través de vosotros y al fin en el mundo entero. Y la Llama de Mi Amor irrumpirá poderosa abrasando el mundo entero y transformándolo en una sola hoguera mística y ardiente de amor.

Aquello que Yo dije en Fátima os repito, Mis hijos: C O N V E R T Í O S!
No ofendáis más a Dios Nuestro Señor que ya fue por demás ofendido! Preparaos porque el “Gran Aviso” está próximo, sacudirá la Tierra entera, estremecerá hasta las conciencias más oscuras, indiferentes y duras. Todos los hombres sabrán que Dios está vivo, que ÉL existe, ÉL es la Verdad y sólo en ÉL está la plenitud y el sentido de la Vida. Con el “Aviso” vosotros mismos os volveréis mejores, amaréis más al Señor y a Mi, seréis más fieles.

Preparaos porque Mi Corazón Inmaculado al fin, por medios inimaginables y sorprendentes Triunfará!
A todos en este momento Bendigo, por medio de Mis Tres Pastorcitos predilectísimos de Fátima… de FÁTIMA en la Cova de Iría, de HEEDE… y de JACAREÍ.
La Paz Mis hijos amados. Id en la Paz del Señor.”



 08.05.2011 – Mensaje María Santísima:

“- Amados hijitos Míos, hoy cuando ya están celebrando el ANIVERSARIO DE MI PRIMERA APARICIÓN EN FÁTIMA a los Tres Pastorcitos: LUCÍA, FRANCISCO y JACINTA, Mis hijitos predilectísimos, Yo os invito una vez más a oír el llamado de Mi Amor, que desde la Cova de Iría, desde Fátima resonó por el mundo todo llamando a todos los hombres, a todos Mis hijos a volver a Dios por el camino: de la Oración, de la Penitencia, de la Conversión y del Verdadero Amor.

Oíd el llamado de Mi Amor, que desde la Cova de Iría, os invita sin cesar a regresar al Señor por el Nuevo Camino de la Conversión, del cambio de vida, del amor y de la oración. De modo que verdaderamente vuestros corazones libres de toda esclavitud al mundo, al pecado y a las criaturas, libre de todo amor desordenado, pueda crecer cada vez más en la Santidad y en la Perfección que agrada al Señor.

Responded si al llamado de Mi Amor, que desde la Cova de Iría de Fátima, os invitó a dejar vuestros malos caminos, a renunciar a las obras malas de vuestras manos y a verdaderamente, volver al Señor por la vía de la Gracia, de la Paz, de la Penitencia, del Bien, de la Caridad y de la Verdad. Para que así verdaderamente, vuestra vida, vuestra existencia pueda tener como única finalidad: amar a Dios, agradarLo, servirLo, hacer Su Voluntad y así ayudar a realizar su Designio de Amor en vosotros mismos y en la vida de vuestros hermanos para la Salvación del mundo entero.

Oíd el llamado de Mi Amor, que desde la Cova de Iría de Fátima os invitó a caminar por la vía de la Paz, buscando cada vez más ser los testimonios, los mensajeros, los heraldos de Mi Paz en este mundo sin Paz, llevando esta Paz a todos aquellos que todavía no la poseen, no la conocen. Para que entonces, un verdadero río de Paz pueda correr entre las personas y en el mundo lleno de odio, maldad y violencia y así, la Paz del Señor, Mi Paz pueda Triunfar en el mundo entero.

Oíd el llamado de Mi Amor, que os invitó a venir de todas partes de la Tierra y a refugiaros en el refugio seguro de Mi Corazón Inmaculado, para ahí ser formados por Mí, nutridos por Mí, fortalecidos por Mí, educados por Mí, transformados por Mí. Y donde Yo puedo haceros crecer cada vez más en la Santidad, en el Amor hasta alcanzar la plenitud de la Perfección y de la Gracia delante de Dios y de los hombres.

Oíd el llamado de Mi Amor, que desde la Cova de Iría por medio de Mis tres hijitos, LUCÍA, FRANCISCO y JACINTA todavía hoy resuena hacia todos vosotros Mis hijos, llamándoos a entrar en Mi ejército de Oración, de Penitencia y de Paz, llevando Mis Mensajes por todos los medios que podéis hoy en día, al conocimiento de todos Mis hijos. Para que todos ellos conozcan Mi Amor y sepan que desde hace mucho tiempo deseo salvarlos. Por eso aparezco, por eso lloro, por eso Me manifiesto, por eso recorrí el mundo todo apareciendo en tantas Naciones llamando a Mis hijos de regreso a Mi Corazón. Que Mis hijos todos conozcan por medio de vosotros y de vuestra divulgación: cuánto os amé, cuánto os amo, cuánto sufrí por ellos, cuánto aún he sufrido por ellos. Para que así, todos ellos, viendo la inmensidad de Mi Amor se entreguen a Mí sin reservas y se dejen guiar, conducir por Mí en dirección al Cielo.

Continuad con todas las Oraciones que Yo os di y mandé rezar. Con la CRUZADA DEL ROSARIO, con la SETENA y la TRECENA todos los meses. En breve, cuando vosotros recibiereis la   MEDALLA de Mi Santo Esposo JOSÉ revelada ayer, debéis usarla y divulgarla sin demora a todos Mis hijos! Yo estaré con Mi Santo Esposo adonde quiera que lleguen estas MEDALLAS de JOSÉ Mi Castísimo Esposo.
A todos en este momento, con Amor Bendigo de LA SALETTE, de FATIMA y de JACAREÍ. La Paz.”

Mensaje de Consolata Betrone:

 “- Marcos, Yo CONSOLATA BETRONE, estoy felicísima por poder venir Aquí a dar Mi primer Mensaje. Como te amo! Y como amo a todos aquellos que están Aquí, que rezan el Rosario del Amor y que te ayudan a propagar los Mensajes que Yo recibí de Nuestro Señor y de la Virgen Inmaculada.
Si! Te amo y a todos los que contigo dan su vida Aquí a los Sagrados Corazones Unidos también. Amo a todos los que aman el ROSARIO DEL AMOR, que son almas pequeñísimas, que son almas que verdaderamente viven como niños en el Amor del Corazón de Jesús, del Corazón de María, del Corazón de San José.
A todos vosotros, hoy, digo solemnemente:
SED ALMAS PEQUEÑÍSIMAS, VIVIENDO SIEMPRE EN LOS CORAZONES DE JESÚS Y MARÍA”!

Sed almas pequeñísimas, viviendo la Verdadera Infancia Espiritual, dependiendo totalmente de los Sagrados Corazones Unidos, confiando completamente en Ellos, dejándoos guiar, cargar en los brazos de Ellos como el bebito se deja cargar en los brazos del padre y de la madre confiadamente. Para que así, verdaderamente, vosotros podáis ser llevados por Ellos rápidamente a aquella Perfección de Santidad, a aquella belleza, a aquella pureza interior que Ellos tanto desean de vosotros y que solos con vuestras débiles fuerzas vosotros tal vez no podáis alcanzar nunca. Así, dejándoos cargar en los brazos de Ellos, llegaréis a aquella Santidad sublime y consumada, que Los Sagrados Corazones quieren de vosotros, y vosotros entonces, verdaderamente, creceréis en la Gracia, en la Perfección Espiritual delante de Dios y de los Hombres.

Sed almas pequeñísimas, rezando mucho, teniendo la completa confianza que en la Oración vosotros sois oídos por Dios que os Ama, sois oídos por María Santísima vuestra Madre que tanto os ama. Y así, verdaderamente, podáis crecer en la Confianza, en la Oración, en el Amor, en la entrega total y sobre todo, crecer en la Esperanza de que vuestras Oraciones son oídas por Corazones que os Aman, que saben lo que os es necesario y lo que necesitáis y que siempre harán lo mejor para vosotros. Providenciarán para vosotros la Gracia más adecuada y más necesaria a vuestro estado de vida, a vuestro momento de tribulación y sufrimiento y las necesidades de vuestra alma. Y que siempre, siempre sois muy amados, amados más allá de lo que podéis imaginar, por Dios y por María Santísima. Y, por lo tanto vuestra alma debe descansar en la certeza de poseer el Amor de Ellos!
Sed almas pequeñísimas, buscando cada vez más vivir en la Gracia y Santidad, huyendo del pecado, huyendo de una vida de soberbia, de la codicia y de todo aquello que el mundo os ofrece y que puede corromper esa vuestra infancia espiritual. Buscando siempre caminar en la vía de la humildad, de la pequeñez, de la simplicidad, no teniendo otro amor en vuestros corazones que no sea Dios y Su Madre Santísima y amando las almas en Dios. Para que así verdaderamente vuestra caridad sea celestial, sea sublime, y así en vosotros la Llama del Amor, la Luz del Verdadero Amor no sea empañada jamás por ningún afecto desordenado. Así, viviendo libres interiormente de toda esclavitud del mundo y de las criaturas, vuestra alma pequeñísima cada vez, se vuelva día tras día un gigante en el amor al Señor, en el amor a María Santísima y en el amor por la Salvación de las almas.
Yo estoy siempre con vosotros! Nunca os dejo! Voy a ayudaros a ser verdaderamente almas pequeñísimas. Para esto, rezad mucho el ROSARIO DEL AMOR! Dejadme cargar en los brazos vuestras almas. Dejaos cargar, dejaos llevar por Mí por el Camino de la Verdadera Pequeñez Espiritual. Para que así, verdaderamente entregándoos con todo vuestro ser en los Brazos de Jesús y María, Yo pueda ayudaros a crecer cada vez más en el Amor de Ellos, y a volveros cada vez más libres interiormente y cada vez más llenos del Amor de Dios.

Divulgad todas los Mensajes que Nuestro Señor y María Santísima Me dieron, junto con los Mensajes de Aquí de Jacareí y de todas las otras Apariciones que Aquí conocéis y que Marcos os da a conocer.
Para que así, verdaderamente los Corazones de Jesús y María Triunfen en el mundo entero cuanto antes. Y por medio del Corazón de San José el Reino de ellos sea establecido pronto en todas las almas, en todos los corazones.
Yo estoy siempre atenta a la voz de vuestras súplicas. Estoy con vosotros en todo momento, especialmente en los momentos de sufrimiento, aunque no Me veáis. Vosotros sentiréis Mi presencia confortándoos tanto cuánto fuere grande vuestra FE y vuestra confianza en Mí. Os Amo mucho! Desde hace mucho que os he seguido, acompañado, protegido y defendido.
No os alejéis nunca del Señor, de María Santísima y ni de Mí. Permaneced en Dios. Permaneced en Jesús siempre, incluso cuando os sentís abatidos, desanimados y postrados por los sufrimientos de vuestras vidas. Permaneced en Jesús, permaneced con vuestra voluntad, con vuestra esperanza en Él y Yo os prometo que verdaderamente Yo os ayudaré siempre a vencer vuestros sufrimientos, tribulaciones y dificultades.
Y os ayudaré a seguir adelante y un día alcanzaréis la Corona de la Vida Eterna.
Permaneced en Jesús! Permaneced en el Amor de Él, incluso con vuestras debilidades, incluso con vuestros defectos repetidos continuamente, no importa. No desaniméis! No os alejéis de Jesús por causa de eso. Permaneced con Jesús! Permaneced en Jesús, buscando siempre a Jesús, procurando siempre a Jesús, siempre con sed de Jesús, siempre procurando mejorar por Amor a Jesús! Y os prometo que vosotros conseguiréis vuestra Salvación y la de todos aquellos con quien vosotros os encontrareis y a quien amareis en esta vida.
A todos en este momento, Bendigo generosamente con Amor”


  07.05.2011 – REVELACIÓN DE LA MEDALLA DEL AMANTÍSIMO CORAZÓN DE SAN JOSÉ

MENSAJE DEL AMANTÍSIMO CORAZÓN DE SAN JOSÉ:
“Marcos, Mi hijo amadísimo, vengo hoy para darte una gran Gracia de Mi Corazón! Vengo para dar a Mis hijos una gran Bendición y un gran don de Mi Amor, para ayudarlos en sus aflicciones y dificultades y también para defenderlos de todo mal.

Este Don, es Mi MEDALLA, la MEDALLA DE MI CORAZÓN!
Mira bien lo que te voy a mostrar ahora y grávalo en tu corazón.

(Palabras del Vidente Marcos Tadeu: “Vi surgir en el pecho de San José Su Amantísimo Corazón en Llamas de Amor como un sol refulgente de Luz. En seguida, surgieron, alrededor de San José las siguientes palabras en letras doradas y luminosas:
AMANTÍSIMO CORAZÓN DE SAN JOSÉ

Debajo de la nube donde se apoyaban los Pies de San José, apareció la fecha de hoy:
07 DE MAYO DE 2011

Alrededor de la cabeza de San José, también había muchos resplandores, muchos rayos luminosos.
El cuadro oval giró, y en el reverso vi dos lirios que subían de ambos lados de la Medalla hasta arriba. Debajo, las palabras luminosas:
ROGAD POR NOSOTROS Y DAD LA PAZ AL MUNDO

En el centro había una Cruz. Más o menos en medio de esta Cruz, estaba el Sagrado Corazón de Jesús Coronado de Espinas. Más abajo, a la derecha, el Corazón Inmaculado de María cercado de espinas; y más a la izquierda, el Amantísimo Corazón de San José, cercado de Llamas de Amor y también con espinas pero, no alrededor de él y sí clavadas en él. Pinchadas en él. Seguidamente, San José me dijo:

San José: “Hace muchos siglos tengo guardado esta gran Gracia. Esta Revelación de Mi Medalla al mundo para darla y revelarla a ti, en este tiempo. Esta Gracia, nadie más la recibió o recibirá en el mundo aparte de ti. Eso se debe al gran Amor que Yo tengo por ti Marcos, el más esforzado y dedicado de Mis hijos y también, al gran amor que Yo tengo por este lugar que es tan querido a Mi Amantísimo Corazón y al Señor.
Este Lugar Bendito y elegido por Nuestros Sagrados Corazones Unidos, es el lugar donde derramamos las riquezas de Nuestro Amor y donde manifestamos las mayores Misericordias de Nuestros Corazones Unidos inseparablemente: en el Amor, en el Dolor, y en la Gloria.
Por eso, manda acuñar una Medalla conforme el modelo que viste a fin de que todos la lleven al cuello, y así, reciban las grandes Gracias de Mi Corazón.
Ella será una señal potentísima de Mi Amor en medio de Mis hijos y atraerá sobre ellos, las Bendiciones del Señor. Di también a Mis hijos que Yo les prometo que:”

VEINTE PROMESAS DEL AMANTÍSIMO CORAZÓN DE SAN JOSÉ PARA LOS QUE USAREN DEVOTAMENTE Y CONFORME SU DESEO, SU SANTA MEDALLA

  1. Los que usaren Mi Medalla con confianza, serán guardados por Mí en todos los momentos de su vida, especialmente en los peligros y estarán siempre cubiertos con Mi Manto.
  2. No serán flagelados por la miseria espiritual ni por la temporal.
  3. No les faltarán los auxilios y medios necesarios para tener una vida digna. En otras palabras, no les faltarán trabajo y la ayuda caritativa para que tengan una vida digna.
  4. No serán vencidos por las tentaciones del demonio, los que usaren Mi Medalla y rezaren Mi Hora Santa los domingos. Disminuiré sobre ellos la influencia de satanás. Libraré sus casas, bienes, cuerpos y almas de cualquier dominación satánica.
  5. Serán bendecidos en sus trabajos y obras.
  6. Serán aliviados y confortados por Mí en sus enfermedades y sufrimientos.
  7. Muchos serán curados Milagrosamente para mayor Gloria de Dios y Triunfo de Nuestros Corazones Unidos.
  8. No conocerán las llamas eternas los que usaren Mi Medalla, con amor.
  9. No morirán en pecado mortal aquellos que usaren Mi Medalla y tuvieren la Verdadera Devoción a Mi Corazón.
  10. Sus familias serán socorridas por Mí en sus necesidades y serán cubiertas por Mi Manto.
  11. Los jóvenes que usaren Mi Medalla con amor, siguiendo Mis ejemplos y virtudes, no caerán en pecado. Si hubieren caído, volverán al camino de la Virtud. Los jóvenes puros y castos se conservarán puros y recibirán de Mí todos los medios, la fuerza y la Gracia para perseverar hasta el fin en el camino de la castidad y de la santidad.
  12. Esta Medalla hará despertar en muchas almas, el Santo deseo de consagrarse a Mí y de dedicarse a una vida de Oración, Contemplación y entrega total a Dios por medio de Mi Corazón.
  13.  Disminuirá en las almas que usaren Mi Medalla, hasta desaparecer por completo, el amor desordenado de sí misma, del mundo y de las criaturas y aumentará cada vez más el Amor Divino y Celestial, el gusto por las cosas de Dios y el amor de las Virtudes.
  14. Serán iluminados sobre los Misterios de la Redención y sobre cuánto Mis sufrimientos, unidos a los de Jesús y María, colaboraron en la Obra de la Redención Humana. Serán esclarecidos sobre Mis Virtudes, Méritos, los Dones que Yo recibí de la Santísima Trinidad y el inmenso Amor que Ella tuvo y tiene por Mí.
  15. Serán oídos por Mí en todas sus Oraciones, y todo lo que Me pidieren, Yo les concederé. (desde que no sea contrario a la Voluntad de Dios)
  16. Los agonizantes serán confortados por Mí en los últimos momentos de su vida en la Tierra. No serán atormentados por los demonios en su agonía. Recibirán Mi visita y recibirán Mi abrazo paterno espirando suavemente en Mis Brazos.
  17. Los padres recibirán Mi continua asistencia en sus dificultades y tendrán las luces necesarias para bien educar a sus hijos en el Santo Amor de Dios.
  18. Poco a poco, retomará la Paz a las familias y ciudades donde Mi Medalla fuere conocida, amada y propagada. La Paz y la concordia reinarán conde Yo fuere amado y venerado por medio de Ella. Las guerras serán detenidas, alejadas o tendrán su duración disminuida. La violencia desaparecerá.
  19. Los corazones empedernidos en el pecado, serán tocados por la Gracia y retomarán al seno de la Santa Fe Católica y andarán con paso firme en el Camino de la Santidad.
  20. Los que usaren Mi Medalla recibirán la Gracia de ser llevados por Mí directamente al Paraíso después de la muerte, y serán colocado junto a Mi Trono en el Cielo donde conocerán Mis Misterios y Secretos y donde gozarán de una indescriptible felicidad a Mi lado para siempre.

 (Esta Medalla pronto será acuñada por el Vidente Marcos Tadeu y estará a disposición de todos los que aman el Amantísimo Corazón de San José)


01.05.2011 – FIESTA DE LA DIVINA MISERICORDIA
Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo:

“- Mis hijos, Mi Sagrado Corazón os Bendice hoy y os da nuevamente la Paz!
Mi Misericordia es grande, ha esperado al mundo hace muchos siglos que vuelva y regrese a Mí.
Mi paciencia ha esperado a que los hombres respondieren a Mis llamados, Me dieren “si” hace muchos tiempo. Pero ahora Mis hijos, debéis acelerar vuestra vuelta, vuestra Conversión a Mí, porque poco es el tiempo de la Misericordia que resta para vosotros.
Poco es el tiempo de la Misericordia que resta para vosotros, por eso os llamo a todos a volver a Mi Sagrado Corazón, por medio del Corazón Inmaculado de Mi Madre y del Corazón de San José, Mi Padre Adoptivo, nutricio y amadísimo. Para que así, verdaderamente, Yo pueda derramar en vuestras vidas el Océano de Mi Misericordia, de Mi Gracia y de Mi Amor. Y pueda transformar verdaderamente vuestra existencia en un perfecto reflejo de Mi Gloria, de Mi Gracia, de Mi Santidad, de Mi Amor, de Mi Bondad. De modo que toda criatura que mire hacia vosotros, glorifique Mi Nombre, glorifique Mi Misericordia, Me entreguen también ella su corazón y se vuelva también ella reflejo vivo de Mi Gloria, de Mi Amor, de Mi Bondad.

Poco es el tiempo de la Misericordia que resta para vosotros, por eso os digo Mis hijos: purificad pronto vuestras almas por la PENITENCIA, de modo que verdaderamente vuestras obras no sean más obras de tinieblas, sino obras de Luz, de Santidad, de Pureza y Perfección. Para que cuando Yo regrese en breve, Mi Sagrado Corazón no tenga que lanzaros en las tinieblas exteriores, donde habrá llanto y rechinar de dientes. Sino, que por vuestras obras, Yo pueda daros aquella recompensa que desde el principio del mundo está prometida a los benditos hijos de Mi Padre. Haciendo así, Mis hijos, vosotros mismos, sellaréis para vosotros una eternidad feliz en Mi Gloria, en Mi Amistad, en Mi Amor y en la Eterna Felicidad que Yo he preparado para vosotros en el Cielo.
Poco es el tiempo de la Misericordia que os resta, por eso os llamo a todos a cambiar vuestras vidas, a dirigir vuestros corazones hacia Mí, a vivir únicamente para Mí, buscando siempre y en todo momento realizar aquello que Yo, que Mi Madre Santísima, que Mi Padre San José os hemos indicado y mostrado en Nuestros Mensajes Aquí, a lo largo de todos estos años. Para que así, verdaderamente, viviendo en Mi Voluntad, obedeciendo y cumpliendo Mi Voluntad, vosotros podáis en breve recibir de Mis Manos la Corona de Victoria, el premio que Yo os he preparado.

Dirigid vuestras vidas hacia Mí mientras tenéis tiempo, mientras todavía tenéis los auxilios extraordinarios de este tiempo en que vivís, que Yo di a ese tiempo. Auxilios nunca dados antes en la historia de la humanidad con esta profusión que ahora os fueron dados. Estos auxilios son las Apariciones de Mi Madre, los Mensajes que Ella, que Yo, que Nuestros Sagrados Corazones os damos en tantos lugares de la Tierra hace tantos años…, las Oraciones que Nosotros os dimos, que Nosotros os enseñamos. Estos Tesoros de Gracia, de Conocimiento, de Paz y de Amor que Nosotros os hemos dado en Nuestras Apariciones con generosidad. Estos auxilios que os fueron dados en tan grande profundidad en estos tiempos, en breve cesarán para vosotros, y entonces vuestra Conversión se volverá mucho más difícil. Y para aquellos que no quisieron atender Nuestros llamados, que no quisieron renunciar a su propia voluntad para aceptar la Nuestra, para estos ella será incluso casi imposible.

Daos vuelta por lo tanto, rápidamente hacia Nosotros, volveos rápidamente hacia Nosotros diciendo “si” a Nuestros Corazones Unidos, aceptando aquello que Nosotros os decimos en Nuestros Mensajes, aceptando el caudal de Mi Misericordia mientras todavía puedo derramarla sobre vosotros en este tiempo.
Poco es el tiempo de la Misericordia para vosotros, y muy cerca está el gran AVISO que Yo mandaré a toda la Tierra. Ningún alma, ningún ser humano escapará de este AVISO, sacudirá las conciencias, será como un pequeño JUICIO acontecido en vuestra vida, será como pasar por el Juicio Particular después de la muerte antes incluso de morir. Cada uno verá su vida, cada uno verá toda su existencia, pero no con los propios ojos, sino con los Ojos de Dios, como Dios ve vuestra vida, como dios ve vuestros pecados. Cada uno verá el mal que hizo y el bien que no hizo y por cada mal, por cada pecado que hubiese cometido sufrirá, sufrirá el peso de Mi Justicia, sufrirá el peso aplastador de Mi Dolor, del dolor que Me causaron vuestros pecados, del Dolor que Me causó el bien que pudisteis haber hecho y no hicisteis porque estuvisteis buscando únicamente la satisfacción de vuestra voluntad, de vuestros intereses, de vuestros placeres. Sufriréis el peso del Dolor que cada bien que podíais haber hecho y no hicisteis causó en Mi Corazón y en el Corazón de Mi Madre. Sentiréis el dolor que Nos causaron vuestros pecados, sentiréis el peso de la responsabilidad de vuestros actos, sentiréis el gran disgusto que vuestros pecados Me causaron a Mí y a Mi Madre y que Nos hicieron derramar tantas Lágrimas hasta de Sangre. Y este peso aplastador para muchos será tan grande que algunos no soportarán y morirán, pero morirán no de un dolor físico, sino de un dolor espiritual, en el alma, que será en muchos tan fuerte que podrá dar la muerte.
Este AVISO será mandado hacia vosotros en breve, el día y la hora que vosotros no conocéis y que no esperáis y que sorprenderá a cada uno en el estado en que esté que estuviere. En aquel momento también las almas buenas verán las buenas acciones que hicieron, la muchas oraciones que rezaron, la obediencia que tuvieron a los Mensajes de Mi Madre, las almas que convirtieron y que salvaron con su esfuerzo, todo el bien que produjeron con su trabajo intenso y laborioso cumpliendo todo cuanto Nosotros os mandamos en Nuestros Mensajes. Y para esas almas, todo eso en aquel momento será para mayor consuelo, verán que su tiempo no fue perdido, verán que el tiempo dedicado y consagrado de sus viadas, a Mi y a Mi Madre fue la mejor cosa, fue la cosa más Bendita que hicieron en toda su vida, y en aquella hora, para esas almas, grande será la Paz, grande será la consolación que Yo daré.

Este AVISO que está muy cerca de vosotros llegará en breve Mis hijos, sacudirá la faz de la Tierra, ningún hombre más desconocerá la Verdad después de él, todos sabrán que Yo Existo, todos conocerán la Verdad, todos conocerán el “SI” que deben darMe. Pero, como muchos aún así no cambiarán, continuarán deciéndoMe no y diciendo si a sí mismos, al mundo y al pecado, después del AVISO YO mandaré el MILAGRO, será la última áncora de Salvación que Yo lanzaré al mundo entero y si después de él no quisieren responderMe “SI” entonces mandaré el CASTIGO. Este CASTIGO será el peor que haya visto la humanidad ingrata y pecadora.
Por eso Mis hijos, poco es el tiempo de la Misericordia que resta para vosotros. Convertíos sin demora! Cambiad vuestros corazones. Mis Ojos están exhaustos de tanto llorar al ver que mandé a Mi Madre y Yo mismo fui con Ella a muchos lugares de la Tierra, llamando a la ORACIÓN y a la PENITENCIA, pero casi nadie quiso responder a Nuestros llamados. Por eso, hijos Míos, os digo: Hace mucho ya os di el día de la Misericordia y envié a Mi Sierva Faustina, a Mi Siervo Marcos, a Mi Sierva Lucía, Jacinta, Francisco, Bernardita y tantos otros, para llamaros a la CONVERSIÓN y a la PENITENCIA. Ahora, en breve, mandaré a la Tierra no más esos Profetas llamándoos a la Conversión, mas si, a los Ángeles Segadores de la Justicia de Dios, para entonces, cortar la paja de medio del trigo y lanzar la paja en la hoguera ardiente para que la mala semilla no sofoque y no mate más el trigo. Y allí aquellos manojos arderán, aquellos manojos de paja, los pecadores, aquellos que no quisieron atender Mis llamamientos, arderán en llamas que no se apagarán más.

Vosotros que sois Mis ciudades, Mis ciudades Santas volveos hacia Mí,pues Yo quiero habitar en vosotros, quiero llenaros con Mi gran Amor, quiero llenaros con Mi gran Paz, con Mi gran Misericordia. Quiero verdaderamente hacer desbordar en vosotros los ríos de Mi Gracia y de Misericordia. Quiero reconstruir Mis ciudades que fueron demolidas y arrasadas por Mi adversario, por Mi enemigo. Quiero expulsar de Mis ciudades todas las serpientes, escorpiones: de los pecados, de los vicios, de la apostasía de este mundo. Quiero expulsar de ella todas las tiniebla y oscuridad y hacer brillar en ella una vez más el sol de Mi Justicia, de Mi Amor y de Mi Gracia.

Quiero hacer resplandecer en todos vosotros Mis hijos, que sois Mis ciudades, esta Mi Luz, que no conoce ocaso y que hará que en vosotros no haya más ni día, ni noche, sino todo será un único día luminoso de Gracia, Santidad, Gloria y Perfección y Amor!
Quiero nuevamente reconstruir vuestras murallas, erguirlas hasta bien alto, erguir en vosotros estas murallas hechas de ladrillos de virtudes, de buenas obras, de perfección y santidad. Para que vosotros seáis ciudades bien fortificadas contra todo tipo de enemigo y adversario de vuestra salvación y de Mi Imperio en vosotros, en vuestras almas. Quiero nuevamente reedificar Mi Santuario en vosotros, reedificar Mi Trono, Mi Altar Santo en vosotros y nuevamente reencender en vosotros Mi Llama para que ella queme en Mi Altar noche y día. Vosotros sois Mis Altares y Yo quiero reencender en vosotros la Llama de Mi Amor, la Llama de Mi Espíritu Santo que es Verdad, que es Amor, que es Caridad. Para que entonces, con esta Llama de Divino Amor vosotros podáis amarMe, adorarMe, servirMe todos los días de vuestra vida, y Yo pueda complacerMe en vosotros dándoos siempre más a probar Mi gran Amor, Mi gran Bondad, Mi gran Misericordia.

Volveos mientras es tiempo Mis ciudades, porque vuestro Rey ya está en camino de regreso hacia vosotros. Vosotros ya podéis ver a vuestro Rey sobre las colinas, llegando para nuevamente habitar en vosotros. Preparad Mi ciudad, limpiadla, reconstruidla, abrid las puertas para vuestro Rey que llega. Abrid las puertas de vuestra alma, de vuestra ciudad espiritual para Mí, para que Yo, vuestro Rey, entre y pueda nuevamente gobernar en ella, llenarla de alegría y los cánticos de vida, de felicidad, alegría y júbilo puedan volver a ser entonados en ella.
He aquí que Yo mandé a Mi Madre, la Reina delante de Mi como Mi Mensajera, para preparar Mi Camino de regreso hacia vosotros. Ella vino y gritó en vuestras plazas, en vuestras calles, en vuestros jardines y en las esquinas de las casas, llamándoos, convocándoos a la ORACIÓN y a la PENITENCIA. Pero vosotros no la oísteis, antes, cerrasteis los oídos, las puertas y ventanas de vuestras casas para la Voz de Mi Madre.

No permanezcáis más así endurecidos a la Voz de Mi Madre, si no quisiereis que Yo más tarde también endurezca Mi Corazón y sea duro con vosotros. Abrid vuestros oídos a la Voz de Mi Madre que clama en vuestras plazas, llamándoos a la ORACIÓN y a la PENITENCIA. Abrid vuestros corazones para Ella, para que así entonces, Yo sea Misericordioso y Clemente con vosotros en el día de Mi Regreso.

Volveos a Mi, porque poco es el tiempo de la Misericordia que os resta. Si, Aquí, en este Lugar Sagrado de Mis Apariciones con Mi Madre y con Mis Santos y Ángeles, continúo y voy a terminar la Gran Obra de Mi Misericordia comenzada con Mi hija FAUSTINA KOVALSKA. Voy a terminar esta Obra y llevarla a su pleno éxito, a su pleno cumplimiento. Vosotros todos, sois los soldados de Mi Misericordia, sois aquellos que debéis llevar al mundo todo el agua de Mi Misericordia, que debéis hacer llegar a todos, como por acueductos los ríos de Mi Misericordia. Vosotros debéis llevar a todos la Luz Mística de Mi Divina Misericordia, debéis ser los reflectores de Mi Luz, de Mi Misericordia para el mundo todo. Solamente así, Mi Corazón Misericordioso Triunfará en cada alma, en cada hogar, en cada nación.         
Adelante Mis hijos! No desfallezcáis! Todavía tenemos mucho que luchar, mucho que hacer, muchas almas que conquistar. Mi Misericordia no descansará mientras no rescate la última alma, la última de Mis ovejas perdidas que Yo quiero reconducir al aprisco seguro de Mi Sagrado Corazón.

Salid! Hablad! Anunciad cada vez más Nuestros Mensajes. Rezad! Llevad a todos la Llama de Nuestro Amor.
Continuad rezando todas las Oraciones que Nosotros os dimos Aquí y anunciando por encima de los tejados y también por debajo de ellos de casa en casa, haciendo los Cenáculos que Nuestra, Mía y vuestra Madre os mandó hacer, llevando Nuestros Mensajes a todas las almas y corazones. Para que así cuanto antes todas las almas conozcan el océano de Mi Misericordia y tomen el Camino de Regreso hacia Mí!
A todos en este momento, con Mi Madre Inmaculada Bendigo generosamente… Y doy también la Indulgencia Plenaria de Mi Sagrado Corazón a todos los que rezaron Mi Rosario de la Misericordia, que divulgan Mis Mensajes dados a Mi hija FAUSTINA, Mis Mensajes dados Aquí y que son los Apóstoles de Mi Misericordia.”


24.04.2011 – MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO:
“Hijos Míos! Hoy cuando vosotros celebráis Mi RESURRECCIÓN, Mi SAGRADO CORAZÓN viene a Bendeciros y derramar sobre vosotros toda la efusión y plenitud de Mi Amor, de Mi Paz y de Mi Gracia.
Resucité para ser siempre vuestra Luz, para todos los días de vuestra vida guiaros por la vía del Bien, del Amor, de la Paz y de la Santidad, de la perfecta imitación de Mí mismo. De forma que vosotros podáis ser de cierto modo otro Cristo, Mi continuación en la Tierra, haciendo aquello que Yo hice esparciendo Mi Amor y llevando a cabo la Obra de la Salvación de las almas que se perpetúa en el tiempo, en los pueblos y en las Naciones. Y así, Mi Sagrado Corazón y Mi Nombre puedan ser glorificados por todos vosotros delante de todos los hombres.
Resucité para ser siempre vuestro aliento en los momentos difíciles, para ser vuestro consolador en las horas de dolor, sufrimiento y tristeza, para llenar todos los días vuestra vida de bálsamo, de bálsamo de Mi Sagrado Corazón. De modo que nadie de vosotros pudiese sentirse solo, ni abandonado por Mí y además de eso, todavía os di a Mi Madre como vuestra Verdadera Madre en aquel momento cuando Ella estaba a los Pies de Mi Cruz, para que sobre todos vosotros, todos los días descendiese siempre el bálsamo, el suave oleo de Mi Amor, de Mi Misericordia, de MI Gracia y de Mi Paz.
Resucité para ser siempre vuestro Maestro, que os enseña siempre el Camino de la Verdad, vuestro Amigo que os comprende, ama, ayuda, socorre, ampara, recibe, abriga en todo momento de vuestra peregrinación en la Tierra. Para ser vuestro Padre, para alimentaros todos los días con el Pan de la Verdad, con el Pan de Mi Amor, con el Pan de Mi Gracia. Para ser el Esposo de vuestras almas, de forma que Yo pueda unirMe cada vez más con vosotros y uniros cada vez más Conmigo, de modo que seamos uno solo en el Amor. Y así, Nuestros corazones fundidos en una sola Llama de Amor, juntos latan, juntos amen, juntos sufran, juntos trabajen, juntos conquisten almas, juntos planten Mi Reino en la Tierra.
Resucité para ser siempre vuestra Luz, de modo que todo aquel que Me siga no camine nunca en las tinieblas, para ser vuestro Buen Pastor, de modo que vosotros, Mis ovejas, jamás os perdáis en los caminos de este mundo y jamás seáis devoradas por los lobos del pecado, de los errores, de los vicios, de las tinieblas de este mundo, de las insidias de satanás. Y así, Yo pueda conduciros a todos hacia el Aprisco, hacia dentro del Aprisco seguro de MI SAGRADO CORAZÓN.
Resucité para ser siempre vuestro Buen Samaritano, que cura vuestras heridas, que cierra toda llaga de vuestro padecer terreno, para cada vez más conduciros a aquella Perfecta y Verdadera Vida que os guarda en el Cielo a Mi lado y al lado de Mi Madre.
Resucité para permanecer con vosotros hasta el final de los siglos todos los días, cuando entonces, Yo os extenderé Mis Brazos, abriré para vosotros Mi Corazón y Mi Reino y os llamaré para entrar en Él diciéndoos:
“VENID, BENDITOS DE M PADRE, TOMAD POSESIÓN DEL REINO QUE OS FUE PREPARADO DESDE EL PRINCIPIO”
Resucité para ser siempre vuestra alegría, siempre vuestra vida, la Vida de vuestra vida.
A todos en este momento, en este día de MI Resurrección, Bendigo generosamente con todo Mi Amor y toda Mi Misericordia.”

MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA:
“- Amados hijos Míos! Hoy, DOMINGO DE PASCUA, día en que Mi Hijo JESÚS resucitó, YO, la Madre de la Gracia, la Madre del Amor y de la Misericordia os digo: Alegraos Conmigo!
Alegraos Conmigo, porque JESÚS Crucificado y Muerto, resurgió hoy Glorioso llenando el Cielo y la Tierra con Su Gloria, Inmortal, impasible para nunca más morir. Vencedor del demonio, del pecado y de la muerte ÉL es la señal perenne de vuestra Victoria, de vuestra gran Esperanza. Y por eso hijitos Míos debéis hoy alegraros Conmigo porque en JESÚS Triunfante del mal, del pecado y de la muerte Mi y vuestro Triunfo también ya está asegurado y Nosotros Mis hijos Triunfaremos finalmente del demonio, de este mundo que a él se entregó, que se dejó esclavizar por su dominio. Y así, Nosotros Mis hijos juntos venceremos toda tiniebla, todo mal y todo tipo de muerte que reinan en este mundo.
Alegraos Conmigo, porque hoy en el día en que Mi Hijo apareció Resucitado delante de Mí para consolar a Mi alma sumergida en Mi gran dolor, Mi Corazón Inmaculado probó delicias inauditas. Mi Corazón Inmaculado experimentó como nunca la Llama de Amor Divino de Mi Hijo que Me abrasaba toda entera en Su Amor y Nuestros dos Corazones así como el metal se funde en el fuego, se fundieron en una sola Llama Mística. Y allí Mis hijos experimenté uno de los momentos más felices de toda Mi vida que si el Padre Celestial no Me sustentase con Su Gracia, allí mismo Yo habría muerto de tanta Felicidad, Amor y Consolación que Mi alma experimentaba.
Alegraos Conmigo, hijitos, porque esta Llama abrasadora de Amor Divino Yo quiero derramar sobre cada uno de vosotros, a fin de abrasaros y transformaros en Verdaderas Llamas Vivas de Amor Divino por el Señor, por Mí y también por la Salvación de las almas de vuestros hermanos.
Por eso, una vez más, hoy Yo pido vuestro “si” incondicional, sin reservas a Mi Amor, a Mi llamado. De modo que Yo pueda cada vez más colmaros con el Amor del Señor, con el Amor Divino y con este Amor podamos finalmente hacer toda la Tierra arder en una sola Llama de Amor Celestial.
Alegraos Conmigo, porque hoy en este día Mi Corazón traspasado por tantas espadas de dolor fue también inmensamente coronado de alegrías, de fulgores divinos nunca antes vistos, ni recibidos por Mí. Y así Mi Corazón, Mis queridos hijos, exultó de Alegría en Dios! Esta misma alegría, este mismo júbilo quiero derramar sobro todos vosotros, a fin de que vosotros que a cada día compartís el Calvario Conmigo en estos tiempos de la Gran Apostasía, del gran dominio de satanás en la historia de la Humanidad, vosotros que sois Mis pequeños hijos aplastados bajo el peso de tantos sufrimientos, a vos que compartís la Cruz Conmigo, Yo quiero hoy también dar a compartir Mi gran Alegría y la gran Consolación que experimenté en el momento de la Resurrección y de la Aparición de Mi Hijo a Mí!
Así Mis hijos, quiero cada vez más conduciros en el Camino de la Alegría, de la Paz y de la Esperanza, de la certeza jubilosa: QUE EN BREVE MI CORAZÓN INMACULADO TRIUNFARÁ. Y Mi Hijo Jesús hoy Resucitado, Triunfante de la muerte y del pecado también en breve Triunfará de satanás y de este reino de maldad e iniquidad que Él estableció sobre la Tierra entera.
Os llamo a la Esperanza, os llamo por lo tanto a la Alegría, os llamo Mis hijos a la Dulce Confianza en JESÚS RESUCITADO y en vuestra MADRE DEL CIELO que hoy también aplastó con CRISTO la cabeza de la serpiente infernal y es por lo tanto, la Reina mil veces vencedora del mundo, de satanás, del pecado y del mal.
Adelante! Continuad rezando Mi Santo ROSARIO y todas las Oraciones que Yo os di Aquí. Usad la MEDALLA DE LA SAGRADA FAZ de Mi Hijo Jesús, que antes de ayer recibisteis de las manos de Mi hijo Marcos por primera vez. Usadla con confianza, pues aquellos que usaren bien esta Medalla como todas las otras que Yo di en Mis Apariciones Aquí y en el mundo todo, esos no conocerán las llamas eternas y el Rostro de Mi Hijo y el Mío serán siempre la Luz que os guarda, que os ilumina, que os protege de todo mal y que siempre iluminará todo aquello que hicieren, todo, todo aquello que sobre esta Tierra en esta vida les suceda. Nosotros seremos siempre los dos Soles luminosos que os conducirán por el Camino del Bien y de la Salvación y en la vida de estos Mis hijos que usaren esas Nuestras Medallas jamás habrá ninguna tiniebla, ninguna oscuridad.
Yo estoy con vosotros! Os Amo tanto! Estoy a vuestro lao en todo momento y no hay dolor, aflicción, aborrecimiento o lágrima vuestra que escape de Mi Mirada, siempre celosa, siempre vigilante, siempre preocupada y atenta a vuestros sufrimientos.
Venid! DadMe todo lo que os aflige, confiadMe todas vuestras preocupaciones y Yo de ellas tomaré cuenta. Rezad! Rezar por Mis Intenciones, obedeced Mis Mensajes, trabajad por la causa del Triunfo de Mi Corazón Inmaculado, de la difusión de Mis Mensajes y de la Conversión de las almas, de vuestros asuntos  Yo tomaré cuenta.
Id adelante! No desaniméis porque:
EN BREVE MI CORAZÓN INMACULADO TRIUNFARÁ!
Hoy, Yo la MADRE JUBILOSA DE LA RESURRECCIÓN, a todos Bendigo generosamente.”


23.04.2011 – MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES Y DE SAN GABRIEL  
                      DE LA VIRGEN DOLOROSA.

Mensaje de Nuestra Señora de los Dolores:
“- Hijos Míos bien amados, Yo Soy la MADRE DEL DOLOR y de la SOLEDAD. En este día, del Sábado Santo permanecí sola sin Mi Hijo Jesucristo que yacía muerto en el Sepulcro, Me Consolaban Juan, Verónica, María Magdalena y las otras santas mujeres que Conmigo velaba: en la Oración, en la continua súplica y en la esperanza de la Resurrección de Mi Divino Hijo JESUCRISTO.
Hoy, en vuestro tiempo, cuando nuevamente estáis en el Sábado Santo, en el Nuevo Sábado Santo, Yo continúo siendo la misma Madre del Dolor y de la Soledad, de la súplica y de la Oración incesante, para que el Padre adelante pronto el momento de la gloriosa resurrección de vuestro tiempo que será el Triunfo de Mi Corazón Inmaculado con la venida del Reino de Jesús a la Tierra.
Yo Soy la Madre de la Súplica y de la intercesión en vuestro Sábado Santo, en el Sábado Santo de estos tiempos. Y por eso Yo aparecí en tantos lugares de la Tierra para llamar a todos Mis hijos: a la Oración continua, incesante, abrasadora, profunda, siempre hecha Conmigo y por medio de Mí. Para que así, formando cada vez más Mi gran ejército de Oración, Súplica e Intercesión Yo pudiese obtener la fuerza suplicante y orante necesaria para alcanzar del Padre el adelantamiento de aquella gran hora que Mi Corazón Inmaculado espera ansiosamente, cuando finalmente, Él con el acto de Su gran Poder y de Su gran Misericordia precipitará a satanás en los abismos infernales y liberará este mundo de las tinieblas del mal, del pecado, de la violencia, del odio, de las guerras y de la Apostasía en que él está sumergido.
Yo continúo siendo la Madre de la Oración y de la Intercesión en el Sábado Santo de vuestro tiempo. Y es por eso que Yo os llamé de todas partes a formar parte de Mi ejército: de pureza, de oración, de amor y de santidad, a fin de que con vosotros, Mis hijos, Yo pudiese cada vez más esparcir en la Tierra la Llama de Mi Amor, la Llama de Mi Bondad, de Mi Gracia, de Mi Misericordia. Y así, nuevamente reconducir al aprisco seguro de Mi Corazón y del Corazón de Jesús innumerables ovejas Mías, innumerables almas de Mis hijos que están extraviadas en el pecado.
De esta forma, puedo cada vez más realizar el Designio del Padre que quiere cada vez más hacer Su Divino Amor Triunfar en la Tierra y hacer que la Luz de Su Gracia Triunfe y aplaste las tinieblas del mal, del pecado y de satanás.
Yo, continúo siendo la Madre de la Oración y de la Intercesión en el Sábado Santo de estos vuestros tiempos. Por eso, continúo con vosotros Aquí durante todo este tiempo que ha durado Mis Apariciones en Jacareí y en tantos lugares, para conducirlos de la Mano, para guiaros cada vez más por la vía de la Santidad, para haceros cada vez más crecer como flores perfumadas y cultivadas por Mí misma. De manera que así, pueda dar a Mi Padre Celestial y a Mi Divino Hijo gran contentamiento, satisfacción y alegría al ver las flores cultivadas por Mis propias Manos para Su Mayor Gloria. Y entonces, la Santísima Trinidad pueda finalmente derramar sobre la tierra entera: el rocío de Su Gracia, el rocío de Su Amor, rocío que todo renueva, restaura, que todo resucita y hace vivir.
Yo, continúo siendo la Madre de la Oración y de la Intercesión en el gran y largo Sábado Santo de estos vuestros tiempos, cuando la Apostasía, la maldad, la falta de Fe, el odio, el desamor, la violencia ya tomaron todo y todas las cosas. Y ahora en este momento, cuando todo parece perdido hago brillar para vosotros en las grandes tinieblas de vuestro largo Sábado Santo Mi Luz Inmaculada, que se volverá tanto más fuerte cuanto mayor fueren las tinieblas que cubrieren este mundo.
Y sí, como en aquel Sábado Santo Jesús parecía derrotado delante del mundo, así también ahora, el Bien, la Gracia de Dios, Su Ley, la Fe Católica parecen derrotados por el mal de este mundo, por la Apostasía, por las fuerzas de las tinieblas y de satanás. Pero, así como Jesús salió del Sepulcro en hora inesperada Triunfante e Inmortal, así también en hora no esperada por este mundo rayará la Luz de la Nueva Resurrección, de la Gracia, del Amor, de la Santa Fe Católica, de Mi Corazón Inmaculado, y entonces, todo lo que parecía perdido será Salvo.
Os invito, por lo tanto, hijitos Míos, a vivir este largo Sábado Santo de vuestro tiempo Conmigo: en la Oración intensa, constante, perseverante, paciente, sufridora sí, pero expectante de la gran hora, del gran momento del Triunfo de la Divina Misericordia del Señor que ya fue decretado para esta humanidad.
Pero antes de esta hora, vendrá el GRAN AVISO: este Aviso que será como el Juicio Particular que cada uno tiene poco después que muere, pero que cada uno experimentará antes de pasar por la muerte, sin necesitar pasar por la muerte. Será tan doloroso, tan terrible para los pecadores que ellos desearán no haber nacido. El sufrimiento interior que acometerá al alma de los pecadores será tan fuerte que muchos no soportarán y morirán, otros gritarán a los montes y a las colinas: Cubridnos! Escondednos! Y envidiarán la suerte de aquellos que murieron hace mucho tiempo y que no necesitaron pasar por ese doloroso AVISO venido de las Manos de Dios. Este AVISO sorprenderá a toda la humanidad, sucederá al mismo tiempo con todos los hombres y nadie escapará de él, porque será una Gracia, un fenómeno y una Obra producida directamente por el ESPÍRITU SANTO. Mayor será el dolor que él causará a aquellos que no aprendieron a morir para sí mismos, a renunciar a sí mismos y a su voluntad para hacer la Voluntad del Señor, cuanto mayor fuere el apego que cada uno ha tenido a sí mismo y a su voluntad tanto más sufrirá en el día del AVISO.
Por eso tanto tiempo os he enseñado a morir a vosotros mismos, a renunciar a vos mismos, de modo que vos pudieseis purificaros a lo largo de estos años a fin de que en el día de ese AVISO estéis en Gracia de Dios, cumpliendo cien por ciento la Voluntad de ÉL. Y así Mis hijos, el sufrimiento del AVISO para vosotros no será atroz, sino será hasta dulce porque terminará de purificaros de las últimas manchas de amor propio que restan en vosotros, de amor del mundo que todavía restan en vos y vosotros saldréis de ellos mejores, más purificados, más santificados, más celestiales que terrestres. Y así en vosotros veré finalmente la Imagen de Mí misma reflejada sin mancha, sin mácula alguna.
Rezad! Rezad mucho! Haced mucha penitencia! Solamente así purificaréis vuestras almas, santificaréis vuestro cuerpo y vuestro corazón y seréis verdaderamente, dignos de la Gracia del Señor.
A todos en este momento generosamente Bendigo, y doy la Indulgencia a Mis hijos que durante todos los sábados del año se acordaron de Mí, de consolarMe, de repararMe y de desagraviarMe y a todos aquellos que han venido Aquí, a este Lugar Sagrado, a esta Capilla que es Mi segunda casa, Mi segundo Cielo, todos los sábados para consolarMe y enjugar Mis Lágrimas Maternas. Sobre todos ahora derramo Mi Bendición: del CALVARIO, del CENÁCULO y de JACAREÍ.
La Paz Mis hijos. La Paz Marcos, Mi hijito mas dedicado, sacrificado y esforzado, hijo de Mis Dolores y de Mis Lágrimas, ten Mi Paz siempre…”

2º MENSAJE DE SAN GABRIEL DE NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES:
“- Amados hermanos Míos! Yo, GABRIEL DE LA VIRGEN DOLOROS volví hoy con Ella para daros hoy nuevamente la Paz, las Gracias y las Bendiciones del Cielo y para llamaros a todos al Amor Abrasador por el Señor y por Ella, por Sus Dolores y a ser verdaderamente, consoladores del Corazón Doloroso de María, la SEÑORA DE LOS DOLORES.
En el Corazón Doloroso de María, debéis vivir cada día de vuestra vida, desagraviándoLo siempre, amándoLo, consolándoLo con vuestras obras hechas con puro amor, sin manchas de amor propio, de interés propio y de búsqueda de vosotros mismos en Dios y en Ella. Debéis vivir siempre en este Corazón Doloroso con vuestra alma sedienta, sedienta de en todo y por todo consolar a la Madre de Dios, volverla amada, conocida, glorificada, servida por todos y en primer lugar por vosotros. Por eso, todos los días debéis romper vuestros corazones, o sea, decir “no” a vos mismos y a vuestra voluntad corrompida y cada vez más decir “si” al Corazón Doloroso e Inmaculado de María, a aquello que Él os pide en todos los Mensajes que os son dados Aquí. Para que así, verdaderamente, podáis vivir en este Corazón Doloroso, podáis en este Corazón Doloroso: amar, servir a Dios en espíritu y en verdad.

En el Corazón Doloroso de María, debéis cada vez más sufrir con amor, paciencia y mansedumbre, uniendo vuestros sufrimientos a los Dolores de Ella y ofreciendo todo como acto de súplica y en expiación al Señor, para que ÉL perdone los grandes pecados de la Humanidad, para que ÉL reconduzca a las almas de los pecadores al camino de la Salvación y, sobre todo, para que sea adelantada la hora del Triunfo del Corazón Doloroso de María, cuando la Tierra entera será finalmente liberada de la esclavitud de satanás y del gran poder con el cual él ahora domina este  mundo. Así, verdaderamente aliviaréis los Dolores del Corazón de María y haréis que Él lata, no más de dolor, sino de alivio y de alegría al recibir cada vez más: vuestro amor, vuestra fidelidad, vuestra obediencia, vuestra mansedumbre.
En el Corazón Doloroso de María, debéis cada vez más rezar, sufrir, reparar y amar. E de esta forma, con María debéis en todo momento responder “SI” al Señor como Yo mismo hice con Ella en todo momento, aceptar la Divina Voluntad del Señor incluso cuando no la entendéis, soportar con paciencia cuando el Señor no responde prontamente a vuestras súplicas y cuando Él algunas veces os deja sufrir, para que así pueda ser purificados vuestros pecados, para que otras almas también puedan ser purificadas de los pecados de ellas. Y así el mundo pueda nuevamente encontrar el camino de su Salvación y de su Paz.
Debéis con María, en el Corazón Doloroso de María, amar, debéis amar con todas las fuerzas de vuestra alma, de vuestro corazón y de vuestra voluntad, renunciando cada vez más a los falsos amores del mundo para entregaros completamente al Amor del Corazón de Ella. Sólo así, verdaderamente, vosotros viviréis en el Corazón Doloroso de María, seréis las flores benditas que brotan de este Corazón y que Ella cultiva en el Jardín de Su Corazón para ofrecer a la Santísima Trinidad, para la mayor Gloria y Exaltación de Ella. Viviendo así, en el Corazón Doloroso de María, vosotros adelantáis y mucho el fin del largo Sábado Santo, del Calvario de este vuestro tiempo y adelantáis la Hora Gloriosa de la Nueva Resurrección que será para este mundo el Triunfo de Ella y la venida del Reino del Señor para este mundo.

Yo, GABRIEL DE LA VIRGEN DOLOROSA, encontré en el Corazón Doloroso de María toda la fuerza, toda la luz e inspiración para seguir el Camino de la Santidad. En los Dolores de María Yo encontré Mi consolación, Mi maestro, Mi guía, Mi luz, Mi camino y Mi paz. Si vosotros Me imitareis encontraréis también en estos Dolores todo cuánto necesitáis para vuestra Salvación, en la Devoción a los Dolores y a las Lágrimas de María Yo encontré todo Mi bien, encontré toda Mi fuerza, encontré todo Mi amor. Y si vosotros Mi imitareis también encontraréis para vuestras almas: bálsamo, consuelo, confort, luz, consejo, sabiduría y paz.
Yo os prometo ayudaros a encontrar todo eso en los Dolores de la Santísima Virgen y en las Lágrimas de Ella, esclareciéndoos a cerca de los Misterios del Sufrimiento de Ella y ayudándoos cada vez más a sacar de esos Dolores: la fuerza, la luz que necesitáis para todo sufrir, todo soportar y todo vencer en esta vida por el Señor y por Ella.
Yo estoy a vuestro lado, para transformaros en un grano de trigo, que cae en la tierra y muere, o sea, que muere para sí mismo y para el mundo, para que pueda finalmente: brotar, crecer y dar mucho fruto. Yo tomo vuestras manos y os conduzco cada vez más por el camino del perfecto amor y de la perfecta correspondencia al Señor y a María Santísima Dolorosa.
Venid Mis hermanos! Mo hombro está siempre a vuestra disposición para venir Aquí a buscar consuelo, confort y aliento en todos los instantes de vuestra vida. LlamadMe y Yo vendré inmediatamente en vuestra ayuda.
A todos en este momento, Bendigo generosamente con la VIRGEN DOLOROSA,”


22.04.2011 – VIERNES SANTO DE LA PASIÓN DE NUESTRO SEÑOR Y MARÍA SANTÍSIMA
Mensaje de María Santísima:
“- Amados hijos Míos, Yo, MARIA, la VIRGEN DOLOROSA, hoy a los Pies de la Cruz contemplo a Mi Hijo JESÚS que muere y que da la vida para Salvar a todos vosotros. Y os invito Mis hijos: Venid, venid a ser los Verdaderos hijos de vuestra MADRE DOLOROSA. Venid a ser los Ángeles consoladores de vuestra MADRE DOLOROSA y de JESÚS, por medio de vuestro amor y de vuestra vida ofrecida a Nosotros.

Si, Mis hijos, junto a Jesús, junto a la Cruz estaba Yo con el alma despedazada por el dolor y allí, uniendo Mis sufrimientos Maternos a los de Mi Divino Hijo, ayudé eficazmente en la realización de la Obra de la Redención del mundo, abriendo para vosotros nuevamente las Puertas del Cielo que estaban cerradas desde el pecado de Adán y Eva y entonces vosotros verdaderamente podéis después de eso, entrar en el Cielo y podéis gozar, de la Eterna Gloria, bienaventuranza y felicidad que Dios os preparó en el Cielo.

Venid a ser los Ángeles consoladores de JESÚS CRUCIFICADO y de vuestra MADRE DOLOROSA, por medio de vuestra vida cada vez más llena de Oración, llena de amor, llena de verdadero deseo de consolar Nuestro Corazón con una Fe viva, ardiente, con un amor cada vez más abrasado, con una fidelidad siempre más pronta, cada vez más intensa y viva. De manera que así, vuestra vida se vuelva una perfecta y gran consolación a Mi Hijo Jesús y a Mí y así vuestro amor, pueda hoy cerrar cada llaga, cada herida del Cuerpo de Mi Divino Hijo, cada herida también del Mi Corazón Materno traspasado por la espada del dolor.

Venid a ser los Ángeles consoladores de JESÚS CRUCIFICADO y de vuestra MADRE DOLOROSA, por medio de vuestra búsqueda constante de la Conversión y de la Santidad, de la huída de las ocasiones de pecado que vosotros siempre debéis hacer, de la renuncia a todo tipo de mal, de vicio, de seducción que Satanás y el mundo os presentan. Para que así, caminando cada vez más en la vía de la Santidad, de la Conversión, del verdadero amor, de la mortificación y de la renuncia a vosotros mismos, vosotros podáis verdaderamente volveros el lienzo más perfumado y amoroso, más suave y cándido que seca Mis Lágrimas Maternas, que seca las Lágrimas de Mi JESÚS, cual nuevo velo de la Verónica que enjuga la Faz de Mi Hijo JESÚS desfigurada y ensangrentada por ese mundo que cada vez más Lo reniega. Lo olvida y Le vuelve las espaldas.

Venid a ser los Ángeles consoladores de JESÚS CRUCIFICADO y de vuestra MADRE DOLOROSA, dándoNos cada vez más vuestro “si”, dándoNos cada vez más vuestra vida, renunciando cada vez más a vuestra voluntad, para que podamos realizar en vosotros todo cuanto Nosotros quisiéremos para vuestro mayor bien, para el bien de las almas y la Salvación de todos vosotros, sirviéndoNos cada día más con amor, con fidelidad, con alegría y confianza, renunciando cada vez más a vosotros mismos y diciendo siempre más “si” a Nuestro llamado, haciendo de cada día de vuestra vida un continuo e intenso ofrecimiento a Nosotros para que Nosotros podamos disponer de vosotros como Nosotros bien quisiéremos para la realización de los Planes de Nuestros Sacratísimos Corazones, para la Salvación de la humanidad y también la vuestra.

Venid a ser los Ángeles consoladores de JESÚS CRUCIFICADO y de vuestra MADRE CELESTIAL, haciendo los Cenáculos en las familias que Yo os pedí, rezando todas las Oraciones que Yo os mandé Aquí, todas las Horas Santas de Oración que Nosotros os dimos Aquí y que tanto Nos consuelan, llevando cada vez más Nuestros Mensajes al conocimiento de todos, para que todos se Conviertan y se Salven.
Haciendo eso vosotros os volvéis y seréis verdaderamente los Ángeles consoladores de JESÚS CRUCIFICADO y de vuestra MADRE DOLOROSA. Y así, en el gran Calvario de este vuestro tiempo cuando Jesús y Yo somos nuevamente rechazados, vilipendiados, coronados de espinas, flagelados, cargados con la Cruz, crucificados y muertos por esta humanidad que rechaza cada vez más Nuestro Amor, Nuestros Mensajes, la Santa Ley del Señor, la Fe Católica, Mis continuos llamados a la Conversión hechos en tantos lugares de Mis Apariciones en el mundo, vosotros seréis verdaderamente Nuestros consoladores, Nuestros Ángeles más queridos, que están al pie de la Cruz consolándoNos y confortándoNos, derramando sobre Nuestras heridas el bálsamo más precioso de vuestro amor.
A todos en este momento bendigo y bendigo también las MEDALLAS DEL SAGRADO ROSTRO de Mi Hijo Jesús que Yo misma pedí en Mis Apariciones a Mi hijita
María Pierina de Micheli. Donde quiera que esas Medallas con el Rostro de Mi Divino Hijo llegaren, Yo también allá estaré presente, derramando todos las Gracias eficaces de Nuestros Sacratísimos Corazones Unidos realizando las mayores maravillas de Paz, Gracia y Salvación del Señor y llenando la vida de todos Nuestros hijos que la usaren, con las luces del Espíritu Santo, con las luces del Cielo, con las Gracias de la acción transformadora del Espíritu Santo, Mi Esposo Místico y Divino. A donde quiera que esas Medallas llegaren, satanás y todo tipo de mal provocado por él saldrá y será aniquilado.
A todos en este momento, Bendigo generosamente.”

 1er. MENSAJE DE SAN GABRIL DE LA VIRGEN DOLOROSA:
“– Amados hermanos Míos, Yo, GABRIEL DE LA VIRGEN DOLOROSA os bendigo hoy y os doy la Paz.
Consolad a NUESTRO SEÑOR CRUCIFICADO y a la VIRGEN DOLOROSA, dándoLes cada vez más el bálsamo de vuestro amor, el agua refrescante de vuestra caridad, de vuestra Fe, de vuestra generosidad. Para que así, los labios resecos de Ellos puedan ser finalmente, remojados y refrescados y podáis darLes el refrigerio de vuestra fidelidad, obediencia, pureza y generosidad.
Si amados hermanos sed los consoladores de NUESTRO SEÑOR CRUCIFIADO y de la VIRGEN DOLOROSA, renunciando cada vez más a vosotros mismos y al mundo, dejando cada vez más de lado: vuestras vanidades, vuestra voluntad obstinada, soberbia, orgullosa, corrompida, inclinada al mal y a aquello que es contrario al Señor y a la Madre de Dios. Para que entonces, vuestra voluntad cada vez más dócil, cada vez más obediente, cada vez más conformada a la Santa Voluntad y a los Mandamientos de Ellos puedan haceros cada día más avanzar en el camino de la Santidad, de la Perfección, del Amor y de la Gracia.
Sed los consoladores de NUESTRO SEÑOR y de la VIRGEN DOLOROSA, sed un ramillete espiritual, que consuela los Corazones Unidos y Dolorosos de Ellos con vuestra vida, cada vez más perfumada de Oración, perfumada de Meditación de los Mensajes de Ellos, de la vida de los Santos, de la Santa Palabra del Señor para que cada día de vuestra existencia sea un gran y bello rosedal que sustituye las durísimas espinas con que Ellos fueron coronados en Su Pasión y todavía hoy continúan coronados, por este mundo que cada vez más Los hiere con las espinas de la desobediencia, de rechazo en amarLos y obedecerLos, del desamor, de la indiferencia, de la frialdad y del pecado. Así, verdaderamente vosotros secaréis las Lágrimas de Ellos, cerraréis cada herida y colocaréis en su lugar las flores más puras y luminosas de vuestro amor, de vuestra fe, de vuestra fidelidad.
Sed los consoladores de NUESTRO SEÑOR CRUCIFICADO y de la VIRGEN DOLOROSA, siendo para Ellos un himno de amor vibrante que cada vez más Los encanta, Los alegra, haciendo cada vez más de vuestra vida una continua copia de la Vida de Ellos, practicando todas las Virtudes de Ellos, imitando Sus Santísimos ejemplos, siguiéndoLos por la vía del bien, de la verdad, de la santidad, de la pureza, del amor. Haciendo así, vosotros seréis verdaderos consoladores de Ellos y vuestra vida se transformará en una música celestial que alegrará Sus Corazones Unidos y los hará cada vez más aliviarse del gran dolor y tristeza que sienten por los pecados del mundo entero.

Venid Conmigo a ser los consoladores de NUESTRO SEÑOR CRUCIFICADO y la VIRGEN DOLOROSA, cada vez más haciendo como YO hice, ofreciendo la propia vida como sacrificio continuo de amor a Ellos para ayudarLos, consolarLos, aliviarLos, ampararLos.
Volved los Mensajes de Ellos conocidos de todas las almas, porque cuando este suceda habréis dado la mayor consolación que los Corazones Unidos de Ellos desean.
Amad mucho los Dolores de la Madre de Dios como Yo los amé, porque fueron estos Dolores que Me conservaron en Gracia, fueron esos Dolores que Me enseñaron el Secreto de la Santidad que es oculto para aquellos que no aman los Dolores de la Santísima Virgen. Fueron esos Dolores que Me hicieron, que Me dieron siempre la Gracia de amar a Dios y de amar la Virgen Dolorosa con todas las fuerzas de Mi Corazón, con toda la intensidad de Mi alma, de modo que en Mí el fuego, la llama del Amor jamás bajó, jamás disminuyó, jamás enfrió.
Si vosotros Me imitareis vos también tendréis en vos la misma Gracia, la Gracia de un Amor siempre abrasado, siempre incandescente, siempre ardiente, ardentísimo por Dios y por la Virgen Santísima que nunca disminuirá, nunca enfriará, nunca se apagará.

Yo, Gabriel de la Virgen Dolorosa, os amo mucho! Estoy siempre Aquí en este Lugar Sagrado día y noche. A muchos ya he ayudado a crecer en el amor incluso antes de que lo sepan. Y voy a continuar a ayudar a todos vosotros, si Me rezareis, si Me pidiereis, si suplicareis Mi ayuda, si Me llamareis para vivir con vosotros, si os volviereis Mis amigos siguiéndoMe por el camino de la Santidad, que en este Mensaje os señalé. Para todos tendré Mis manos extendidas para ayudar a crecer cada vez más en el amor y a llegar a aquella bienaventuranza eterna, a la cual Yo llegué por el gran amor que tuve al SEÑOR y a la VIRGEN DOLOROSA y que espera a cada uno de vosotros y donde Yo también espero a cada uno de vosotros para con vosotros cantar los Eternos Himnos de la Gloria Celestial.

Rezad el ROSARIO DE LOS DOLORES diariamente. Rezad el ROSARI DE LAS LÁGRIMAS, rezad con mucho amor consolando a la VIRGEN DOLOROSA, secando las Lágrimas de Ella todos los días.
Sed vosotros mismo Mi continuación en la Tierra, propagando cada vez más el amor a los Dolores y a las Lágrimas de la VIRGEN DOLOROSA. Y así, Mis amadísimos hermanos, Yo os prometo que os prepararé una bella, luminosa y gran Morada en el Cielo, bien próximo al Trono de la VIRGEN DOLOROSA y allí juntos alabaremos, bendeciremos el Nombre de Ella y del Señor para siempre con los Ángeles y Santos.

A todos en este momento Bendigo y derramo sobre vosotros con la VIRGEN DOLOROSA las Gracias Eficaces de Sus Dolores y Lágrimas, como también las Indulgencias a todos aquellos que no se olvidan de los Dolores y de las Lágrimas de la Madre de Dios todos los días, rezando el ROSARIO DE LOS DOLORES o el ROSARIO DE LAS LÁGRIMAS de Ella, a todos los que todos los sábados del año se acuerdan de dedicar la tarde del sábado a Ella para consolarLa y que la consuelan viviendo, obedeciendo y divulgando Sus Mensajes con Amor.
A todos en este instante, Bendigo generosamente.”


17.04.2011 – Mensaje de María Santísima:
“- Amados hijos… Hoy, Mi Corazón os invita a verdaderamente contemplar a Jesús que da Su Vida por vosotros para que entonces, de vuestros corazones y de vuestras almas, Mi Hijo reciba cada vez más de vosotros el amor, la gratitud y la perfecta correspondencia que Él merece y que Él espera recibir de todos vosotros.

Corresponded al Amor de Jesús, dándole a ÉL vuestros corazones cada vez más abiertos a Su Amor, cada vez más dóciles a Su Voluntad Santa, para que ÉL pueda realizar en vosotros el Designio Divino de Amor de Su Sacratísimo Corazón y en vuestra vida cada vez más, se cumpla aquello que ÉL, allá del Ab Eternum* decretó para vosotros, y vuestra vida se transforme cada vez más en una llama viva de amor por Jesús, por ÉL, por Su Divino Corazón y cada día de vuestra existencia se transforme en una celestial música de amor entonada para agradar y contentar siempre más el Divino Corazón de Jesús.

Corresponded perfectamente al Amor de Jesús, abrazando vuestra cruz de cada día. Aquellos sufrimientos que Mi Hijo os permite, os envía, para que vosotros junto con ÉL, participando de la Cruz de ÉL, podáis ayudar eficazmente en la obra de la Salvación del mundo, de tantas almas que todavía están lejos de Mi Hijo y de Mí y que sólo una gran Fuerza de Sacrificio, de Expiación y Penitencia, ofrecida junto con mucha Oración podrá hacer que esos, Mis hijos, regresen al Divino Corazón de Jesús y a Mi Corazón y así puedan encontrar Nuestro Amor, la Verdad, y así alcanzar la Salvación.
Cada sufrimiento que vosotros cargáis con amor, mansedumbre y paciencia, se vuelve un soplo inmenso… redentor…, poderoso y eficaz que libera muchas almas de las prisiones del pecado y de satanás y hace que esas almas, encuentren el Camino de la Salvación.

Corresponded siempre más al Amor de Jesús, huyendo de todo aquello que Lo desagrada. Renunciando a todo aquello que es contrario a la Voluntad de Mi Hijo Jesús y a las enseñanzas de Mi Hijo Jesús, para que así, vuestra vida, cada vez más conforme a aquello que Mi Hijo Jesús desea de vosotros, se vuelva para ÉL como un himno incesante de amor que alegra Su Divino Corazón triturado por tantos y tantos de Nuestros hijos que son ingratos a Nuestro Amor, que rechazan todas las pruebas de Amor que Nosotros a lo largo de la vida de ellos les damos sin cesar para atraerlos hacia Nuestros Corazones. Así Mis hijos, vosotros os volvéis aquellas flores de reparación… de amor… de gratitud a Mi Hijo Jesús y a Mí y así vosotros secáis muchas Lágrimas de Nuestros Ojos y también cerráis muchas heridas de Nuestros Corazones Unidos que el mundo abre con sus pecados y con sus ingratitudes a Nuestro tan grande Amor por vosotros.
Correspondiendo así al Amor de Jesús, vosotros seréis verdaderamente Sus Discípulos, Sus hijos, Sus servidores, Sus criaturitas más pequeñas que ÉL custodiará con celos…, con amor…, dentro del aprisco seguro de Su Sacratísimo Corazón.

Yo estoy con vosotros siempre! En todo momento, para ayudaros a seguir por la vía del Verdadero Amor y de la Verdadera Correspondencia a Mi Hijo Jesús. Continuad rezando el Rosario Meditado que Mi hijo Marcos hace para ustedes, todos los días, porque este Rosario es LO MAS AGRADABLE A MI CORAZÓN. Y lo que más Me alegra, es lo que más cierra las Llagas de Mi Corazón abiertas por la ingratitud de los hombres. Este Rosario es un incienso ardiente que sube todos los días a Mi Corazón, a Mis Ojos llenando Mi Alma de gran alegría, de gran exultación y haciendo cada vez más dilatarse de Amor y de Misericordia por vosotros, Mis hijos, que lo rezáis diariamente con fidelidad.

Continuad rezando todas las Oraciones que Yo os di y os mandé Aquí, porque con esas Oraciones, Mis hijitos queridos, Mi Corazón Inmaculado Triunfará en vuestra vida y en el mundo en el momento en que menos esperáis y del modo como menos esperáis…

Apresurad vuestra Conversión porque el Aviso está muy próximo! El Aviso será dolorosísimo para aquellos que no quisieron renunciar a sí mismos y entregarse completamente a Mí como Yo tantas veces os pedí a lo largo de estos años. Aquellos que vivieron apegados a sí mismos y a su voluntad, sufrirán un dolor tan grande con el Aviso que preferirán el propio dolor de la muerte que padecer aquel dolor que sentirán en el alma por haber preferido a sí mismos, por haber amado a sí mismos más que a Dios y a Mí… Por haber preferido la propia voluntad que hacer la Voluntad de Dios y la Mía. Qué terrible será aquel dolor Mis hijos! Hasta los demonios quedarán espantados con semejante Castigo que se abatirá sobre el alma de todos los impíos… de todos los pecadores…

Por eso, APRESURAD VUESTRA CONVERSIÓN! De lo contrario, moriréis de dolor, de desespero y angustia en el día del Aviso.
Rezad, rezad mucho porque el Aviso está a las puertas. Sacudirá toda la humanidad! No habrá ser viviente que podrá esquivarse o escapar de él…
A todos…, en este instante Bendigo generosamente con Mi hijita Bernardita y por medio de ella, de LOURDES…, de TURCZOVKA**…, y de JACAREÍ. La Paz Mis hijos Amados. La Paz Marcos, el más esforzado…, dedicado de Mis hijos. La Paz!”

** Ab Eternum: para todo o siempre
**Turczovka: Aparición en Eslovaquia en 1964.


10.04.2011 – Mensaje del Amantísimo Corazón de San José:
“- Mis hijos amadísimos! Hoy, Mi Amantísimo Corazón os bendice nuevamente y os da la Paz.
Vengo a llamaros a ser verdaderos jazmines de amor, pureza y santidad, para mayor alegría de la Santísima Trinidad y de Nuestros Corazones Unidos!
Sed jazmines de verdadero amor y santidad, viviendo cada día más: en la Oración profunda, en la Meditación continua de Nuestros Mensajes, en la Fidelidad en rezar todas las Horas de Oraciones que Nosotros Aquí os dimos y buscando cada vez más cumplir todo aquello que Nosotros os pedimos en Nuestros Mensajes a lo largo de todos estos años Aquí. Para que así, verdaderamente, podamos conduciros cada vez más por la vía del cumplimiento del Divino Designio y del Beneplácito del Señor.

Y así, verdaderamente, en vuestra vida se haga cada vez más la Santa Voluntad del Altísimo!
Sed jazmines de verdadero amor y santidad, buscando siempre más huir de todas las ocasiones de caer en pecado, huyendo cada vez más de las fáciles seducciones del mundo, donde satanás, por medio de las cuales, satanás, busca siempre más apartaros de la Gracia del Señor, apartaros de la Santa amistad de ÉL y de la Verdadera Vida en ÉL.
Para que así, rechazando, renunciando siempre más las tentaciones del enemigo vosotros podáis seguir por el camino del Verdadero Amor, de la Verdadera Santidad viviendo siempre más en la profunda Unión y amistad con el Señor, guardando fielmente Sus Mandamientos.
Sed jazmines de verdadero amor y santidad, buscando siempre más responder “si” a todo cuanto Nosotros en Nuestros Mensajes os pedimos y también a todo aquello que Nosotros os inspiramos en vuestras Oraciones, es decir, aquellas buenas ideas y mociones que Nosotros os damos para mejor obedecer los Mensajes, para mejor cumplir Nuestros Mensajes.
Para que así, verdaderamente, podáis dar lo mejor de vosotros en el servicio del Señor, en el servicio de Nuestros Corazones Unidos y en el servicio de la Salvación de las almas de vuestros hermanos.

Sed jazmines de verdadero amor y santidad, buscando siempre más imitar Mis Virtudes, hacer aquello mismo que Yo hago, amar al Señor como Yo Amé y Amo, amar a María Santísima como Yo Amé y Amo, para que verdaderamente en vuestra vida se cumpla siempre más todo aquello que Yo planeé con Jesús y María Inmaculada respecto a vosotros y que Yo quiero cumplir y cumplir pronto, para mayor Triunfo de Nuestros Sacratísimos Corazones!

Soy vuestro Padre! Estoy con vosotros! No os dejo en ningún momento. Mi mirada está puesta siempre en vosotros. No hay gemido que salga de vuestro corazón, que escape a Mi vista y de Mi Amor atento. De todo tengo conocimiento y se como remediar cada dolor, cada aflicción vuestra en su debido tiempo. Y es esto mismo que Yo haré, tomaré cuenta de vosotros y no permitiré que perezcáis jamás. No tengáis miedo de los ataques de Mi enemigo, de las tentaciones, de las tribulaciones interiores, de las angustias del alma, de la soledad, de la enfermedad, ni de cualquier otro dolor. No tengáis miedo de los enemigos de Nuestros Sacratísimos Corazones, porque entre ellos y vosotros está Mi Manto y ellos no podrán traspasar el límite establecido por el Señor. Entre vosotros y ellos Yo puse Mi Manto protector y nada, ningún mal podrá alcanzaros ni jamás abatiros.

Soy vuestro Padre! Estoy con vosotros y desde siempre tengo vuestros nombres gravados en Mi Amantísimo Corazón. Si vosotros mismos con vuestro pecado, con vuestra traición a Nuestro Amor y a Nuestras Apariciones no borráis vuestros nombres, ellos nunca más saldrán de Nuestros Sacratísimos Corazones Unidos.
Perseverad! Caminad! Id adelante por la vía que Nosotros mismos trazamos y abrimos para vosotros.
A todos en este momento Yo Bendigo y especialmente a ti Marcos, Mi más esforzado y dedicado hijo. A todos en este momento Bendigo copiosamente.”

Mensaje de San Andrés Bessette:
“- Amados hermanos Míos! Yo, ANDRÉS BESSETTE, Siervo de San José, Siervo de la Madre de Dios, Siervo del Altísimo, os Bendigo ahora y os doy la Paz.
Yo construí para San José en Canadá, la gran Basílica, el gran Santuario en Honra a Él y hoy vengo a llamaros para construir Conmigo dentro de vuestros corazones, un Santuario para San José, una Basílica para San José, un lugar de reposo y un Trono para San José.

Construid un Santuario para San José en vuestros corazones, viviendo siempre más como verdaderos Devotos de ÉL, imitando las Virtudes de Él, siguiendo a San José por la vía de Santidad por la cual Él os precedió en el Cielo, procurando cada vez más asimilar los rasgos, es decir, las Virtudes, las cualidades de San José en vosotros. Para que así, vuestro corazón pueda volverse una copia perfecta del Corazón de San José, y así os volváis verdaderamente un Santuario vivo para San José.
Construid un Santuario para San José dentro de  vuestros corazones, obedeciendo cada vez más todos los Mensajes que ÉL, que la Madre de Dios, que los Ángeles, los Santos, que el Cielo entero os dieron Aquí. Para que así, piedra por piedra, o sea, virtud por virtud, paso a paso, dentro de vos pueda se levantado por la Gracia de Dios en colaboración con vosotros, el gran Santuario de San José… donde Él pueda venir a asentarse en Su Trono Glorioso, donde Él pueda dirigir, regir, gobernar y comandar la vida, el alma y el corazón de cada uno de vosotros. De manera que vosotros seáis Perfectos Templos, Perfectos Santuarios de Él.

Sed esos templos vivos de amor por San José donando cada vez más vuestra vida a Él, renunciando siempre más a vuestra voluntad corrompida y aceptando cada vez más aquello que San José Aquí os manda hacer en los Mensajes de Él.
Construid un Santuario para San José dentro de vosotros, de vuestros corazones y de vuestras almas, por medio de vuestra obediencia total, irrestricta, incondicional, sin reservas a San José, poniendo de lado vuestra voluntad, aquello que vos queréis, vuestros sueños, para aceptar los Planes de San José, la Voluntad de Él, de modo que vos hagáis todo cuanto el Altísimo desea de vosotros por medio de San José.
Imitad Mi obediencia a San José! Imitad Mi Amor abrasado por San José, porque Yo lo amé con todas las fuerzas de Mi corazón y no solamente hice para Él un majestuoso Santuario concreto, material, sino lo hice primero en Mi corazón. Hice para San José el mayor Santuario Espiritual del mundo en MI corazón teniendo para con Él una Verdadera Devoción, un Verdadero Amor y una Confianza Verdadera de un hijo en Su Padre: totalmente dependiente de Él, totalmente unido a Él, totalmente obediente y dócil a Él.
Si vosotros imitareis este Mi Amor y esta Mi Obediencia a San José, vosotros también haréis para Él un gran Santuario dentro de vuestro corazón y después el Santuario material Aquí, hecho Aquí para Él será la consecuencia de aquel Santuario Espiritual que ya existirá dentro de vosotros.
Yo estoy Aquí, para ayudaros a construir este Santuario para San José dentro de vuestros corazones!
Yo Soy el constructor de Dios! El Santo constructor de San José! Y es Mi misión construir dentro de vuestros corazones este Santuario para Él.

Sed dóciles a Mí! Sed obedientes a Mí! Dejaos formar, educar, enseñar, conducir por Mí y Yo entonces construiré dentro de vuestros corazones ese gran Santuario en Honra de San José para la mayor alegría de Él, para la mayor exultación del Amantísimo Corazón de Él y para el mayor conocimiento y glorificación del Nombre de Él por toda la Tierra!
Yo os Amo mucho! Estoy con vosotros incesantemente y jamás os dejo. Venid a entregarMe vuestras aflicciones y Yo tomaré cuenta de todas ellas por vos. Y venid a entregarMe vuestros negocios y Yo tomaré cuenta de todos Ellos por vos!
Rezad! Continuad rezando el Rosario todos los días, el ROSARIO MEDITADO que Marcos, el gran constructor del Santuario de San José en los corazones y en las almas de este vuestro tiempo hizo para vosotros.
Rezad la HORA DE SAN JOSÉ, que construirá dentro de vosotros con rapidez y facilidad el gran Santuario, la gran Basílica de San José en vuestro interior. Ayudad Mi acción, Mi trabajo, y la acción y el trabajo de Marcos. Y entonces en vosotros será verdaderamente construido este gran Santuario Místico para San José, en el interior de vuestras almas.
Continuad con la HORA DE SAN JOSÉ, continuad con todas las HORAS DE ORACIÓN que Aquí os fueron dadas, que os transforman en otros tantos Santuarios Místicos de los SAGRADOS CORAZONES UNIDOS.
Divulgad los Mensajes de Este Lugar Santo, porque estos Mensajes, con las Oraciones, los films de la Vida de los Santos y de las Apariciones, con todo lo que Aquí la Madre de Dios os dio: transformarán el mundo y tantos millones de almas esparcidas por tantas Naciones en grandísimos Santuarios de los Sacratísimos Corazones de JESÚS, MARÍA y JOSÉ, Santuarios bellos, Santuarios dorados, Santuarios luminosos y sublimes de amor y de santidad.
A todos en este momento, con San José y con la Madre de Dios, os Bendigo generosa y copiosamente.”


07.04.2011 – Mensaje de María Santísima:
“- Mis amadísimos hijos, hoy cuando se cumple un mes más de Mi Aparición Aquí, Yo vengo una vez más a Bendecirlos y darles la PAZ.
Yo Soy la Reina y Mensajera de la PAZ. Yo Soy la Estrella de vuestra consolación y de vuestra PAZ.
Yo Soy la Estrella de vuestra consolación y de vuestra PAZ, y por eso a lo largo de Mis prolongadas Apariciones Aquí, Yo siempre os llamé a la PAZ por medio de la Oración intensa y continua, perseverante y cada vez más hecha con el Corazón, para que vosotros pudieseis siempre más seguirMe por la vía de la PAZ verdadera que sólo en DIOS podéis encontrar, a fin de que cada vez más pudieseis vivir en la PAZ, permanecer en la PAZ y descansar en la PAZ Divina. Si vosotros Me escucháis, si vos Me seguís por la vía que Yo os señalé, entonces podéis verdaderamente poseer esta PAZ y donar esta PAZ a todas las almas que a vosotros se aproximan.
Yo Soy la Estrella de vuestra consolación y de vuestra PAZ, por eso Yo os conduje siempre por el camino de la PAZ verdadera, enseñándoos a renunciar a vos mismos y a aceptar cada vez más la Voluntad del Señor que os es revelada incesantemente en Mis Mensajes.

Solamente aquellos que renuncian a sí mismos, que se vacían completamente de sí y de su voluntad tienen espacio en sus corazones para que Yo os llene de Mi PAZ Materna. En esos corazones vaciados Yo derramo Mi PAZ como un verdadero diluvio hasta hacerlos desbordar, de manera que verdaderos ríos de PAZ puedan correr por este mundo sin PAZ. Esos, Mis hijos, que poseen Mi PAZ viven completamente inmersos en ella y, a pesar de mucho sufrir en estos tiempos de tribulación, ellos esperan en Mí y permanecen en Mí siempre con la confianza de bebés en su Madre. Por estas almas Yo todo hago y todo haré siempre.
Yo Soy la Estrella de vuestra consolación y de vuestra PAZ, por eso permanezco Aquí con vosotros ya hace más de 20 años para daros y conservar la PAZ, para consolaros siempre y para ayudaros a permanecer firmes en el camino que tracé para vosotros, y al cual os llamé desde Mi primer Mensaje. Fue Mi gran Amor que Me hizo descender Aquí y es este gran Amor que tengo por todos vosotros que Me hizo continuar apareciendo Aquí por estos más de 20 años, dándoos incesantemente Mis Mensajes. Es Mi gran deseo de Convertir, Salvar y Reunir todos Mis hijos bajo Mi Manto que Me hace continuar siempre luchando por todos vosotros con Mis Apariciones, Mensajes, Lacrimaciones y Señales.
Aceptad pues Mi Amor. Dejad que él entre en vuestras vidas y las transforme completamente. Mi Amor sólo entrará en vosotros y transformará vuestras vidas cuando vos comenzareis a obedecer Mis Mensajes de hecho y no Me ofreciereis más resistencia. Entonces, la fuerza de Mi Amor transformará vuestras vidas en un pequeño Cielo ya en la Tierra, donde viviréis en una más cálida, dulce y profunda PAZ de Mi Inmaculado Corazón. Entonces será Mi Reino en vosotros. Entonces será Mi Triunfo en vosotros.

Rezad. Sólo por la Oración podéis entender y aceptar lo que os digo. Sólo por la Oración podéis abrir vuestros corazones a todo cuanto quiero realizar en vosotros.
Usad Mi Medalla de la PAZ con confianza. Por medio de ella, os daré muchas Gracias y consolaré vuestros corazones afligidos y cansados llenándoos con Mi PAZ.
Hoy, en el Aniversario Mensual de Mis Apariciones Aquí, a todos Mis hijos que fielmente cumplen todo lo que Aquí he dicho y especialmente a ti, Marcos, Mi más esforzado y dedicado hijo, Bendigo con Amor de La Salette, Lourdes, Fátima y Jacareí. La PAZ.”  


03.04.2011 – Mensaje de María Santísima:
“- Mis amadísimos hijos! Mi Corazón Inmaculado nuevamente hoy os Bendice y da La Paz. Continuad rezando, solamente una gran fuerza de Oración podrá Salvar el mundo ahora del gran Abismo hacia el cual se dirige. Solamente con la Oración ustedes podrán alcanzar la Santidad. Solamente con la Oración vosotros podéis alcanzar del Señor las Gracias que necesitáis para vuestra Salvación.
La Oración no es una cosa opcional, la Oración es una cosa vital sin la cual se cortan los canales que hacen que la Gracia Divina descienda del Cielo sobre vuestras almas. Por eso la Oración debe ser bien hecha, debe ser hecha con el corazón, debe ser hecha con amor, debe ser hecha con verdadero deseo de Dios, es decir, deseo de conocerLO, de amarLO, de entender la Voluntad de ÉL respecto a vosotros y después de haberse entendido la Voluntad de ÉL cumplirla fielmente, aunque eso exija a vosotros sacrificios. Sólo así vuestra Oración será verdaderamente con el corazón y será oída por el Señor en el Cielo, y solamente así ÉL va a liberar las Gracias necesarias que ustedes piden para la Salvación de vuestras almas y de vuestros seres queridos.
Yo he llamado el mundo todo a la Conversión durante tantos y tantos siglos, pero no he sido oída. Yo os he llamado en tantos lugares donde aparecí a vivir una verdadera, profunda e intensa vida de Oración, pero fueron pocos, poquísimos los que Me atendieron, poquísimos los que siguieron Mi Voz.
Yo os invito ahora, Mis hijos, a seguir finalmente Mi Voz y a vivir una vida de profunda y total Oración. Sólo con la Oración vuestras almas podrán ser iluminadas por el Señor. Yo deseo que vosotros seáis como los girasoles, que siempre están vueltos hacia la luz del Sol. Deseo que vuestras almas se vuelvan hacia DIOS, vivan dirigidas hacia ÉL constantemente, incesantemente por la Oración.
Solamente así, Mis hijos, Yo podré iluminarlos con los Rayos de Mi Gracia Materna para poder ayudaros a crecer bien en la Santidad y en aquella Perfección Espiritual que DIOS y Yo deseamos de todos vosotros.
Yo Soy para vosotros LUNA, en la noche de las tinieblas del pecado, en la cual vosotros tantas veces vivís. Yo brillo hacia vosotros para iluminaros el camino en medio de tanta oscuridad. De manera que vuestros pasos, Mis hijos, no tropiecen en ninguna piedra y vosotros no caigáis en agujero alguno. Soy para vosotros ESTRELLA, estrella que ilumina y aclara cada vez más vuestra vida con la Luz de la Eterna Verdad, del Amor y de la Sabiduría Divina. Y, para vosotros durante el día Soy el SOL que ilumina siempre más vuestra existencia, llenándoos de divinos resplandores de la Santísima Trinidad, del Eterno Amor y de la Eterna Verdad, de forma que vosotros, Mis hijos, comprendáis perfectamente la Voluntad de DIOS respecto a vosotros y vos podáis seguirla y cumplirla fielmente como el Señor desea de vosotros!
Os pido, finalmente, en este Mensaje de hoy:
CONFIANZA EN MI AMOR!
CONFIANZA en Mi Bondad y en Mi desvelo Materno, que Yo estoy siempre con vosotros! Yo conozco el camino que os conduce al Padre y os conduciré por él con seguridad, desde que vosotros fielmente os confiéis, os entreguéis a Mí y que vosotros renunciéis a vuestra propia voluntad para hacer todo aquello que Yo os diga.
Si así hiciereis, Mis hijos, Yo os llevaré al Puerto de la Salvación y os conduciré hasta los Brazos del Padre que os espera con gran Amor en el Cielo!
Os pido que continuéis usando Mi MEDALLA DE LA PAZ y Mi MEDALLA DE LAS LÁGRIMAS, estas dos Medallas que Yo di Aquí para vosotros y para el mundo todo en esta tierra del Brasil. Porque, a través de estas Medallas, Yo os defenderé de los ataques de satanás, desviaré de vosotros muchos rayos inflamados que satanás proyecta contra vosotros de: tentaciones, malos pensamientos, desánimo y hasta incluso males físicos, preservándoos, Mis hijos, de todo mal, preservándoos del maligno. Usad también Mi MEDALLA MILAGROSA que di a Mi hijita CATALINA LABOURE, la MEDALLA DE LA ROSA MISTICA y todas las Medallas y Escapularios que Yo en Mis Apariciones os ofrecí como Escudo, salvaguarda, abrigo, refugio y defensa. Para que así, Mis hijos, Yo pueda siempre manteneros bajo Mi Manto Materno seguros de todos los asaltos de satanás. Continuad rezando todas las HORAS DE ORACIÓN que Yo os mandé rezar, el ROSARIO, hacer la CRUZADA DEL ROSARIO, pues con estas Oraciones Yo he salvado muchas almas y salvaré inclusive aquellas que vos Me confiáis con particular y especial cuidado y amor mientras rezáis.
Haced la TRECENA, haced la SETENA, hace estas Oraciones que encantan Mi Corazón Inmaculado y tanto Me aproximan y Me unen a vosotros.
A todos en este momento,  Bendigo generosamente, de GARABANDAL, de BELLUNO*, de ANSE-AUX-GASCONS** y de JACAREI!
La Paz Mis hijos! La Paz Marcos, Mi hijo más sacrificado y más dedicado, permanece en Paz. A todos dejo Mi Paz!”
* BELLUNO – 1985 (Italia) Aparición a 2 adolescentes.
** ANSE-AUX-GASCONS – 1968 (Canadá) Aparición a varios niños.


  02.04.2011 – Mensaje de San José:
“- Estoy muy próximo de vosotros. Nunca os dejo. Venid a Mí para ser confortados y consolados. Mi Amantísimo Corazón está atento a la voz de vuestras súplicas. Contemplad más Mi Corazón y Él será el sol de vuestra alma. A todos Mis hijos Bendigo en este instante.”


1º.04.2011 – Mensaje del Ángel Manuel:
“Marcos, La Paz! Queridos hermanos, Alabad a DIOS! Glorificad Conmigo al Señor porque ÉL os ha dado la Victoria sobre vuestros enemigos y sobre todos aquellos que ponen trampas bajo vuestros pies. Si, a pesar de ser tantas veces golpeados y heridos en las batallas que trabáis contra las fuerzas del mal en vuestra vida, contra los principados de este mundo de tinieblas, El Señor os ha Coronado de Victorias retumbantes y os ha mostrado de mil formas Su Amor. ExaltadLO Conmigo y AmadLO aún más de hoy en adelante, sirviéndoLo con mayor alegría y dedicación todos los días de vuestra vida.

Yo vengo una vez más hasta vosotros, porque vuestra generación tiene una necesidad desesperante de la Verdadera Devoción a Nosotros, los Santos Ángeles. Las almas solamente poseerán la verdadera alegría de la cual brota la Verdadera Paz cuando conocieren la Verdadera Devoción a Nosotros, los Santos Ángeles y cuando acepten Nuestros Mensajes y Nuestro Amor.
Imitad cada vez más la confianza del joven Tobías (Tobit) en el Arcángel Rafael, teniendo siempre una ilimitada confianza en Nosotros, los Santos Ángeles, para que así podamos tomaros de la mano y conduciros por la vía segura hasta los Corazones de Jesús, María y José.

No tengáis timidez de referirNos vuestras aflicciones y angustias, porque Nosotros tenemos un inmenso deseo de ayudaros siempre y de confortaros en vuestras cruces para que, con la Virtud de la Santa Paciencia, podáis vencer todo.
Yo, Manuel, estoy siempre con vosotros y nunca os dejo. Mis ojos están puestos en vosotros.
A todos, en este momento, con Amor, Bendigo generosamente.”


27.03.2011 – Mensaje de María Santísima:

“- Amados hijos Míos! Hoy, cuando aún estás celebrando la FIESTA DE LA ANUNCIACIÓN, cuando todavía estáis celebrando la FIESTA DE MI SI, Yo, la Señora del Si, la Madre de Dios os invito una vez más a dar vuestro “si” completo, total, generoso y amoroso al Señor por medio de Mí, a imitación de Mi Si y como que volviéndoos un eco de Mi propio Si, una continuación de Mi propio Si Materno en la Tierra.
Sed el eco de Mi Si, sed la continuación de Mi Si en la Tierra dando vuestro “si” completo al Señor, renunciando a vuestra voluntad y aceptando la de ÉL, sacando de vuestro corazón todo lo que todavía os prende, os esclaviza a las cosas de la Tierra. Para que así seáis completamente libres y podáis amar al Señor como Yo amé, con toda la vehemencia del corazón, de la voluntad y del alma, con todas las fuerzas, con todo el ardor y todo el ser. Para que así, a imitación de Mi propio Si Materno vosotros Mis hijos, seáis la perfecta continuación de Mi Si y de Mi Amor sobre la Tierra entera.

Sed el eco de Mi Si, sed la continuación de M Si Materno, viviendo cada vez más como Yo viví: en profunda, total y perfecta oración. Viviendo cada vez más inmersos en la trascendencia divina, buscando cada vez más todo lo que es Celestial y dejando de lado y para atrás todo aquello que es puramente terreno, todo aquello que es puramente animal y que os hace cada vez más arrastrarse  sobre la Tierra revolcándose en el fango de los vicios, de la satisfacción de vuestros apetitos sensibles. Para que así, volando cada vez más alto como águilas veloces podáis llegar a las más altas cumbres de la santidad a la cual Yo os llamo y a la cual Yo deseo llevar a cada uno de vosotros.

Sed los ecos de Mi Si, sed la continuación de Mi Si en la Tierra, haciendo aquello mismo que Yo hice: olvidando completamente vuestros planes para aceptar los Planes del Señor. Aunque Mis planes fuesen siempre hacer la Voluntad del Señor y no la Mía, pensaba Yo continuar en el Templo como una Virgen consagrada del Señor, sin jamás volverMe Madre y cuando la Voluntad del Altísimo se Me fue manifestada, renuncié de pronto a Mi voluntad para hacer la Voluntad del Señor, incluso en materia espiritual, incluso en materia referente al alma. La misma cosa deseo de vosotros Mis hijos, una perfecta, completa y total docilidad al Señor y a Mí, de modo que en todo y por todo renunciéis a vuestra voluntad para hacer la Voluntad del Señor, que es siempre infalible, cierta y victoriosa.

Yo estoy con vosotros todos días de vuestra vida, si vosotros fuereis la continuación de Mi Si en la Tierra, si vosotros fuereis el eco de Mi Si en la Tierra, verdaderamente Yo podré hacer llegar Mi Gracia a los corazones de Mis hijos más alejados y traerlos cerca de Mi Corazón, para también enseñarles a dar su “si” al Señor, para la mayor, más perfecta y completa glorificación de la Santísima Trinidad.
Cuando obedecéis Mis Mensajes, cuando divulgáis Mis Mensajes con la palabra y con la vida, vosotros os volvéis la continuación de Mi Si, la continuación de Mi Si Materno, vosotros sois el eco de Mi Si Materno en la Tierra y en vosotros entonces puede cumplirse sin obstáculo, demora o imperfección alguna la Voluntad del Señor.
Por eso os digo hijitos, continuad siguiendo por la vía a la cual Yo os llamé, a la cual Yo os invité Aquí, para que así, verdaderamente vuestra vida se vuelva la continuación de la Canción de Amor de la Madre Celeste, que en todo momento continúa siempre repitiendo a lo largo de los tiempos y de los siglos Su Si Materno al Señor y también a vosotros, Mis hijos a quienes tanto Amo y tanto quiero Salvar.

Apresurad vuestra Conversión! Los Castigos están aconteciendo delante de vuestros ojos y continuáis durmiendo en el sueño de vuestra indiferencia, pensando que todavía viviréis en esta Tierra para siempre.
Despertad Mis hijos mientras todavía podéis despertar y abriros hacia el Sol del Amor de Dios como girasoles que Siempre buscan la luz del sol, para, hacia él estar vueltos. Yo deseo que vuestros corazones y vuestras almas hagan lo mismo: que se vuelvan cada vez más hacia el Sol del Amor de Dios, mientras él todavía está brillando y se deja ver, sentir, encontrar por vosotros!

Id de prisa! Este tiempo es un tiempo de Gracia, único, dado a ustedes. Disfrutadlo abriendo vuestro corazón, obedeciendo todos los Mensajes que os di y dejándoos guiar dócilmente por Mí, para que Yo os lleve a la más consumada Santidad.
El tiempo es corto y en breve vendrá el Gran Aviso para la humanidad, muchos morirán en el Aviso, parecerá que el Cielo estará en llamas, los cuerpos de muchos parecerán también estar en llamas al ver pasar delante de si toda su vida llevada sin Dios, el mal que hicieron y el bien que podrían haber hecho y no hicieron porque tuvieron mala voluntad o fueron lánguidos.
Muchos morirán ardiendo en estas llamas, en estas llamas de la Justicia Divina, en este fuego que Dios encenderá en el alma, en aquel momento en que el alma ve su vida, su propia existencia con los ojos con los cuales Dios os ve y muchos morirán abrasados y quemados en estas llamas que la Justicia Divina encenderá en las almas de todos los hombres de una sola vez y al mismo tiempo.

Ay del alama lánguida! Ay del alma sorda a Mi Voz! Ay de aquella alma que conoció lo que Yo quería de ella y no hizo lo que Yo quería. Estas almas sufrirán un desespero tan grande como nunca hubo desde que el mundo existe.
Por eso, os pido hijitos para libraros del gran dolor que los pecadores sufrirán dentro de sí en aquel momento, vivid una vida Santa como Yo tanto os he pedido y como Yo tanto os supliqué Aquí que tuvieseis y que vivieseis.
Yo estoy con vosotros siempre! Continuad haciendo todas las Oraciones que Yo os mandé, porque a través de ellas: os purifico, os libero cada vez más de vosotros mismos, os lleno cada vez más del gusto por las cosas del Cielo y os ayudo cada vez más a deplorar aquello que es vil, aquello que es ilusorio y pasajero de esta Tierra. Y os hago cada vez más volveros el formato de Mi Corazón Inmaculado plasmando vuestro corazón de acuerdo con el Mío.
A todos en este momento Bendigo generosamente, de NAZARET, de BELÉN, y de JACAREÍ.
La Paz Mis hijitos amados!”


20.03.2011 – Mensaje de María Santísima:

¡Amados y queridos hijos, hoy os invito nuevamente a seguir en el camino de la Conversión, de la penitencia y de la santidad, que Yo hace veinte años os señalé y mostré Aquí.
Seguid por el camino del bien, obedeciendo todos Mis Mensajes, buscando, cada vez más, hacer de vuestra vida un continuo SI al Señor, colaborando al máximo con Su Gracia, para que, verdaderamente, pueda realizarse la santificación y la salvación de vuestras almas y la salvación de las almas del mundo entero.

Caminad por la vía del bien, buscando cada vez más ser conformes a Mi Corazón Inmaculado, teniendo los mismos sentimientos que Yo tengo, teniendo los mismos deseos y pensamientos que Yo tengo, buscando hacer aquello que Yo hago y trabajar Conmigo para que Mis Mensajes lleguen al conocimiento de todos Mis hijos y, así, todos ellos puedan salvarse.

Caminad por la vía del bien, alejándoos cada vez más del mundo, de las cosas vanas y pasajeras de esta Tierra, de las fáciles seducciones del mal, de las fáciles oportunidades de pecar para que, verdaderamente, manteniéndoos resguardados del mal, recogidos y protegidos por la oración, por la meditación, por la huída de las ocasiones de pecado, vuestras almas puedan, cada vez más, crecer en las virtudes, crecer en la práctica del bien, de la observancia de todos los Mandamientos de Dios y del fiel cumplimiento de todos los Mensajes que Yo os he dado.
Así, seréis verdaderamente Mis hijos, hijos del Señor, Mis verdaderos apóstoles de los últimos tiempos que llevan al mundo entero Mi gracia y hacen brillar sobre el mundo entero Mi Luz!

“El Castigo” está muy próximo, Mis hijos… “El Castigo” está a las puertas como nunca estuvo…
EL ÁNGEL SEGADOR VA A PASAR POR MUCHAS NACIONES Y “AY” DE AQUELLAS QUE HICIERON OÍDOS SORDOS A MI VOZ….A MIS MENSAJES… A MIS APARICIONES!...

“El Aviso” será casi tan terrible como “El Castigo”, Mis hijos… Dará la muerte a muchos que no quisieron escuchar Mis llamadas porque muchos ya traspasaron el límite soportable y tolerable hasta incluso por el Cielo, hasta incluso por la Misericordia Divina…
Cuántos traicionaron Mi Corazón… Cuántos traicionaron Mi Amor… Cuántos trabajaron eficazmente para la destrucción de Mis Apariciones, para impedir que Mis Mensajes llegasen a las almas de Mis hijos, para impedir que Mi trabajo, que Mi esfuerzo, que Mi sacrificio tuviese éxito!
Cuántos, cuántos infelizmente, hicieron eso y traspasaron todo el límite soportable que la Misericordia Divina puede tolerar!

Por eso, Mis hijos, es que “El Castigo” será tan terrible! Y es por eso también que “El Aviso” será tan terrible como el “El Castigo” y dará la muerte a muchos, a muchos realmente…

Si vosotros no quisiereis estar en el número de estos infelices, oíd Mi llamado, oíd Mi voz, dadMe vuestros corazones sin reservas, dadMe vuestro “SI” para que Yo pueda transformaros y modelaros según Mi Voluntad, la Voluntad del Señor hasta que os volváis “aquel formato” que Dios desea que tengáis el formato de “Grandes Santos”, de almas abrasadas de Amor en pura transformación por ÉL, por Mí y también por la salvación de vuestros pobrecitos hermanos pecadores. De esta forma, Mis hijos, venid a Mí mientras todavía estoy Aquí llamándoos porque en breve, muy en breve, Mi Voz silenciará y entonces retumbarán los castigos, los truenos de la Justicia de Dios!

A todos, en este momento, bendigo y digo: continuad haciendo todas las Oraciones que Yo os he dado, usad Mi Medalla de la Paz y de las Lágrimas que Yo os revelé Aquí en esta Tierra brasilera. Usad porque ellas son un “Don de DIOS” para el Brasil, para defenderos de los grandes males y de los grandes demonios que están sueltos Aquí, buscando la perdición de las almas. Usad Mi Medalla de Montichiari, de la Rosa Mística, usad Mi Medalla Milagrosa y todos los Escapularios que os di. Continuad haciendo la “Cruzada del Rosario” todos los domingos. Este Rosario “extra” que rezáis para Mi los domingos es sumamente importante y con él he hecho grandes cosas en el silencio y en el escondimiento de los ojos de los humanos soberbios y mundanos que viven en esta Tierra. Un día, conoceréis esas maravillas y bendeciréis los Rosarios de Mi Cruzada que vosotros rezasteis!

A todos en este momento, bendigo generosamente de San Damiano, de Medjugorje, y de Jacareí. La Paz Mis hijos. Id en la Paz del Señor.”


13.03.2011 – Mensaje de María Santísima:

“- Mis hijos amadísimos, Mi Corazón Inmaculado hoy nuevamente os bendice y da la Paz. Hoy, que es día trece, día a Mi dedicado, día que Yo pedí en Mis Apariciones de Montichiari, y también Aquí, que Mis hijos del mundo todo desagraviasen Mi Corazón, consolasen Mi Corazón, cercasen Mi Corazón de amor, Yo os invito, nuevamente, a ser, alrededor del Corazón de la Madre del Cielo, un círculo, una constelación de “estrellas de amor”, que hacen que las llagas del Corazón Doloroso de vuestra Madre Celeste sean cerradas, sean, así, curadas y Yo sea consolada.
Sed una constelación de estrellas de amor alrededor de Mi Corazón Inmaculado, consolándoMe con vuestras oraciones hechas con el corazón, salidas de lo más profundo de vuestra alma, llena de verdadero deseo de entregaros completamente a Mí, de ser Míos, de cumplir Mi Voluntad y de seguir por el camino que hace veinte años os he señalado Aquí. Para que así, verdaderamente, Yo pueda comunicaros cada vez más Mi Luz, para que con esta Luz vosotros podáis iluminar el mundo entero, con la Luz de la Gracias de Mi Corazón Inmaculado!

Sed una constelación de estrellas de amor alrededor de Mi Corazón Inmaculado por la perfecta penitencia, por la perfecta mortificación diaria de cada uno de vosotros, donde renunciáis cada vez más a vuestra voluntad para hacer la Mía, donde cada vez más “colocáis de lado” aquello que vosotros queréis y que casi siempre es contrario y ofensivo al Señor, para verdaderamente aceptar aquello que Yo quiero, que es siempre conforme a aquello que el Señor quiere, que es la misma propia Voluntad del Señor, para que así, verdaderamente, vuestro amor, vuestra mortificación, vuestra pureza interior pueda transformarse en una luz vivísima, mística y potentísima para iluminar, aclarar el mundo entero.

Sed una constelación de amor alrededor de Mi Corazón Inmaculado, una constelación de estrellas, por vuestra total consagración a Mí, o sea, la renuncia a vosotros mismos y  vuestra entrega total en Mis brazos, para ser uno sólo Conmigo, para que Yo pueda colocar Mi Corazón Inmaculado en el lugar de vuestro corazón, y así Yo pueda siempre vivir, reinar, amar, obrar por medio de vosotros y en vosotros para salvación del mundo y de las almas de Mis hijos, especialmente los más apartados. Si vosotros hiciereis esto, Mis hijos, Mi Luz poderosísima surgirá en vosotros y por medio de vosotros con una súper nova, y entonces toda tierra será exiliada, toda oscuridad será vencida, y la Luz de la Gloria del Amor del Señor triunfará en todos los corazones y en toda la tierra!

Sed una constelación de estrellas de amor alrededor de Mi Corazón Inmaculado, viviendo cada vez más Conmigo y por medio de Mí, siendo para Mí una “ciudad santa”, o sea, que vuestra alma sea para Mí una morada, una ciudad mística-espiritual, donde Yo puedo vivir, donde Yo puedo reinar, donde Mi Amor sea la Lay, donde la Verdad Divina sea la Ley que rige esta ciudad, que rige vuestra alma, para que así, verdaderamente, esta ciudad que es vuestra alma, pueda ser cada vez más embellecida, perfumada, purificada, enriquecida por Mí con el “Oro de las Virtudes”, con el “Oro del Amor”, con el “Oro de la Santidad”, para que cuando el Rey del Universo regrese para sentarse en el trono –en Su trono- en el trono de esta ciudad que es vuestra alma, ÉL pueda encontrar Su ciudad, vuestra alma, enriquecida con “paredes del oro de las virtudes”, con “muros de oro de vuestra mortificación” y de vuestro amor, y así el Rey pueda regocijarse, congratularse con vosotros y daros Su recompensa.

Yo estoy con vosotros todos los días. Mis Apariciones Aquí por todos estos veinte años son la mayor prueba del Amor que tengo a todos vosotros, Mis hijos. No decepcionéis Mi Corazón, no defraudéis Mi Corazón. Correspondes con todo vuestro amor a todo aquello que os digo para que, en el día de Mi Triunfo, Yo no derrame lágrimas de sangre por ver que estarán faltando algunos de ustedes en medio de Mis hijos, de Mi rebaño, de Mi redil, porque no quisieron oír Mis Palabras y porque se amaron a sí mismos más que a Mí. Yo les pido: entregaos completamente a Mí y haced los Cenáculos que Yo os mandé hacer de casa en casa. Continuad rezando Mis Oraciones y divulgando Mis Mensajes a todos Mis hijos del mundo entero sin nunca parar, porque todavía tengo que alcanzar muchos hijos Míos que están distantes de Mi Corazón. Vosotros sois Mis Manos, vosotros sois Mis Pies. Y a través de vosotros es que Yo quiero hacer llegar Mis Mensajes a todos Mis hijos. Id, por lo tanto, y no paréis nunca, ni desaniméis, porque AL FINAL TRIUNFARÁ MI CORAZÓN INMACULADO!

A todos en este día bendigo generosamente de  FÁTIMA, de MONTICHIARI, de MEDJUGORJE, y de JACAREÍ. La Paz, Mis hijos. La Paz a ti también Marcos, Mi más voluntarioso y dedicado hijo y amigo Mío. La Paz!”
 
Mensaje de San José de Cupertino:
“. Amados hermanos Míos… Yo, JOSÉ, JOSÉ DE CUPERTINO, os bendigo hoy y os llamo a todos a ser alrededor de los Corazones de Jesús, María y José, la más perfecta, la mejor, la mayor fuente de amor por Dios, por la Señora Santísima y por la Salvación de las almas. De modo que así, de vuestro interior un río de “agua viva” pueda brotar y correr para saciar la sed de salvación que tantas almas tienen y para transformar los desiertos áridos de este mundo en jardines floridos y perfumados para la mayor alegría del Señor y de la Madre de Dios.

Sed fuentes puras y cristalinas de Oración, de una vida continua de constante oración y diálogo con Dios, de unión e intimidad con ÉL en el recogimiento, en el silencio, en la Paz, en la lectura de la vida de los Santos, de los Mensajes, de las palabras y meditaciones de los Santos de Dios para que cada vez más en vuestra alma sea regada continuamente con la Sabiduría de lo Alto, con la Gracia del Espíritu Santo y así, vuestras almas nunca corran el riesgo de volverse un desierto reseco, una tierra rajada donde ninguna planta buena, donde ninguna semilla buena puede crecer. Si vosotros fuereis verdaderamente esas fuentes claras y cristalinas de oración, de meditación y recogimiento, de amor…, vuestras almas serán siempre jardines verdeantes  y entonces, muchas ovejas del Señor y de la Virgen Santísima que vagaron descarriadas, perdidas por la Tierra, podrán encontrar en vosotros finalmente, el buen pasto, el alimento de la gracia, de la virtud, de la santidad, de la verdad, del bien, del amor y de la oración. Y ellas comerán esta buena hierva, que nace, que crece, que vive en vosotros y recuperarán sus fuerzas y entonces podrán volver a correr veloces y vigorosas atrás del Buen Pastor y de la Divina Pastora, que a todos llama a seguirLos por el camino del Amor y de la Santidad.

Sed fuentes cristalinas y puras, de bondad, de generosidad, de donación ilimitada a Dios y a María Santísima y también a la salvación de las almas, trabajando y rezando noche y día, para vuestra propia santificación, salvación y edificación y para la edificación, salvación y santificación de todos vuestros hermanos. Tened un gran campo frente a vosotros que es el mundo, y las ovejas están perdidas, descarriadas, están tan enflaquecidas y ya comieron tanta hierva envenenada, tanta planta de veneno de errores, de pecados, de falsas doctrinas que no tienen más fuerza para volver. Fueron engañadas por el mundo, fueron engañadas por el diablo, por las falsas filosofías y teologías que existen hoy en día que niegan el valor de los Santos, el valor de la Madre de Dios, de la devoción a Ella, del Rosario, de los Milagros de Nuestro Señor, de la propia Verdad Católica. Y estas ovejas sólo podrán recuperar la fuerza, sólo podrán recuperar el vigor si ellas encontraren en vosotros el buen pasto de la Verdad, de la Santidad, del Amor y de la Oración. Y entones sí, ellas se fortalecerán y encontrarán fuerzas para regresar al redil, al rebaño de los Sagrados Corazones de Jesús, María y José. Denles vosotros mismos a ellas esta buena hierba para comer, viviendo en gran santidad, obedeciendo todos los Mensajes que los Sagrados Corazones os dieron Aquí para que muchas almas puedan comer esta hierba en vosotros y fortalecerse.

Yo os llamo también a ser ciudades, ciudades vivas para el Señor y para la Madre de Dios. Yo os llamo a ser estas ciudades cuyas paredes, murallas, calles y casas no son hechas de piedras, pero sí de virtudes, son hechas de amor, son hechas de verdadero deseo de seguir al Señor, son hechas de verdadera donación de vuestra alma a Nuestro Señor.

Sed una ciudad bella para el Señor, procurando todos los días eliminar vuestros defectos, luchando contra ellos, combatiéndolos, negándoos a vosotros mismos y resistiendo a la fácil tentación que el mundo os ofrece de afirmaros delante de los otros, o sea, de querer ser algo para poder granjear el amor de las criaturas. Oh no! Buscad sólo el Amor de Dios, buscad sólo el Amor de María Santísima para que verdaderamente vosotros seáis libres, interiormente libres y vuestra alma entonces pueda gozar de una profunda e inalterable Paz, donde todas las almas que se aproximaren a vosotros también sentirán esta Paz, conocerán esta Paz, desearán esta Paz y os pedirán el modo de encontrar y poseer esta Paz.

Sed ciudades bellas para el Señor, ciudades sin mácula, sin mancha, sin defecto, sin agujero, sin grieta alguna en las calles. Que las calles de vuestra alma sean completamente derechas, correctas, rectas, bien pavimentadas, firmes, que den seguridad a todos aquellos que vinieren atrás de vosotros imitando vuestros buenos ejemplos, siguiendo por el mismo camino por el cual seguís a la Madre de Dios. Para que así vuestros hermanos encuentren siempre una vía segura, suave y recta para llegar a Dios y a la Madre de Dios en el Cielo!

Sed ciudades bellas para el Señor, con vastos y bellos jardines en el centro y en la esencia de las casas, en el ángulo de las casas. Para que así verdaderamente, los pajaritos puedan venir a reposar en las ramas de esos árboles de estos jardines y así allí encontrar abrigo, descanso y alimento, o sea, que vuestras almas sean jardines bellos, de virtudes, de amor, de oración y santidad. De modo que los pajaritos, las almas de vuestros hermanos puedan encontrar en vosotros, abrigo, acogida, comprensión, ayuda, apoyo, amistad, compañía, y, sobre todo, intensa oración y amor místico. Para que ellas puedan seguir adelante en el camino de la oración, de la santidad, de la perfección cristiana y todos puedan llegar a la Casa del Padre donde ÉL espera a todos Sus hijos con Su Corazón abierto.

Finalmente, proseguid, obedeciendo todos los Mensajes que la Madre de Dios os dio Aquí y no paréis por nada. No temáis nada! No tengáis ningún temor porque Yo estoy con vosotros. Yo velo por vosotros. Yo os acompaño, estoy con vosotros y tomo vuestras manos para conduciros todos los días, con seguridad por el camino de la Santidad!

Yo Soy vuestro hermano bien amado, llegué al Cielo con enormes sacrificios, porque siempre fui desacreditado, tenido como un tonto e incapaz de aprender. Y aunque Yo fuese muy pequeño, muy humilde e insignificante Dios y la Madre Santísima hicieron en Mí grandes cosas, porque en Mí encontraron un grandísimo y un purísimo amor sin interés propio, sin mancha ninguna de apego a Mi propio “yo”. Por eso en Mí, Ellos derramaron Su Gracia de forma avasalladora y Yo fui una señal para los hombres de Mi tiempo y continúo siendo hoy para todos aquellos que quieren llegar hasta los Corazones de Ellos en el Cielo.
Dejaos guiar por Mi luz! Seguid Mi luz brillante de Santidad y Yo prometo que os conduciré con seguridad al puerto de la Salvación.

Yo bendigo este Lugar, que para Nosotros del Cielos es el más estimado y querido del mundo entero!
Yo te bendigo Marcos, Mi hermano amado, el más esforzado, el más sacrificado de Mis hermanos y Yo bendigo a todos vosotros hoy con todo Mi Amor junto con Mi Señora, la Madre de Dios, Mi vida, Mi alegría y Mi recompensa. La Paz!”


08.03.2011 – FIESTA DE LOS 81 AÑOS DE LA APARICIÓN DE MARÍA SANTÍSIMA A LA HERMANA AMALIA AGUIRRE.

Mensaje de María Santísima:

“Mis hijitos amados! Hoy, cuando conmemoráis los 81 AÑOS de MI APARICIÓN a Mi hijita AMALIA AGUIRRE, que yo traje Conmigo hoy para bendeciros y enseñaros el camino del verdadero amor, día en que Yo le entregué la CORONA DE MIS LÁGRIMAS y le revelé explícitamente que quería se conocida como la VIRGEN DE LAS LÁGRIMAS, Yo a todos hoy os invito a secar Mis Lágrimas con el lienzo de vuestro amor y os invito a todos a ser las palomas de amor de Mi Corazón Inmaculado.

Sed la palomitas de amor de Mi Corazón Inmaculado, siendo como las palomas son y como Mi Hijo Jesús tanto os aconsejó en el Evangelio que fueseis: simples como las palomas, es decir, sin astucia, sin maldad, sin malicia, sin odio, sin ninguna tiniebla interior que pueda macular, manchar la inocencia de vuestro corazón.
Deseo que seáis palomas inocentes, es decir que nada conocen de este mundo caduco, corrupto y corruptor. Quiero que seáis palomitas inmaculadas que nada saben de este mundo pervertido y pervertidor para que así seáis aquellas palomas inmaculadas, aquellas almas que buscan más las cosas celestiales, que buscan más lo que es de lo Alto, lo que es del Señor y dejan para los cuervos aquello que es de los cuervos, que dejan para los que aman el mundo aquello que es del mundo.
Sed palomitas de amor perfecto a Mí, haciendo de vuestra vida cada vez más un himno de amor a Mi Corazón Inmaculado, un lienzo que seca Mis Lágrimas, haciendo de vuestra vida un continuo ofrecerse Conmigo para alcanzar del Señor la Misericordia para tantas almas perdidas y el mismo tiempo, para ser aquellas palomitas, en el pico de las cuales Yo puedo poner Mis semillas, es decir, Mis Mensajes y ellas salen por el mundo esparciendo todas esas semillas para que así crezca la viña, el jardín del Señor.

Así, deseo que seas vosotros, Mis palomitas inmaculadas que esparcen por el mundo todo la semilla de Mis Mensajes para que así Yo pueda finalmente ver crecer la viña, el jardín florido que Yo quiero cultivar y ofrecer como el más precioso regalo a Mi Señor.
Finalmente, os invito a ser ciudades, ciudades santas para Mí, ciudades santas para Dios. Vosotros sois ciudades del Señor desde el momento en que os volvisteis hijos de Dios, desde que el Señor os dio la vida y en vuestra alma el Señor y Yo, queremos habitar como dos Reyes que habitan en una ciudad real y en ella reinan, dominan y ven Sus órdenes y deseos realizados prontamente, para el bien de todos, para la paz de todos, para la mayor edificación  y glorificación de la propia ciudad y del propio reino y también para la mayor exaltación de la Verdad y de la Sabiduría Eterna que la rige y la gobierna.

Sed ciudades santas para Mí y para el Señor, expulsando de la ciudad de vuestra alma todo el amor del mundo, todo el apego a las criaturas, todo el deseo desordenado de las vanas glorias, de las vanas honras, de las vanas riquezas de este mundo, de las ilusiones pasajeras de este mundo para que en vuestro corazón la única riqueza que existe, el único amor que exista, la única luz y belleza que exista sea la belleza de la Gracia, sea la belleza del Amor, sea la belleza de la Oración, sea la belleza de la Penitencia, de la Santidad, de las Virtudes…

Que las casas de vuestra ciudad, es decir, que todos los rincones de vuestra alma entera estén recubiertos de piedras preciosas: zafiros, rubíes, esmeraldas, topacios, turmalinas, oro, plata y bronce, de las virtudes más variadas, más diversas, más bellas y sublimes, cultivadas por vosotros día a día, en la penitencia, en la oración, en la meditación, en el ejercicio de las virtudes y sobretodo, en la aplicación diaria de todo aquello que Yo os he enseñado en Mis Apariciones Aquí en Jacareí.

Vosotros sois Mis ciudades santas y Yo quiero habitar en la ciudad de vuestras almas como Reina absoluta de vuestros corazones. Pero esto sólo será verdad cuando vosotros expulséis de la ciudad de vuestra alma a Mi adversario, Mi enemigo, que no es otro sino vosotros mismos, vuestro propio “yo” el amor desordenado de vosotros mismos, el apego a vuestra voluntad, a vuestra forma de pensar y de juzgar. Cuando pusiereis fuera de vuestro corazón toda semilla de rebelión contra Mí y contra Dios y contra aquello que os decimos. Cuando vosotros finalmente subyugareis vuestra naturaleza humana corrompida e inclinada al mal y a someteros a Mi Imperio, a Mi Amor, Yo, os digo que verdaderamente reinaré en la ciudad de vuestras almas plenamente. Y os digo entonces, que en la ciudad de vuestra alma nunca más habrá noche, sino siempre será un día luminoso que nunca tendrá fin porque Yo misma seré la Luz, la lámpara y el sol que ilumina la ciudad de vuestra alma.

Oh, Mis ciudades! Mis ciudades (Mis almas) que estáis en escombros, en ruinas, por los pecados que cometisteis, por el mundo que tan ávidamente amasteis y buscasteis! Oh, Mis ciudades, que estáis ahora transformadas en nidos de serpientes y escorpiones, de vicios y crímenes incontables contra el Amor de Dios! Yo os llamo a todas, a todas oh, Mis ciudades, a dejarMe reconstruiros, a dejarMe embelleceros, a dejarMe reforzar nuevamente vuestras murallas para volverlas inquebrantables, indestructibles de forma que Mi enemigo, que sois vosotros mismos, vuestro “yo” corrompido, el mundo y el demonio no puedan más transformaros en  incubadoras de serpientes y pecados, de vicios y males, pero, para que Yo pueda transformaros en verdadero nido de palomas puras, inocentes e inmaculadas, que llevarán Mis semillas a otras ciudades destruidas para reconstruirlas y para levantarlas nuevamente.

Yo, la SEÑORA DE LAS LÁGRIMAS, tengo hoy Mi Corazón muy consolado al ver que Aquí en Mis APARICIONES DE JACAREÍ aquellos Mensajes que Yo di a Mi hijita AMALIA AGUIRRE hace ochenta años atrás son finalmente obedecidos, conocidos, amados, practicados, deseados y buscados… Aquí finalmente Mi MEDALLA DE LAS LÁGRIMAS fue acuñada y hecha tal cual Yo ordené sin poner ni sacar nada y Aquí ha sido divulgada con tanto amor y cariño. Aquí Mi Corazón no llora de tristeza, sino de alegría, de consuelo y amor al ver que Mi Voluntad es realizada en sus mínimos deseos, en sus mínimos pormenores y detalles por Mi hijito más esforzado: Marcos Tadeu, y por los otros Mis hijos que con él Me sirven, Me aman y Me dan Sus vidas… Y también por vosotros, Mis hijos que Me escucháis ahora, que Me amáis, que Me ayudáis, que peleáis Conmigo en medio de una sociedad atea, enemiga de Dios y ya vuelta pagana, para hacer los rayos de Mi Luz brillar y disipar la oscuridad de las familias, de las naciones y de los pueblos. Por vosotros Yo Soy consolada, por vosotros Yo Soy glorificada y por vosotros, de Mis Ojos, sólo caen lágrimas de felicidad.
A todos vosotros hoy, con Mi hijita AMALIA AGUIRRE bendecimos y damos Mi Paz, la Paz del Señor, Nuestra Paz!”

Mensaje de Santa Amalia Aguirre:
“Amados hermanos Míos! Yo, Amalia, AMALIA AGUIRRE, vidente de la SEÑORA DE LAS LÁGRIMAS DE CAMPIÑAS, os saludo y bendigo a todos ahora.
Sed el abrigo de la SEÑORA DE LAS LÁGRIMAS, se la morada de la Señora de las Lágrimas, sed el lugar de reposo y descanso de la Señora de las Lágrimas como Yo misma fui.
 Sed el abrigo de la SEÑORA DE LAS LÁGRIMAS, acogiendo cada vez más todos los Mensajes que Ella Me dio en Campiñas, hace más de 80 años atrás y que Ella continúa dando a vosotros aquí en Jacareí y en tantas partes del mundo hasta hoy, para que verdaderamente en vosotros, en vuestra alma, Ella encuentre una ciudad santa donde pueda parar, Ella encuentre un abrigo donde pueda finalmente morar, habitar y descansar en vosotros.
Sed esta morada, este abrigo de la SEÑORA DE LAS LÁGRIMAS, por medio de una vida de intensa oración, de comunión con Ella, dejando verdaderamente que Ella cambie vuestro corazón pecaminoso por el Corazón de Ella, es decir, haciendo que vuestro corazón muera para sí mismo todos los días, en todo momento y entonces Ella pueda poner el Corazón Inmaculado de Ella en el lugar del vuestro, por el perfecto cumplimiento de la Voluntad de Ella y por la perfecta entrega de vuestra alma, de vuestra voluntad, por la perfecta conformación de vuestra voluntad a la Voluntad de Ella. Así el Corazón Inmaculado de María latirá en el lugar del vuestro, así será ÉL a amar al Señor por vosotros, será ÉL a servir al Señor en vosotros, será ÉL a glorificar al  Señor en vosotros, será ÉL a realizar las mayores maravillas del Señor par ala Salvación del mundo en vosotros. Y vosotros ya no viviréis más en vos mismos, sino viviréis en María y viviendo en María Inmaculada viviréis en Cristo porque Ella siempre vivió en Cristo y Cristo siempre vivió en Ella. Y así, todos Nosotros, seremos uno sólo en el Amor.
Sed el abrigo de la SEÑORA DE LAS LÁGRIMAS, rezando y divulgando la CORONA, el ROSARIO DE LAS LÁGRIMAS, lo más posible a todas las almas, divulgando la MEDALLA DE LA SEÑORA DE LAS LÁGRIMAS a todos cuántos vosotros pudiereis, porque a través de esta Medalla muchos serán liberados del poder del demonio, muchos pecadores se convertirán, muchos afligidos y angustiados recuperarán la Esperanza, muchos pecadores que habían perdido la Gracia de Dios, la Fe, las encontrarán, se volverán apasionados por el Señor y nunca más se separarán de ÉL nuevamente.
Sed el abrigo de la SEÑORA DE LAS LÁGRIMAS, volviendo los Mensajes de Ella que Marcos, Mi hermano más esforzado, más querido ya hizo y ya dio para vosotros, volviendo esos Mensajes conocidos, amados, observados, guardados por todos para que así cuanto antes el imperio infernal de Satanás, del pecado, del mundo y de los enemigos del Señor sea derribado por el poder, por los méritos, por las glorias y por la luz de las Lágrimas Benditas de María, la Señora de las Lágrimas!
Finalmente, sed el abrigo de la SEÑORA DE LAS LÁGRIMAS, volviéndoos aquello mismo que Yo Me volví: un sacrificio vivo que colabora con el Señor y con la Virgen de las Lágrimas, sufriendo todo lo que Ellos permiten y ofreciendo por la Conversión y Salvación de los pecadores, secando las Lágrimas de esa Señora con oraciones, con obras, con amor todos los días y procurando ser siempre más fiel a todo aquello que Ella dice respecto del mundo, de los hombres, de satanás, de las fuerzas de las tinieblas para que verdaderamente vuestra vida sea una copia de la Mía y así, juntos por el poder de estas Lágrimas Benditas de la Madre de Dios día tras día abramos el camino para el regreso del Señor, para el regreso de la Señora Madre de Dios que regresa ya a vosotros en el Amor, con Amor y por el Amor.
El Amor es todo! Mi vida fue puro Amor. Nada negué a todo aquello que el Señor y la Señora de las Lágrimas Me pidieron. Mi vida fue toda Ella una llama única, viva e intensa de Amor! Si vuestras vidas fueren lo mismo por el Señor y por María Santísima, entonces, también por medio de vosotros el Señor atraerá hacia Sí muchas almas y las reconducirá al camino de la vida eterna!
Yo estoy con vosotros, todos los días de vuestras vidas y jamás os dejo. Las Apariciones que Yo hice Aquí en este lugar en los años precedentes son la prueba del gran Amor que consagro a todos vosotros y de lo cuanto quiero ayudaros a llegar al Cielo, donde un día os abrazaré uno por uno y junto con vosotros cantaré para siempre los himnos de las glorias de las Lágrimas de la Bendita Madre de Dios.
A todos, en este momento con Amor Bendigo con la SEÑORA DE LAS LÁGRIMAS, de FÁTIMA, de NAJU, e CAPIÑAS y de JACAREÍ… La Paz!


06.03.2011 – Mensaje de San Rafael Arcángel:

“- Amados hermanos Míos… Yo, RAFAEL, Siervo del Señor, de María Santísima, os saludo con todo Mi amor y os doy nuevamente la Paz.
Venid a Mí y os curaré de todos los males espirituales y os curaré hasta incluso de los males corporales que fueren de la Voluntad del Señor que Yo cure en vosotros para la mayor Gloria de ÉL, del Señor, para mayor edificación de las almas y para mayor bien y provecho vuestro y así, podáis gozar de verdadera salud espiritual para ser los valientes combatientes del Señor y de la Madre de Dios que, sin fatiga, debilidad o cansancio alguno, luchan por ÉL para esparcir en la Tierra la Luz de Su Amor, de Su Gracia, de Su Paz, de Su Salvación.
Venid a Mi y Yo os curaré de todos los golpes que recibisteis de satanás a lo largo de vuestra vida, es decir, de aquellas heridas que satanás provocó en vuestras almas a través de las tentaciones consentidas y que incluso después de vuestra conversión y arrepentimiento, dejaron en vuestras almas marcas profundas que debilitaron vuestra voluntad impidiéndola decidirse firmemente por el Señor, por Su amor, por la conversión… Para que así, Yo pueda nuevamente daros una voluntad firme, decidida, ardiente, de amar únicamente al Señor y de ser única y completamente de ÉL, para que en vosotros, en vuestra voluntad, no haya ninguna debilidad, ninguna vacilación, ninguna indecisión en servir al Señor, en amar solamente a ÉL con todas las fuerzas de vuestro corazón y de vuestra alma.
Venid a Mí y Yo os curaré de los golpes que recibisteis del mundo y que abrieron en vosotros tantas y tantas heridas. Vosotros, como seres humanos, tenéis sed y hambre de amor, pero, buscasteis el amor en las criaturas, en el mundo… Buscasteis el amor donde él no existía. Buscasteis el amor donde él jamáis podrís ser encontrado. Y de las criaturas, recibisteis solamente ingratitud, traición, maldad, indiferencia, “hielo” y frialdad… y así vuestras almas fueron llagadas martirizadas por esta gran repulsión y rechazo en amaros, por esta repulsión hacia vuestra persona… Y eso abrió en vuestras almas heridas profundas que tantas y tantas veces os hacen sufrir, os hacen sangrar espiritualmente, es decir, sentiros tantas veces solos, no amados, no aceptados y así caer fácilmente en el torbellino de la tristeza, de la soledad y del desánimo…
Yo quiero curaros también de esas heridas, derramando en vuestras almas Bálsamo. Bálsamo del Amor Divino, que cierra toda herida, que llena y da plenitud a todo el corazón y que, sobre todo, grava profundamente en el corazón donde Yo derramo Bálsamo, la Fe pura, completa, total y segura del Amor de Dios para el alma. Amor estable, amor eterno, siempre constante, siempre fiel y perenne…
De esta forma, el alma goza de una profunda alegría, de un profundo júbilo interior que nada puede destruir ni hacer cesar, porque ella cree y se ve amada desde siempre por Dios. Ella se ve envuelta por el Amor de Dios y, entonces, presa de este Amor, ella se alegra y en ella no hay más lugar ni para la soledad, ni para tristeza ni para el desánimo.
De esta forma, ella encuentra fuerzas para luchar y continuar caminando en la Fe incluso no encontrando en las criaturas el amor, la acogida o la comprensión que deseaba. Y ella no se cansa en el camino porque es movida por el Amor de Dios y no por el amor humano…
De esta forma, en ella se cumple aquello que fue dicho en las Sagradas Escrituras: “-Volarán como alas, no se cansarán, sino caminarán y no se fatigarán” (Is 40,31)
Quien son estas almas? Son las almas que ya están repletas del Amor de Dios, que ya no buscan más el amor de las criaturas y por eso, porque sólo buscan el Amor de Dios y porque de ÉL están llenas, porque Me pidieron y porque Yo les di el Bálsamo del Amor de Dios, no se cansan, no se fatigan y nunca, por lo tanto, paran de caminar.
Yo derramaré en vuestras almas este Bálsamo cada vez más, basta que me pidáis, basta que Me recéis, basta que Me llaméis y Yo vendré como un Celestial Enfermero a curar y cerrar todas estas llagas en vuestras almas!
Venid a Mí y Yo os curaré también de las heridas que vosotros mismos causasteis en vos, o sea, buscando la satisfacción de vuestros deseos y de vuestros apetitos sensibles. Las llagas que vosotros mismos abristeis en vos buscando el mal… Bebiendo las aguas envenenadas de pecado, de satanás y de los placeres de este mundo. Y así, matasteis en vuestra alma la vida de la Gracia, o bien, abristeis en ella llagas profundísimas… Abristeis en vuestra alma cánceres y úlceras profundísimas que hasta hoy matan poco a poco vuestra alma y le roban la fuerza para ser valientes, ardientes, fieles en el servicio del Señor y de María Santísima!
Voy a curar las llagas causadas por vuestro amor propio, por vuestras vanidades, por vuestro apego a vuestra voluntad desordenada, a vuestra forma de pensar, de juzgar, a vuestros criterios humanos con los cuales tantas veces intentáis amoldar la Voluntad de Dios a la vuestra y que así, abren en vuestras almas llagas fatales que matarán la vida de la Gracia Santificante en vosotros, día más día menos, para que así, siendo totalmente libres de estas llagas, vuestras almas gocen de total y perfecta salud espiritual y con esa salud podáis servir al Señor sin ninguna mancha de amor propio, de apego a vosotros mismos y a vuestra voluntad, a vuestro modo de pensar y de juzgar las cosas, para que así, creyendo fielmente, amando ardientemente y obedeciendo perseverantemente al Señor y a María Santísima, en vosotros pueda cumplirse el Plan del Señor y de la Madre de Dios que hasta ahora ya fue tan estropeado por estas llagas que en vosotros existían.
Yo, Rafael, os curaré a todos, basta que vosotros os entreguéis a la Oración profunda, a la Meditación y a la Unión Conmigo… y Yo, poco a poco, os haré regresar a aquella pureza interior, a aquella plenitud de Gracia y de Vida que vosotros teníais al salir de las aguas del Bautismo y hasta más, porque el Señor cuánto más se da, más desea darse a vosotros…
Yo, Mis queridos hermanos, os bendigo a todos en este momento con todo Mi amor y os digo: Continuad haciendo la Hora de los Santos Ángeles todos martes a las nueve de la noche., rezad mucho a Nosotros –los Ángeles- durante vuestro día, elevad vuestro pensamiento a Nosotros, llamadNos y Nosotros os guiaremos, cuidaremos de vosotros, os iluminaremos, os ayudaremos en vuestras dificultades y os mostraremos cada vez más el mejor modo de servir al Señor, a la Madre de Dios y de ayudar en la Salvación y en la Conversión de vuestros hermanos.
A todos en este momento bendigo generosamente… Y especialmente a ti Marcos, el más esforzado y el más querido de Mis hermanos. La Paz!”


27.02.2011 – Mensaje del Ángel San Daniel:

“- Amados hermanos Míos… Yo, DANIEL, Siervo del Señor, nuevamente os invito a la verdadera Paz, al verdadero Amor, a la verdadera Conversión y, sobretodo, a luchar cada vez más contra los ataques de satanás, que quiere debilitaros en el camino del verdadero Amor, del fervor y de la oración y arrastraros cada vez más al plano rastrero de las cosas sensibles y del apego a los amores pasajeros de esta Tierra.

Por eso, Yo vengo a invitaros a empuñar cada vez más el escudo de la Fe contra los ataques de satanás. Empuñad el escudo de la fe contra los ataque de satanás, cerrando cada vez más la puerta de vuestros sentidos espirituales, a las sugestiones de él, a las tentaciones, a todas las ideas contrarias a la Voluntad del Señor y Su Ley de Amor. Para que así cada vez más vuestros sentidos espirituales cerrados a las sugestiones del enemigo vuestros corazones permanezcan siempre puros, inmaculados, exentos de toda mancha y contaminación de idea, pensamiento o inclinación que pueda llevaros lejos del Señor y de Su Gracia…
Tanto más fuere posible a vosotros también cerrad la puerta de vuestros sentidos corporales a las sugestiones del enemigo, huyendo de las ocasiones de pecado, huyendo de las cosas y lugares que pueden hacer entrar por la puerta de vuestros oídos, ojos o boca cualquier tipo de tentación, mal pensamiento, idea o sentimiento que puedan manchar vuestros corazones y vuestras almas… Huid del bullicio del mundo, donde casi siempre vosotros corréis el riesgo de perder en vos la Gracis Santificante, la pureza interior, el fervor y el amor del alma.

Mantened siempre vuestro corazón en oración continua, incluso durante los trabajos de vuestro día, haciendo todo por Dios y con amor para Dios, buscando cada vez más ofrecer vuestro trabajo, vuestras obligaciones y actividades como un himno continuo de amor y de oración al Señor.
Así de esta forma, cerráis las puertas de vuestros sentidos al enemigo y él no podrá tergiversar, distorsionar, manchar o afectar, ya sea vuestra pureza interior, ya sea la intención de vuestro corazón, ya sea vuestros pensamientos y sentimientos y no podrá robar el mérito de vuestras buenas obras, de vuestras oraciones y de vuestras actividades.
Empuñad el escudo del verdadero amor por el Señor, buscando cada vez más vivir en continua oración, de la forma que ya os expliqué anteriormente: buscando hacer todo por Dios, para Dios y con la única finalidad de alabarLo, volvelrLo conocido y amado por todos Sus hijos y de darLe gloria. De esta forma, cerráis las puertas de vuestros corazones para toda mancha de amor propio, de deseo de auto-glorificación, de deseo de satisfacer vuestras voluntades y deseos corrompidos y asi cada vez más matáis la vanidad dentro de vosotros. Y así vuestras obras libres de toda mancha de pecado o de intención no recta, no correcta, subirá al Señor, verdaderamente, como un don precioso que Le será agradable y que Él recibirá con suma alegría convirtiendo todo eso en Gracias de Conversión y Santificación para tantas almas.

Empuñad el escudo del verdadero amor, para luchar contra los ataques del enemigo de Dios, haciendo cada vez más de vuestra vida un continuo ofrecerse, un continuo sacrificio, un continuo donarse, un continuo entregarse cada vez más en los brazos de la Madre de Dios, en los brazos de este Amor Materno que os Amó, que os escogió y que os llamó de todas partes a ser miembros de la familia de Ella, de Su Ejército de Salvación. Para que así, cada vez más dóciles al Amor Celestial que os escogió, cada vez más generosos en respuesta a este amor, vosotros podáis vencer al enemigo con el amor y así por la victoria del amor podréis vencer al Demonio, al mundo, a vosotros mismos y a la carne. Y entonces seréis verdaderos campeones de Dios por el amor, en el amor y con el amor!

Yo, Daniel, estoy con vosotros todos los días de vuestra vida… Os acompaño, os guardo, os amo y os ayudo sin cesar. Sin Mi ayuda, sin Mi continua protección y presencia vosotros ya habríais caído mil veces en las tentaciones y trampas de satanás. Yo os he desembarazado de los lazos de él, Yo os he sustentado para que no os debilitéis, ni os canséis, ni desaniméis. Yo he tomado vuestras manos, para no dejaros tropezar y continuaré agarrándolas y conduciéndoos desde que continuéis haciendo la HORA DE LOS SANTOS ÁNGELES, Nuestra Hora, todos los Martes, que continuéis meditando Nuestros Mensajes y cada vez más confiándoos, entregándoos, consagrándoos a Nosotros. Si continuareis siendo dóciles a aquello que Nosotros os pedimos, continuaremos guiándoos con seguridad y con certeza por el camino de la santificación, que es difícil, casi imposible para aquellos que no escogieron vaciarse totalmente de sí mismos y se entregaron totalmente al Amor de Dios.
A toso en este momento, con Amor, Bendigo junto con todos los Ángeles y Santos del Paraíso.”   


20.02.2011 – Mensaje de Santa Adelia

“- Amados hermanos Míos! Yo, ADELIA o ADELINA, Sierva del Señor y de María Santísima os saludo y os doy la Paz!

Yo con Mi vida amé al Señor con todo Mi Corazón, con todas Mis fuerzas, con toda Mi alma y al Señor Me entregué con todo lo que era y tenía para servirLo, para tornalLo conocido y amado por todas las almas. Y para que con Mis esfuerzos Yo pudiese más allá de Mi alma, producir en las almas un jardín de descanso para el Señor a fin de que en todos Nosotros Él pudiese descansar, complacerse y en Nosotros permanecer para siempre. Por eso, os invito a ser un retiro para el Señor, donde Él pueda verdaderamente descansar, reposar, entretenerse son vosotros, quedar con vosotros en la perfecta unión del alma y del corazón comunicándoos Sus riquezas y Sus bellezas divinas y celestiales.

Sed el perfecto retiro para el Señor, viviendo siempre más la vida de la oración intensa, de la penitencia, de la meditación, haciendo continuamente todas las Oraciones que la Madre de Dios os mandó Aquí. Pues estas Oraciones tienen la facultad y el poder de transformar vuestras almas en perfectos locales de retiro para el Señor y para la Señora del Cielo, donde Ellos pueden entrar, permanecer con vosotros, reposar en vosotros y en vosotros encontrar Sus delicias, o sea, encontrar en vosotros el amor que quita la sed y el hambre de amor que Ellos tienen de las almas, pueden encontrar en vosotros los reflejos de Su Luz, pueden encontrar en vosotros Sus dones y talentos concedidos multiplicados en frutos de buenas obras de santificación y de más almas conquistadas para Ellos. Así en vosotros Dios puede verdaderamente descansar, reposar, congratularse y en vosotros la Santísima Virgen puede encontrar los frutos más dulces de amor, correspondencia, generosidad y entrega total a Ella.

Sed el perfecto retiro para el Señor, procurando siempre más apartar vuestro corazón de las cosas pasajeras e ilusorias de este mundo que os apartan de Dios, que compiten con el amor de Dios dentro de vuestro corazón. Para que entonces, vuestro amor sin mezcla de cosa alguna terrena, sin mezcla de amor terreno alguno pueda ser puro, puro para el Señor, puro para María Santísima, puro como Ellos quieren, puro como Ellos esperan recibir de vosotros. Y así, Ellos puedan también entregar el puro amor de Ellos totalmente a vosotros hasta llenaros y haceros desbordar para las otras almas.

Sed el perfecto retiro del Señor, respondiendo vuestro “si” a Él para que Él pueda transformar el desierto de vuestras almas en un jardín, en un oasis, en un lugar de descanso donde Él puede reposar a la sombra de vuestro amor, bebiendo del agua de vuestra generosidad y de vuestra fe, comiendo los frutos de vuestras buenas obras, de vuestra entrega completa a Él. Y así, el Señor pueda fijar Su morada definitiva en vosotros y transformaros en aquel “Jardín Real” donde Él el Rey del Cielo, puede venir a vuestro encuentro, conversar y entretenerse con vosotros como Él hacía en el inicio de la creación paseando en el Jardín del Edén a la tarde en busca de Adán y Eva para entretenerse con ellos. Así también, Dios podrá venir a vivir con vosotros, podrá entretenerse con vosotros, podrá unirse con vosotros y vosotros podréis vivir en la verdadera amistad de Él.

Yo, ADELIA, prometo ayudaros con Mi poderosa intercesión y oración junto al Señor y a María Santísima, para que os volváis este bello lugar de retiro y descanso para el Señor. Os recomiendo usar todas las MEDALLAS que la Santísima Virgen os dio en Sus Apariciones, especialmente la MEDALLA DE LA PAZ y la MEDALLA DE LAS LÁGRIMAS que Ella dio Aquí en vuestra Tierra, en la Tierra brasilera, para que a través de estas dos Medallas la Gracia del Señor pueda siempre más transformaros en un lugar de retiro y descanso para ÉL y para María Santísima. Y así, vosotros podáis recibir un gran influjo de Gracias atraído por estas Medallas Celestiales que debéis usar con todo vuestro amor, con toda vuestra devoción y vuestra fe.

A través de estas Medallas muchas gracias del Señor son atraídas hacia vuestras almas para purificarlas, para embellecerlas, para perfumarlas y para incensarlas con la Gracia Celestial del Cielo.

A través de estas Medallas son alejadas de vosotros muchas tentaciones del diablo y los Ángeles son atraídos hacia vosotros con las manos repletas de bendiciones del Señor para derramar  sobre vosotros muchas veces al día. Por eso, Mis amados hermanos, usad estas Medallas con confianza y de ellas nunca os separéis, para que la Gracia de Dios, el influjo de Ellas jamás también sea interrumpido en vuestra alma y en vuestra vida!

Dios os dio estos escudos, Dios os dio estos imanes celestiales, que son estas Medallas Sagradas, para atraer hacia vosotros todo el bien y toda la Gracia, para la Salvación de vuestras almas. Usad de esta gracia que es grande y que el Señor dio a vosotros, para vuestra Salvación y rendid a Él y a María Santísima glorias y alabanzas.
Si esta Gracia hubiese sido dada a Mí en Mi tiempo… Oh! Qué gracias y alabanzas Yo habría rendido al Señor! Qué maravillas de Conversión y de Santificación no habrían sido operadas en Mi época. Pero esta gran Gracia fue dada a vosotros para Estos Tiempos Finales y vosotros no sabéis agradecer, no sabéis reconocer el gran bien, el gran don que el Señor y María Santísima dieron a vosotros.

Abrid vuestro corazón, dilatadlo con himnos de amor, de alabanza, de gratitud a Dios y a Su Madre Santísima que os favorecieron tanto, que os enriquecieron tanto en estas benditas APARICIONES DE JACAREÍ, que son la mayor prueba del Amor del Señor y de la Virgen Santísima después de la Encarnación por toda la humanidad.

Abrid vuestros corazones y dad a Ellos honra, gloria y alabanza por una vida santa, por el perfecto cumplimiento de la Voluntad del Señor. Yo estaré con vosotros en todos los momentos de vuestra vida y jamás, jamás os dejaré.
A todos, en este mes bendito, especial y tan predilecto del Cielo, mes de Febrero, de grandes Gracias y Dones para la humanidad de parte del Señor y de Su Madre.
A todos en este mes bendecido, bendigo generosamente ahora. Y especialmente a ti, Marcos, el más esforzado, el más dedicado de los hijos de la Madre del Señor, el más esforzado y querido de Mis hermanos.
La Paz a todos vosotros.”


13.02.2011 Mensaje de María Santísima:

“- Mis hijos, hoy, cuando aún estáis conmemorando el ANIVERSARIO DE MIS APARICIONES AQUÍ y también en LOURDES, todas Ellas en este lindo, predilecto y amado mes de Febrero, tan querido a Mi CORAZÓN INMACULADO, Yo nuevamente os Bendigo y doy la Paz!
Sed Mis queridos hijos el jardín de descanso de vuestra Madre Celeste, dándoMe vuestro corazón cada vez más embellecido por la oración, enfervorizado por la meditación, purificado por la penitencia y por la mortificación personal, siempre más vuelto y virado hacia la Voluntad del Señor y hacia Mí, siempre atento a todo aquello que Yo os pido. Para que así, verdaderamente en vuestros corazones Yo pueda entrar, Yo pueda habitar, Yo pueda reinar y Yo pueda, sobre todos, descansar, es decir, complacerMe en vosotros, verMe amada, verMe obedecida, verMe seguida, verMe imitada, verMe siempre más amada por todos vosotros.
Sed el jardín de descanso de la Madre Celeste, dándoMe cada vez más vuestro “si”, renunciando siempre más a vosotros mismos y aceptando Mi Voluntad, cargando Conmigo la cruz de cada día atrás de Jesús, en el perfecto cumplimiento de Voluntad del Señor, de Su “Plan de Salvación”. Para que Su Gracia verdaderamente pueda obrar en vosotros y por medio de vosotros, para salvar y rescatar muchas almas perdidas al Camino de la Conversión y de la Salvación.
Sed Mi Jardín de descanso, de descanso de la Madre Celeste, pasando todos los momentos que podéis Conmigo en la dulce intimidad de la Oración, en el recogimiento, en el silencio, en el amor, en la reflexión continua de Mis Mensajes. Para que así, verdaderamente, Yo pueda descansar en vos y vos en Mí. Y así, Nosotros, juntos, unidos, podamos reposar en el Señor y en Él llenar Nuestros Corazones con Su Divino Amor, beber cada vez más de la Fuente de Su Gracia y así Yo pueda llenaros tanto de la Gracia del Señor hasta desbordar y llenar el mundo entero.
Soy plena de Gracia, Inmaculada, llena de la Plenitud de la Gracia del Señor! Quiero llenaros con esa plenitud y cada vez más podréis sacar de la Fuente de Mi INMACULADO CORAÓN, pues cuanto más Yo recibo de Dios, más quiero y puedo daros. Por eso Mis hijos, venid a Mí, pues Yo tengo una porción ilimitada de la Gracia de Dios para daros a beber y para llenaros cada vez más hasta haceros desbordar.
Sed el Jardín de descanso de la Madre Celeste, procurando cada vez más darMe vuestro amor puro, sin intereses, vuestro amor irrestricto sin imponer condiciones, sin reservas, sin desconfiar, sin dudar, sin evitar ningún instante en darse y entregarse a Mí, porque es solamente en esos corazones que Yo puedo descansar. Las almas que Me amos con reservas, con dudas, evitando, desconfiando de Mí, resistiendo a Mi Amor, poniendo condiciones para Yo obrar en la vida de ellas, midiendo cuánto Me van a servir, cuánto van a amarMe, cuánto se van a donar para Mí, estas almas Me cansan y Yo no demoraré mucho en lanzarlas fuera!
Os invito, por lo tanto, Mis hijos, a no ser de estas almas, porque Yo os digo: estas almas ya tienen quien las condene. Estas almas que Me rechazaron, que no Me dieron su corazón y su vida en Estas Apariciones de Jacareí, ya tienen quien las condene, Mi Palabra las condenará en el último día, Mi Amor las condenará en el día del Juicio Final, porque no quisieron dar una morada de descanso, no quisieron dar un lugar para la Madre de Dios, así como otrora aquellos habitantes de Belén no dieron lugar a Mi venida con Mi Divino Hijo Jesucristo y así también, como aquel pueblo del tiempo de Jesús no Le dieron sus corazones, no Le dieron sus vidas, no quisieron amarLo.
Será horrible ir con el demonio Mis hijos! Porque quien no es jardín de descanso para Mí es en verdad un pantano de pecado donde el demonio reina. Quien no Me da morada en el corazón da al demonio y será horrible ir con él para las llamas eternas a morar a su lado y ser atormentado por toda la eternidad, en las llamas infernales, porque no quiso darMe a Mí un lugar en el corazón.
Os invito a perseverar en la obediencia a Mis Mensajes, en la Oración, sobre todo de las Horas Santas que Yo os di Aquí para hacer todos los días, en la lectura de Mis Mensajes. Y, sobre todo, que vosotros continuéis divulgando Mis Mensajes al mundo entero, que continuéis yendo de casa en casa llevando Mis Mensajes y Mis Oraciones, Mis Cenáculos, no importando si muchos corazones no responden a Mi llamada, si ellos rechazan la divulgación que hacéis. Continuad siempre adelante Mis hijos! Porque las almas de buena voluntad existen. Yo las conozco y quiero llegar a ellas, y Yo quiero llegar y voy a llegar por medio de vosotros! Si vuestras manos y vuestros pies Me sirven sin cansancio, Mi Corazón las alcanzará. Mi Gracia las convertirá. Mi Poder las Salvará y hará en ellas grandes y extraordinarias Conversiones, grandes obras de Gracia!
ADELANTE MIS HIJOS! YO ESTOY CON VOSOTROS!
Los Veinte Años de Mi presencia Aquí, de Mis Mensajes, de Mis Apariciones es la gran prueba del inmenso amor que tengo por cada uno de ustedes y que Yo Consagra a cada uno de ustedes.
A todos en este momento, con Amor, Yo Bendigo generosamente de LOURDES, de PONTMAIN y de JACAREI.
La Paz, Mis hijitos amados!”

Mensaje de Santa Thais:

- Amados hermanos Míos… Yo, THAIS, Sierva del Señor y de la Virgen Santa os Bendigo hoy!
Sed vosotros Mis amados hermanos los lirios blancos del Señor y de la Virgen Inmaculada, con una vida de perfecto y puro amor a Ellos.
Sed los lirios blancos del Señor, viviendo cada vez más en oración, cada vez más buscando la Voluntad de Dios, cada vez más buscando conocer Su Divina Voluntad y cumplirla. Para que así, vuestra alma como un lirio blanco y perfumado agrade al Señor, encante Sus Ojos y alegre Su Divino Corazón.
Sed los lirios blancos del Señor, viviendo cada vez más en pureza e inocencia, huyendo de las ocasiones de pecado, huyendo de este mundo seductor y fatal que mata la vida de la Gracia en todas las almas que Lo aman, que Lo buscan y que no huyen de Él. Para que así, verdaderamente, vuestras almas se guarden puras e inmaculadas para agradar al Corazón del Señor!
Sed los lirios blancos del Señor, buscando cada vez más morir para vosotros mismos, renunciar a vuestra voluntad y hacer aquello que el Señor pide de vos. Para que verdaderamente en vuestra vida se cumpla el Divino “Plan” del Señor y vuestro corazón no se vuelva la causa de vuestra propia perdición, sino que vuestro corazón totalmente vuelto, virado hacia el Señor y amando únicamente a Él sea verdaderamente el artífice de vuestra Salvación.
Sed los lirios blancos del Señor, buscando hacer siempre más de vuestra vida un continuo himno de amor al Señor, un ofertorio constante, continuo a Él, dándoos cada vez más a ÉL, consagrándoos a Su servicio, haciendo cada vez más la Voluntad del Señor incluso que os cueste. Para que así, verdaderamente de vosotros se exhale un suave perfume sobrenatural y místico de: virtud, pureza, amor, fe, esperanza, fidelidad, lealtad al Señor. Y así las almas atraídas por este perfume místico y sobrenatural encuentren al Dios Vivo, encuentren a la Madre de Dios Viva, viviendo y reinando en todos vosotros.
Sed los lirios blancos del Señor, buscando cada vez más decir “si” a todo cuanto la Madre de Dios os pide Aquí en Estas Apariciones, en Esta “Escuela de Santidad”, para que vosotros seáis buenos y verdaderos alumnos de Ella, y así podáis en poco tiempo crecer en la Santidad hasta alcanzar la plenitud para la mayor Gloria de Dios.
Yo estoy con vosotros en todos los momentos de vuestra vida! Habito Aquí en Este Lugar día y noche desde siempre! Y a todas las almas que Me pidieren ayuda para santificarse Yo las atenderé! Todos aquellos que Aquí suplicaren Mi socorro a todos extenderé Mis Manos, a todos ampararé y a todos ayudaré a caminar en la Santidad.
Yo, THAIS, os Bendigo ahora generosamente, con todo Mi Amor y pongo sobre vosotros Mi Manto de protección.”


11.02.2011 – 153º Aniversario de las Apariciones de Lourdes
MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA:
“- Mis hijos, hoy, cuando conmemoráis el Aniversario de Mi Primera Aparición en Lourdes a Mi hijita Bernardita, Yo os invito a todos a levantar vuestras miradas hacia Mí, vuestra Madre Inmaculada que en la electa Gruta de Massabielle confirmé el Dogma de Mi Inmaculada Concepción y llamé a el mundo todo a la penitencia que engendra el Perfecto Amor por el Señor.
YO SOY LA INMACULADA CONCEPCIÓN
Dije Yo a Mi hijita Bernardita, porque preservada de toda mancha del pecado, para ser digna Madre de Dios, morada perfecta, sin mancha alguna de pecado para que Él pudiese vivir en Mí y recibir de Mí la naturaleza humana y así realizar la gran Obra de Salvación de la humanidad.
YO SOY LA INMACULADA CONCEPCIÓN
Porque destinada era Yo verdaderamente a ser el Nuevo Jardín de la Santísima Trinidad, la Nueva Eva, la Nueva Creación de Dios, Su Segundo Edén, Su Segundo Cielo, donde pudiese Él verdaderamente reposar y entretenerse en dulces coloquios de Amor con Su Criatura y finalmente complacerse en Ella.
YO SOY LA INMACULADA CONCEPCIÓN
Porque Yo era predestinada y profetizada como Aquella que debería aplastar la cabeza de la serpiente hasta derrotarla definitivamente. Y por eso no podría Yo estar bajo el yugo de la “común” esclavitud de los mortales al pecado y a esta serpiente maldita, mas si ser verdaderamente libre de toda culpa y esclavitud satánica. Para que Yo pudiese con Mi Poder liberar a Mis hijos de la esclavitud tiránica del pecado y del demonio. Y así cooperar poderosa y eficazmente en la Obra de la Redención de Mi Divino Hijo Jesucristo. Por eso os revelé y confirmé Mi Dogma de la Inmaculada Concepción en la Gruta de Massabielle para que verdaderamente creáis en Mi Poder y verdaderamente os confiéis todos a Mi sin reservas, a fin de que cada vez más Yo os libere de la esclavitud del pecado y de Satanás y os haga llegar al Señor por una Perfecta Penitencia.
PENITENCIA… PENITENCIA… PENITENCIA
Dije YO repetidas veces a Mi hijita Bernardita, para llevaros a la perfecta renuncia de vosotros mismos, del mundo y de las falsas e ilusorias glorias de este mundo. Y así vosotros podáis cada vez más vivir una verdadera vida en Dios, para Dios y con Dios.
PENITENCIA… PENITENCIA… PENITENCIA
Para que verdaderamente pudieseis vaciaros de vosotros mismos hasta que muriese en vosotros todo el amor desordenado de vos mismos y pudiesen entonces vivir en vos el verdadero Amor de Dios, que sólo se derrama en las almas purificadas por la Penitencia que Yo pedí en la Gruta de Lourdes.
Sólo la Penitencia engendra la perfecta mortificación y pureza del alma que alcanza para vosotros el Perfecto Amor de Dios, y que Él viva siempre en vos y en vos permanezca para siempre.
Yo continúo Aquí en estas Mis Apariciones de Jacareí, que son la continuación y la conclusión de Lourdes, para llevarlos a esta Perfecta Penitencia que engendrará en vosotros la Pureza Espiritual necesaria para alcanzar la Perfecta Unión y el Perfecto Amor al Señor y Conmigo está Mi hijita Bernardita que fue en todo una copia perfecta del Mi Pureza y de Mi Amor perfectísimo por el Señor, para que Ella también os ayude y os lleve hasta el Perfecto Amor al Señor.
Si vosotros fuereis como Ella fue, vosotros seréis fuentes de aguas puras tal como era la Fuente Milagros que hice brotar en la Gruta de Massabielle por las manos de Bernardita. Y así como por Ella, por medio de la Fuente y por medio de Bernardita Yo realizaré las mayores maravillas de Gracias, así también por medio de vosotros Yo realizaré las mayores Conversiones de los corazones para mayor Gloria del Señor y Triunfo de Su Gracia en el mundo.
A todos Bendigo hoy con Amor, de La Salette, de Lourdes y de Jacareí.
La Paz Marcos amado e hijo Mío. La Paz Mis hijos.”


07 de febrero de 2011
20º Aniversario de las Apariciones en Jacareí


07.02.2011 – Cenáculo de la Fiesta Solemne del 20º Aniversario de las Apariciones de Jacareí:

MENSAJE DE LA REINA Y MENSAJERA DE LA PAZ:
“- Mis hijos amadísimos, hoy, Mi CORAZÒN INMACULADO se regocija por los VEINTE AÑOS de Mi PRIMERA APARICIÒN Aquí a Mi amado e hijito Marcos, Mi hijito más voluntarioso, Mi hijito más dedicado. Y por todos estos Veinte Años que Mi Corazón Inmaculado Aquí derramó sobre vosotros: Gracias, Mensajes, Bendiciones, Avisos, Señales para que todos vosotros pudieseis encontrar el camino de la Conversión, el camino de la Salvación, de la Santificación y de la Paz.
Mi CORAZÓN INMACULADO se regocija con vosotros, porque en este día el Cielo y la Tierra unidos en una sola Fiesta entonan Conmigo himnos de gloria, himnos de gratitud y de alabanza a la Santísima Trinidad. Que Me permitió quedar Aquí tanto tiempo con vosotros para enseñaros el camino correcto que debéis seguir, para acompañaros durante el caminar en esta vía que lleva al Cielo, para cada vez más ayudaros a desenredar de las insidias, artimañas y trucos que satanás para engañaros y para haceros salid de este camino seguro que conduce al Cielo, para haceros andar por el camino del pecado, el camino del erro, del engaño, del mal que conduce a la eterna condenación y a las tinieblas del Infierno.
Mi CORAZÓN se regocija con vosotros, porque todo el Cielo unido a Mí, trabajando Conmigo estuvo durante todos esos años Aquí en Estas APARICIONES, luchando arduamente por la salvación de todos. Y Nosotros hicimos la Luz del Señor entrar en muchos corazones y hacer en ellos nuestra eterna morada. Para que así en estos corazones y por medio de ellos el plan de salvación del Señor pudiese ser realizado y concluido para el mayor Triunfo de Nuestros Tres Sagrados Corazones Unidos y de la Santísima Trinidad por toda la Tierra.
Mi CORAZÓN se regocija hoy con vosotros, porque tantos corazones Me respondieron “si”, Me entregaron sus vidas y Me hicieron verdaderamente reinar sobre ellos, gobernando su voluntad, gobernando sus vidas, sus familias, deseos y corazones. Y así, verdaderamente Yo pude realizar Mi “Plan Materno” de Amor y de Salvación en las vidas de Mis hijos que dócilmente Me respondieron “si”.
Mi CORAZÓN se regocija con vosotros, porque aunque Yo haya sido rechazada por muchos, traicionada por algunos, expulsada por tantos de Mis hijos que después de conocer Mis Mensajes no quisieron más responderMe “si”, Mi Corazón Inmaculado encontró mucho mayor confortamiento y triunfo en el corazón de Mi hijito Marcos: el más esforzado, el más obediente, el más dedicado a Mí y también en estos Míos que también consagraron sus vidas a Mí Aquí, viviendo con Mi hijo Marcos totalmente para servirMe y en todos aquellos que aunque vivan en un estado de vida diferente Me aman y todo hacen por agradarMe, obedecerMe, servirMe, volverMe conocida y amada por todos Mis hijos.
Mi CORAZÓN se regocija hoy con vosotros, porque gran parte de Mi Plan puedo ser realizado Aquí. Y el Plan para el Triunfo de Mi Corazón Inmaculado camina a pasos veloces, a pesar de Mi enemigo satanás y de todo aquello que los hombres uniendo Sus fuerzas con las fuerzas de Mi enemigo hacen contra Mí para estropear Mis Planes. Y es por eso que Mis Planes se desarrollan maravillosamente bien en toda la faz de la Tierra. Y en los locales gracias a Mis Apariciones: JACAREÍ, MEDJUGORJE, FATIMA, LOURDES, OLIVETTO CITRA, EL ESCORIAL y tantos otros, Mi Plan se cumple y se concluirá triunfalmente sobre todo y sobre todos.
Por eso Mis hijos, os invito una vez más: Permaneced fieles en el camino de la Santidad a la cual Yo os llamé Aquí. No desaniméis! No dejéis de hacer las Horas Santas de Oración que Yo os mandé hacer, meditad los Mensajes, haced los Cenáculos de casa en casa llevando Mis Mensajes, Mis Horas de Oración y todos Mis Tesoros que aquí en Este Lugar Yo os di al conocimiento de todos Mis hijos lo más de prisa posible.
ANDAD! HABLAD! TRABAJAD! MEDITAD!
No descuidéis de vuestra vida espiritual: de la oración, del retiro, de la meditación, de la oración profunda Conmigo en el silencia y en el recogimiento. Dedicad muchas horas para pasar Conmigo en retiro y meditación. Dedicad también vuestras vidas a llevar Mis Mensajes para salvar las almas de vuestros hermanos, porque de lo contrario vosotros seréis responsables por la pérdida de muchas almas si eso no hiciereis.
Yo estoy con vosotros siempre, no temáis! Permaneced fieles en la Escuela de Oración y Santidad a la cual Yo os llamé Aquí y el Triunfo de Mi Corazón Inmaculado, Mi Propio Corazón será vuestra herencia y vuestra recompensa final.
A todos en este momento, con Amor, Bendigo generosamente: de LOURDES, de MEDJUGORJE y de JACAREÍ.
La Paz Mis hijos! La Paz Marcos, Mi más esforzado, sacrificado y obediente hijo y servidor.”

MENSAJE DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS:
“- Amados hijos Míos, Mi Sagrado Corazón os Bendice hoy en el Aniversario de las Apariciones de Nuestros Sagrados Corazones a Mi más esforzado y dedicado, siervo e hijo, Mí hijito Marcos.
  
Mi SAGRADO CORAZÓN hizo maravillas en vosotros en estos Veinte Años de Apariciones, colmándoos de los tesoros de Mi Divina Misericordia, llenándoos cada vez más de Mi Gracia transformadora y purificadora, enriqueciéndoos cada vez más del conocimiento de Mí, de Mi Madre Santísima, de Mi Padre San José, de Mi Propio Padre Eterno dándoos sin medida la Divina y Celestial Sabiduría para volveros verdaderos hijos Míos y para haceros vivir una verdadera vida en Mí, vuestro Dios.
Mi SAGRADO CORAZÓN hizo maravillas en vosotros en estos Veinte Años! Hizo maravillas portentosas en las almas de todos Mis hijos que fueron dóciles a Mi Sagrado Corazón, que Me respondieron “si”, que se dejaron guiar por Nuestros Tres Sagrados Corazones, formar por Nosotros, que no resistieron a Nuestra Voluntad Santa, que no se apegaron a sí mismos, al mundo y a los amores ilusorios y pasajeros de esta Tierra y en todos aquellos que verdaderamente fueron como un barro maleable y dócil, Yo puede verdaderamente imprimir en esas almas formas admirables y extraordinarias de belleza, perfección y gracia.

Mi SAGRADO CORAZÓN hizo maravillas en vosotros en estos Veinte Años de Nuestras Apariciones Aquí, elevándoos a una altura inmensa de conocimiento de Mi Voluntad, de conocimiento de la Verdad, de conocimiento de Mi Sagrado Corazón, del Corazón de Mi Madre y de Mi Padre San José. Y también os llenaron de una gran y profunda meditación y conocimiento de vuestra propia miseria, de vuestra propia nada, poniéndoos siempre prevenidos contra vosotros mismos y colocándoos siempre en guardia contra todas las tentaciones de Mi enemigo que bajo engañosas apariencias de bien pretenden infiltrarse en vuestras almas y corazones para comenzar a solapar la edificación espiritual de la Santidad que Nuestros TRES SAGRADOS CORAZONES comenzaron a construir en vosotros. Así, poniéndoos siempre prevenidos contra vosotros mismos y contra toda insidia de satanás Nosotros os hicimos guerreros fuertes, centinelas siempre despiertos, siempre fieles, vigilantes, prontos para reconocer al enemigo, la tentación así como él comience a despuntar sobre los montes a querer aproximarse de vuestras almas. Para que así pudiésemos desterrarlo, derrotarlo, expulsarlo antes que él pudiese acercarse a vosotros, herir vuestras almas, infiltrarse en ellas con el pecado hasta hacer destruir el Edificio Espiritual de vuestra Conversión y Santificación que Nuestros TRES SAGRADOS CORAZONES hace Veinte Años están Aquí edificando en vosotros.

Así Mis hijos, Nosotros os enseñamos a vigilar siempre y a manteneros siempre en guardia contra vosotros mismos, contra vuestro amor propio, contra el demonio, las tentaciones y el mundo. Para que así, nada sacuda la fundación, el cimiento de la edificación espiritual que Nosotros estamos construyendo en vosotros.

Mi SAGRADO CORAZÓN hizo maravillas en vosotros en estos Veinte Años Aquí, volviéndoos cada vez más flores perfumadas de pureza, de inocencia, de oración, de virtudes, de gracia divina. Para que así vuestro perfume pudiese llegar hasta el Trono de Mi Padre Celestial en el Cielo y agradar a Su Santísimo Corazón, llenarLo de alegría y satisfacción, consolarLo en Su gran tristeza por tantos pecados y desobediencias de la humanidad y también transformaros en un bellísimo templo para Mi Espiritu Santo, donde Él puede habitar, donde El puede obrar, donde Él puede realizar en vosotros las mayores maravillas de Su Amor y de Su Gracia siempre, en todo momento, sin resistencia, ni encontrar rival alguno contra Él dentro de vosotros.
    
Mi SAGRADO CORAZÓN hizo maravillas en vosotros Aquí en estos Veinte Años, dándoos cada vez más el gusto por las cosas del Cielo, el gusto por la Oración, haciéndoos comprender Mis Palabras, haciéndoos cada vez más amar estas Palabras, haciéndoos cada vez más deplorar el mundo, el pecado y vuestro amor propio y buscar cada vez más Mi Voluntad, Mi Amor para vivir cada vez más conforme Mi Espíritu, conforme Mi Divino Beneplácito y Designio.

Así, Mi CORAZÓN SAGRADO,  Mi Corazón inflamado de Amor por vosotros, os hizo cada vez más llegar cerca de Él mismo, del Corazón de Mi Madre, del Corazón de Mi Padre San José hasta haceros arder con las Llamas de Amor que de Ellos salen, para inflamaros, para quemaros, para consumir en vosotros todo lo que es terreno, todo aquello que es carnal, todo aquello que es bajo para elevaros a todo aquello que es sublime, alto y digno de Mí. Así, en vosotros las obras más extraordinarias de Gracias fueron hechas y Mi Nombre finalmente en vosotros es glorificado a la vista de todos los Ángeles y Santos del Cielo.

A todos vosotros en este momento Mi SAGRADO CORAZÓN da la Paz, da la Indulgencia Plenaria y os digo: Continuad en la Escuela de Santidad de Nuestros TRES SAGRADOS CORAZONES UNIDOS, haciendo todo cuanto Nosotros Aquí os enseñamos y mandamos. Para que verdaderamente la obra que comenzamos en vosotros pueda ser concluida en breve con alabanza para mayor glorificación de Mi Nombre y para mayor exaltación de la Verdad Católica sobre todos los pueblos, sobre toda la humanidad.

A todos en este momento Bendigo generosamente de PARAY-LE MONIAL, de DOZUE y de JACAREÍ.

La Paz Mis hijos. La Paz Marcos, Mi más esforzado y sacrificado hijo.”

 

MENSAJE DEL AMANTÍSIMO CORAZÓN DE SAN JOSÉ”
“- Amados hijos Míos, Mi Amantísimo Corazón se regocija también hoy con vosotros, por los Veinte Años de Nuestras Apariciones Aquí y os dan Nuestra Paz!
Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN nunca os dejó durante todos esos años, siempre estuvo con vosotros y fue el Sol luminoso que todos los días iluminó vuestras almas por medio de Mis Mensajes y de Mi HORA SANTA todos los Domingos, guiándoos cada vez más por el camino del Perfecto Amor al Señor, de la imitación de Mis Virtudes y del Perfecto Amor, de la perfecta correspondencia al Divino Beneplácito del Altísimo.

Mi AMANTÍSIMO CORAZÒN fue el Sol luminoso, que os iluminó en los momentos difíciles dándoos Paz en las aflicciones, serenidad en las tribulaciones, confianza en las incertidumbres, esperanza contra todas las apariencias contrarias, contra toda falta de esperanza. Dándoos alegría en la tristeza, alivio en el sufrimiento, luz en las dudas, valentía ante los desafíos y sacrificios que tuvisteis que hacer. Para que así, verdaderamente, cada día de vuestra vida pudiese haber sido realizada la Divina Voluntad del Altísimo, tal como Él quería y esperaba de vosotros y así vuestras almas pudiesen superar todo, vencer todo, alcanzar todos y en todo ser fieles al Señor.
Mi AMANTÍSIMO CORAZÒN fue el Sol luminoso, que os confortó en el momento del abandono, soledad, incomprensión, persecución, de duda, de aflicción de espíritu y desánimo. Y os hizo caminar cada vez más veloces, firmes, decididos, constantes y perseverantes por “la vía de la Santidad” a la cual Nuestros Tres Sagrados Corazones os llamaron Aquí en Estas Apariciones. Y así, verdaderamente, en vosotros y por medio de vosotros se hizo siempre el Designio del Señor.
Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN fue vuestro refugio en todo momento, alimentándoos cada vez más con el Pan de la Santa Palabra Celestial, descansándoos cuando estaban cansados de la lucha por la Salvación de las almas y por la Salvación de vuestra propia alma.
Mi CORAZÓN fue oasis para saciar vuestra inmensa sed de amor, para refrescaros, refrigerar cada vez más con las dulzuras de Mi Amor Paterno cuando tantas veces vosotros estabais casi a desfallecer y a sucumbir bajo el peso de la cruz. Así Mi Corazón fue siempre un Sol luminoso, caliente, que os calentó, os iluminó, os amó y os acompañó en todo momento de vuestra vida en estos Veinte Años de Nuestras Apariciones Aquí!
Mi CORAZÓN AMANTISIMO fue el Sol luminoso, que para todos brilló indistintamente y aunque algunos no haya querido seguir el brillo de Mi Luz y caminar por la vía a la cual Yo os llamé, muchos otros hijos Míos Me consolaron con su “si”, con su entrega total a Mi y con su total dependencia de Mi Providencia Paterna, de Mi Amor, dejándose cada vez más: formarse por Mis Mensajes, enseñar por Mi Amantísimo Corazón, cargar en Mis Brazos y siempre más dejarse moldear por Mi acción amorosa! Así, Aquí en Este “Lugar Sagrado”, Mi Amantísimo Corazón brilló y brillará todavía más para mayor Triunfo de Nuestros SACRATÍSIMOS CORAZONES para bien de vuestras almas y para bien de toda la humanidad. Y en vosotros en quien Me complazco, en quien encuentro acogida, respuesta, docilidad y obediencia Mi AMANTÍSIMO CORAZÓN todavía hará grandiosas maravillas por el “tiempo” que está por venir. Por eso, Mis hijos, continuad cada vez más firmes, cada vez más perseverantes en el camino al cual Yo os llamé a siguirMe junto al Cielo, rumbo a Dios.
Continuad con todas las Oraciones que Nosotros os dimos Aquí, porque ellas son una verdadera, perfecta, completa y la más sublime “Escuela de Santidad”, que Nuestros SAGRADOS CORAZONES UNIDOS dieron al mundo.
Aquí en Este Lugar Sagrado Nuestros TRES SAGRADOS CORAZONES Triunfarán y en Este Lugar, que es el que Nosotros más amamos de toda la humanidad pondremos Nuestros Tres Tronos Gloriosísimos que derrumbarán los tronos impíos del demonio, del pecado y del mundo, con sus fuerzas anti-cristianas y contrarias a Nuestros TRES SAGRADOS CORAZONES.
Y Aquí Nuestros TRES SAGRADOS CORAZONES clamarán Victoria y entonarán el Himno del Triunfo delante de todos los pueblos y toda la humanidad.
ESPERAD Y CONFIAD QUIEN VIVA VERÁ! Y QUIEN A MI LADO ESTÉ TAMBIÉN Con NUESTROS TRES SAGRADOS CORAZONES TRIUNFARÁ!
A todos en este momento Bendigo generosamente y especialmente a ti Mi hijito Marcos, el más sacrificado, el más esforzado de Mis hijos.” 


12.02.2011 – Mensaje de María Santísima:

“Mis amados hijos, hoy, cuando aún estáis conmemorando Mi Aparición en Lourdes, el aniversario de Mi primera Aparición en Lourdes a mi pobre hijita Bernardita, en la Gruta de Massabielle, Yo vengo una vez más del Cielo para llamaros a la Oración, a la Penitencia y a responder “SI” a Mi llamado de Amor por vosotros hecho en la Gruta de Massabielle, hace 156 años atrás, para que verdaderamente Yo pueda, en vosotros, realizar Mi Plan Materno de Amor.

Responded, por lo tanto, “SI” al llamado que os hice desde la Gruta de Massabielle en Lourdes, siguiendo siempre más por el camino de la Oración, de la Penitencia, del Sacrificio al cual Yo os llamé, siguiendo el ejemplo de Mi hijita Santa Bernardita, que es Mi Mensaje vivo para todos vosotros, para que así también en vosotros Dios pueda hacer obras grandiosas, o sea, pueda transformaros en verdaderas almas sacrificantes, expiatorias, víctimas, humildes, santas, generosas y completamente dóciles a la acción de Su Espíritu Santo. Para que así, entonces, a través de vosotros muchas almas puedan ser salvas, muchas puedan ser rescatadas de la esclavitud del pecado y puedan ser reconducidas nuevamente a Dios. Si vosotros ofreciereis esta fuerza mística de expiación, reparación, generosidad y amor, muchas almas podrán todavía ser salvas por la fuerza de vuestro ofrecimiento de vida, de vuestro sacrificio y de vuestro amor generoso. Y así el Señor podrá realizar el Gran Triunfo de Su Amor en la Tierra y en las almas!

Responded “SI” al llamado que os hice desde la Gruta de Massabielle en Lourdes, renunciando siempre más a vosotros mismos y a vuestra voluntad, poniendo de lado aquello que vos queréis para aceptar aquello que Dios quiere, que Yo quiero de vosotros y que os pido en Mis Mensajes, para que no perdáis más tiempo, tiempo precioso, corriendo en busca de la satisfacción de vuestra voluntad personal y de la realización de la satisfacción de vuestros deseos, sino para que empleéis santamente el resto de tiempo que todavía os resta, verdaderamente cumpliendo la Voluntad de Dios sin demora, sin lentitud y sin restricciones, para que así el Plan del Señor, que ya fue tan estragado en vuestras vidas por vuestra mala voluntad, resistencia, lentitud y apego a vosotros mismos y a vuestra voluntad desordenada, este plan finalmente pueda realizarse y así el Señor pueda obtener Su mayor triunfo, producir Su mayor triunfo en vuestras vidas.

Responded “SI” al llamado que os hice desde la Gruta de Massabielle en Lourdes, dándoMe vuestros corazones, dándoMe toda vuestra vida, a ejemplo de Mi hijita Santa Bernardita, que toda entera a Mí se entregó. Y siempre dijo “no” a sí misma y “SI” a Mí. Que siempre fue generosa en su donación y entrega a Mí, nunca negándoMe nada, nunca midiendo sacrificios por Mí, nunca contabilizando cuánto ya había donado para Mí, para que así verdaderamente, inflamados por el Fuego del Verdadero Amor, vosotros como ella, podáis cumplir el Plan del Señor. Y por medio de vosotros, como lo hizo en la vida de Mi hijita Bernardita, Dios pueda mostrar al mundo, por medio de vosotros y en vosotros, Su Rostro adorable, benigno, misericordioso y bello. Y así, muchas almas puedan convertirse y regresar al Señor!

Responded “SI” al llamado que os hice desde la Gruta de Massabielle en Lourdes, siendo continuamente una canción de amor entonada para Mi Corazón Inmaculado, o sea, viviendo siempre más de amor, viviendo únicamente para amarMe, servirMe, volverMe conocida y amada, porque, habrá gracia mayor que esta?: vivir para Mi y por medio de Mi? Oh, no, no hay vida mayor que esta! No hay gracia mayor que esta! Y esta vida, esta gracia la tuvo Mi hijita Bernardita porque ella hizo de Mí el tesoro de su corazón. Por eso, donde Yo estaba, Yo que era el tesoro de ella, siempre estaba unido al corazón de ella. Y así también, si Yo fuere el tesoro de vuestro corazón, si Yo fuere el único amor, el único deseo de vuestro corazón, donde Yo esté vuestros corazones estarán Conmigo también, y entonces viviremos siempre unidos en al paz, en el amor y en la felicidad del Señor y nada, ni el sufrimiento, ni las cruces, ni el demonio, ni el mundo, ni los hombres, ni la persecución, ni la enfermedad, ni cosa alguna jamás podrán separarnos y jamás podrán romper el círculo de amor y de paz en el cual vivimos.

Por eso hijitos, responded “SI” al llamado que os hice, desde la Gruta de Massabielle hace tantos años atrás, para que en vuestra vida Yo pueda producir el Triunfo de Mi Corazón, transformándoos en otras tantas “Santas Bernarditas”, o sea, en otras tantas hijas bien amadas Mías, en otras tantas almas generosas, preciosas como “oro acrisolado” como fue el alma de Mi hijita Bernardita, para así ofreceros al Señor, como don más precioso, como don más bello, más puro, más alto y sublime, más elevado, para que entonces la Santísima Trinidad pueda, al fin, complacerse en vosotros.

Yo estoy siempre con vosotros Aquí en este Lugar que es Mi nueva “Gruta de Massabielle” que es Mi nuevo Santuario de Lourdes, donde voy a terminar la obra comenzada en La Sallete, París, Lourdes y Fátima. Aquí Mi Corazón Inmaculado vino a buscar almas que, como Mi hijita Bernardita, Me amen, Me sirvan y correspondan plenamente a Mi Pan de Amor, a Mi Designio de Amor.

Si vosotros os tornareis estas almas, Mi Corazón triunfará rápidamente en vosotros y en el mundo, y así podré traer un Nuevo Período de Paz para todos vosotros, para que entonces el mundo pueda vivir en armonía con Dios, entre sí y también Conmigo.
Mi Corazón sigue los pasos de cada uno de ustedes y Yo Soy para todos vosotros una “gruta espiritual”, donde podéis encontrar siempre la Luz de la Gracia, la Fuerza Divina, el Amor del Señor, la Sabiduría y la Ciencia Celeste, como Mi hijita Bernardita encontraba en la Gruta de Massabielle cada vez que ella iba allá a Mi encuentro.
Venid a Mí por la Oración, venid a Mí por la Meditación, venid a Mí por vuestro perfecto amor y por vuestra perfecta Consagración y Yo os llenaré de todos estos dones y Tesoros Celestes.
A todos en este momento Bendigo generosamente de La Sallete, de Lourdes y de Jacareí.
La Paz Mis hijos. La Paz Marcos, Mí más esforzado y dedicado hijo. Queda en Mi Paz.”


23.01.2011 – Mensaje del Ángel San Juliel:

“Amados hermanos…, Yo JULIEL, nuevamente os doy la Paz, os abrazo y os doy la Bendición. Seguid firmemente por el camino que María Inmaculada, Nuestra Reina Santísima, os señaló Aquí en estas Apariciones, y no miréis jamás hacia atrás, hacia el mundo que os llama a regresar, ni hacia las criaturas que tantas veces requieren, reclaman vuestro amor queriendo ocupar el lugar del Señor y el lugar de Ella en vuestros corazones…

No!  No cedáis al canto de la “sirena engañadora” que quiere llevaros nuevamente hacia sus brazos para allí morder y chupar vuestra sangre, matar vuestra alma y lanzarla nuevamente en las tinieblas y en la muerte espiritual.

No! Seguid firmemente por el camino del amor, por el camino de la Verdadera Devoción a los Sagrados Corazones, de la obediencia a Ellos, y del perfecto cumplimiento a todo lo que Aquí os fue mandado hacer.

Seguir firmemente por el camino que María Inmaculada os invitó a andar y a seguir Aquí ya hace 20 años pues, ese camino, aunque angosto y difícil es el UNICO que conduce a la Salvación, que lleva al Cielo y que os hace llegar con seguridad al Señor!

No os engañéis a vosotros mismos ni engañéis a los otros intentando cortar por un camino más fácil porque lo que encontraréis será entonces vuestra destrucción y no a vuestra Salvación.
Seguid por este camino de Oración, de Penitencia, de renuncia a los placeres y gozos pasajeros de esta tierra renegando a vosotros mismos y a vuestra voluntad para adherir a la Voluntad Santa de Dios que siempre es verdadera, eterna y luminosa.

Seguid, por el camino de María Inmaculada, por el camino que Ella abrió para vosotros Aquí que comienza con abrazar las cruces de cada día que el Señor os permite, os envía, para ayudaros a expiar los pecados con que ÉL es ofendido, para suplicar por la Conversión de los pecadores y para expiar vuestros propios pecados de forma que cada día, os volváis cada vez más puros, más inmaculados y agradables delante de ÉL, más dóciles y obedientes, más desprendidos de vosotros mismos, de las cosas ilusorias de este mundo, para que cada vez más crezcáis en el amor a las cosas celestiales y a Dios cumpliendo Su Voluntad Santa siempre a toda hora y en todo lugar.

Seguid por el camino que María Inmaculada Inauguró Aquí para vosotros, porque este camino es el Único cierto, corto, suave, derecho, directo, alto, sublime que va a conduciros a la Eterna Gloria del Cielo.
Yo estoy con vosotros todos los días y jamás os dejo! Estoy siempre Aquí en este lugar del comienzo al fin de los Cenáculos y 24 horas por día y cualquier uno puede Aquí encontrarme basta, que me abra el corazón, que me rece sinceramente y que no obstaculice Mi acción en su vida.
Si hiciereis la Hora de los Ángeles, nuestra Hora, con fidelidad todos los martes, nosotros os conduciremos por una vía segura que os llevará a la más consumada, alta y perfecta Santidad que Glorificará mucho al Señor y a María Inmaculada y hará de vosotros obras maravillosas y extraordinarias que harán que todos los pueblos de la Tierra alaben y glorifiquen al Señor.

Esta Escuela de Santidad que son estas Apariciones de Jacareí es para vosotros la Escuela que os conducirá al perfecto amor por el Señor y por María Santísima y en ella, Yo ocupo un lugar privilegiado y especial, pues soy maestro de obediencia perfecta, de amor pronto y ardiente, de docilidad y sumisión completa a Dios y a la Virgen Santísima.

Dejaos formar y enseñar por mí, y Yo, reproduciré en vosotros Mis Virtudes y vosotros seréis, como Yo y entonces, en vosotros, la Voluntad Santa del Señor se cumplirá sin obstáculo, sin distorsión, sin error o engaño alguno y en vuestra vida un himno vibrante de amor será escrito por el propio Señor y vuestra alma podrá, al fin, exultar en Dios y ser partícipe de su Eterna Felicidad y Gloria en el Cielo.
A todos en este momento, a todos los que tienen Devoción a nosotros los Santos Ángeles, que rezan nuestra Hora todos los martes, cubro con Mis alas y Bendigo en este momento Solemne.”



16.01.2011 – Mensaje de San Alano de La Roche



“Amados hermanos Míos! Yo, ALANO DE LA ROCHE, estoy muy feliz por poder estar nuevamente con vosotros y poder hablaros manifestándoos una vez más la Voluntad del Señor y aquello que es Su Designio amoroso sobre vosotros y para vosotros!
Abrid vuestros corazones al Amor de Dios, dejando por lo tanto que ÉL entre en vosotros, os transforme y os haga siempre más, ser las antorchas de luz, ser las azucenas perfumadas del Señor, que a todos exhalan los perfumes de las Virtudes, de Su Presencia y de Su Amor.

Sed las azucenas vivas del amor por el Señor, dando a conocer al mundo entero cuánto el Señor es bueno, cuánto es dulce servirLo, cuánto es dulce estar en Su Presencia, en Su Casa, en Su Servicio Divino. Y cuánto solamente en el Señor se encuentra la Verdadera Paz, la Verdadera Alegría, la Verdadera Vida para la cual todos los hombres fueron creados. Para que así, todos, todos sin distinción conozcan el Amor de Dios, se entreguen al Amor de Dios, vivan en el Amor y para el Amor de Dios.

Sed las azucenas vivas del Señor, exhalando hacia todos el perfume de las virtudes, en medio de este inmenso pantano fétido que se volvió el mundo, tan lleno de pecados, del amor desordenado de las criaturas y de las cosas pasajeras, de la indiferencia, del frío, del egoísmo de tantos corazones que ya no aman más a Dios, ni tampoco al prójimo y a sí mismos, entregándose abiertamente a la vida de pecado, a la vida de los placeres, a la vida del mirar solamente este mundo como finalidad última del hombre. Para que así, vuestro perfume espante este horrible hedor de pecado, y así, el perfume de la gracia, de la Gracia del Señor, de Su Amor una vez más llene los aires, las almas, los corazones, las familias, la sociedad, el mundo haciendo en él resplandecer nuevamente la Gracia del Señor, Su Amor y Su Ley.

Sed las azucenas perfumadas y vivas del Señor, danto a todos a probar el suave olor de vuestra vida, llena de oración, de meditación, de búsqueda, de sed de la Palabra Divina, de vuestro profundo, total y completo abandono, entrega sin reservas en las Manos del Señor. Para que así, todos, viendo el modo admirable como vivís inmersos en la trascendencia del Amor Divino quieran también ellos: conocer este Amor, encontrar este Amor, probar este Amor, poseer este Amor. Y así, el “Amor Divino” tome lugar del amor terreno y puramente carnal en el corazón de los hombres. Y así, el mundo pueda encontrar el camino de regreso hacia Su Creador y Señor que a todos espera con Sus Brazos y el Corazón abierto para a todos salvar, proteger, amar y tornar participantes de Su Eterna Gloria y felicidad en el Cielo!

Así, siendo las azucenas vivas y perfumadas del Señor, vosotros, en medio de este inmenso desierto que es el mundo, seréis un oasis, seréis un jardín siempre vivo y verde, que a todos podrá ofrecer junto con el perfume de vuestra Santidad, del Amor Divino y de la Gracia actuante del Señor en vosotros, también el Agua del Amor, de la Paz, de la plena felicidad que el corazón humano busca erradamente en las cosas de este mundo. Y que solamente Dios puede dar, solamente Dios puede finalmente dar a Sus hijos para saciar su inmensa hambre y sed de Amor y Paz.

Así, vosotros cumpliréis la Misión para la cual nacisteis y para la cual fuisteis creados: llevar muchas almas al conocimiento del Amor de Dios y de Su Madre Santísima, haciendo así, que aumente en el mundo y en el tiempo el Reino del Señor, el Dominio del Señor, el Triunfo y la Familia Santa del Señor. Y entonces la Paz pueda finalmente reinar entre los hombres y sobre la Tierra.

Yo, ALANO DE LA ROCHE, Apóstol del Rosario, Siervo del Rosario de María Santísima, que de Ella recibí aquellas preciosas Promesas que bien ya conocéis y que fui un ardiente, un intrépido propagador de esta Devoción Salvadora y segura, flecha de salvación, a vosotros nuevamente recomiendo:
AMAD EL ROSARIO DE LA SANTÍSIMA VIRGEN CON TODAS VUESTRAS FUERZA Y CON TODO VUESTRO CORAZÒN, PORQUE AQUELLOS QUE AMAREN Y REZAREN EL ROSARIO CON EL CORAZÓN, JAMÀS SE PERDERÁN.

REZAD EL ROSARIO, para encontrar la fuerza de renunciar a vuestra voluntad, de morir para vosotros mismos y al fin, aceptar la Voluntad del Señor que por regla general es siempre contraria a aquella del hombre.
REZAD EL ROSARIO, para ser capaces de morir para el mundo, de morir para las vanaglorias de esta Tierra, para que podáis amar las cosas celeste, estimarlas más que a la propia vida y buscarlas con toda vuestra alma y todo vuestro corazón por encima de todo, antes que todo, todos los días de vuestra vida.

YO PROMETO REZAR EL ROSARIO CON VOSOTROS, para alcanzaros estas altísimas Gracias, que pocos piden, por eso pocos poseen. Pero aquellos que la poseen, tienen todo, a estos nada falta porque ya vencieron el mundo, ya vencieron el demonio y a sí mismos. Y ahora ya viven perfectamente libres, disponibles, dóciles e inmersos para con el Amor de Su Señor y en el Amor de Su Señor.

Yo, ALANO DE LA ROCHE, quiero conduciros a una grandísima, altísima Santidad. DadMe vuestras manos y Yo os conduciré! Meditad profundamente en las lecciones que los Misterios del Sacratísimo Rosario esconden, porque en el Rosario está escondido el Tesoro. Y aquellos que descubrieren el Tesoro serán ricos por toda la Eternidad. Yo prometo ayudaros a encontrar el Tesoro! Yo voy a tomar vuestras manos y vuestros pies y conduciros al Tesoro. Y entonces, quedaréis ricos del Tesoro del SACRATÍSIMO ROSARIO, que es Tesoro de Gloria y Vida Eterna, de bienaventuranza sin fin y que en la Tierra es Tesoro de amor al Señor, de amor a la Cruz, de amor a la humildad, de amor a la santa pobreza, de amor a la santa inocencia, de amor a las cosas celestiales, de amor a la virtud y de amor a la Santa Ley del Señor.

Y entonces, Mis amigos, os prometo: grande será vuestro júbilo, tanto en la Tierra, como en el Cielo. Y entonces a Mi lado, alabaréis y alabaremos juntos al Señor de nuestros corazones y de nuestras almas y a aquella Reina Santísima Inmaculada y sin pecado, por la cual vivimos y en la cual servimos cada día al Señor Jesús.

A todos vosotros en este instante, Bendigo generosamente con las Bendiciones del SACRATÍSIMO ROSARIO DE LA MADRE DE DIOS y también de las Virtudes de los Misterios, Vida, Pasión, Muerte y Glorificación del Señor Jesús y de la Virgen María Santísima en los Misterios del Rosario.”

Recordando: 30/04/2006 – Mensaje de Nuestra Señora: “Yo Soy la Madre de Dios y puedo dar cuánto quiera como quiera y a quien quiera Mi Gracia, prometo que todo aquel que Me sirva toda la vida rezando Mi Rosario tendrá en la hora de la muerte la presencia de San Miguel, San Rafael y San Gabriel junto con muchos Ángeles que traerán a su alma hasta Mi y en el juicio particular todos ellos junto Conmigo colocarán estos Rosarios delante del Señor en la Balanza de la Justicia a favor del alma que lo rezó. Esa alma tendrá también la defensa de Mis Santos especialmente: Santo Domingo y Alano de La Roche.”

Primer Mensaje de San Alano de La Roche


09.01.2011 – Mensaje de San Miguel Arcángel:
“Amados hermanos, Yo, MIGUEL, Siervo del Altísimo y de la Madre de Dios, vengo a daros la Paz y a Bendeciros hoy nuevamente.
Sed los valientes combatientes del Señor, viviendo cada día más en la Fe, en la práctica y ejercicio de todas las Virtudes, en la vida de Oración intensa y profunda, en la Unión y en la dulce intimidad de vuestro corazón con Dios y con la Madre de Dios en la oración, en el recogimiento, en la meditación y, sobre todo, en la profunda procura, búsqueda y deseo de la Voluntad de Dios y de la Madre de Dios, para que así, verdaderamente, vuestra vida sea aquel mar de amor, luz, paz y santidad que Ellos desean para ustedes y esperan que la vida de ustedes se vuelva, una profunda unión con Ellos!
Sed los valientes combatientes del Señor, defendiendo siempre más la Verdad, anunciando siempre más la Verdad, proclamando siempre más con la palabra y con la vida la Verdad que vosotros conocéis Aquí, en estas Apariciones y Mensajes, para que así, siempre más, llevando adelante la Luz de la Eterna Verdad, podáis disipar las tinieblas del error, de la mentira y de toda trampa de satanás, liberando las almas de la esclavitud del pecado, de la mentira y de la ilusión del amor a las cosas pasajeras, para que así, siendo verdaderamente libres, todos puedan encontrar la Verdadera Paz, la Verdadera Alegría, la Salvación que sólo en Dios el hombre puede encontrar y del cual puede recibir.
Sed los valientes combatientes del Señor, yendo como la Madre de Dios os mandó, de casa en casa, haciendo los Cenáculos que Ella os mandó, llevando las Oraciones y Mensajes de este Lugar Sagrado, para que así, la Luz del Corazón Inmaculado de Ella penetre en las familias, expulsando de los corazones, de las almas y de los hogares las tinieblas del pecado, las tinieblas del mundo, las tinieblas de la ilusión de las cosas de este mundo, que son pasajeras, que penetraron y destruyeron tantas familias, por medio de los medios comunicación, por medio de la moda, por medio de los errores que siempre más son propagados quiera dentro, quiera fuera de la Iglesia. Para que así, la Luz del Corazón Inmaculado de María, Luz de la Verdad y de la Gracia triunfe en todos los corazones. Y las familias, la sociedad y el mundo puedan resucitar en el Amor y por el Amor, para que entonces el Corazón de María reine sobre todo, en todo y en todos.
Sed los valientes combatientes del Señor, haciendo siempre más de vuestra vida una continua ofrenda de vosotros mismos a Dios, para que entonces ÉL pueda utilizarlos como herramientas dóciles, como instrumentos poderosos, para que realice Su Obra de Salvación, haciendo que a todas las almas y a todos los corazones llegue también Su Gracia Salvadora. Si vosotros fuereis como instrumentos musicales dóciles a las Manos de Aquel que os maneja, el Señor podrá a través de vosotros entonar una vez más Su “Himno de Amor” por todos Sus hijos y todos al oír este “Himno de Amor” verán el Amor del Señor, conocerán la dulzura de Su bondad, conocerán las riquezas de Su Gracia, se apasionarán por ÉL y por la Madre de Dios y todos querrán ser de Ellos y vivir para Ellos también.
Así como en la vida de los Santos el Señor pudo entonar este “Himno de Amor”, porque fueron instrumentos dóciles en las Manos del Señor, si vosotros también fuereis como instrumentos dóciles en las Manos del Señor, ÉL también podrá entonar para el mundo todo Su eterna “Canción de Amor”, Su eterno “Himno de Amor” que a todos invita a conocerlo, a aproximarse a ÉL, a amarLo, a probar cuán suave y bondadoso es el Señor para aquellos que Lo aman, para aquellos que Lo temen, para aquellos que Lo obedecen.
Yo, MIGUEL estoy siempre Aquí para ayudaros a ser estos instrumentos dóciles, a ser estos valientes combatientes del Señor. Habito en este Lugar Sagrado día y noche sin cesar. Estoy Aquí para levantaros cuando caéis, para daros fuerzas cuando flaqueáis, para tomar vuestras manos y prepararlas para la lucha, para realmente fortalecer vuestros nervios y vuestros pies el combate, para ser vuestro Escudo poderoso de defensa contra todos los males espirituales y hasta los temporales. Y para ser siempre una luz, un farol luminoso que ilumina el camino por el cual vosotros debéis seguir.
No tengáis miedo! Entre vosotros y el enemigo, entre vosotros y las tribulaciones está Mi Espada, ellos sólo podrán aproximarse a vosotros solo cuánto Yo permita, solo cuánto fuera permitido por el Señor, ni un centímetro más. Por eso, confiad en Mí, entregaos completamente a Mí y Yo siempre os guiaré.
A todos en este momento, Bendigo generosamente del Monte San Migue, del Monte Gargano y de Jacareí.
La Paz Marcos, amigo predilecto Mío. La Paz. Te amo. Permanezcamos siempre unidos, Nosotros.”

Mensaje de Santa Sinforosa:
“Amados hermanos Míos! Yo, SINFOROSA, Sierva del Señor, de María Santísima y de San José, os Bendigo hoy y doy también la Paz!
Sed templos vivos del Señor, abriendo vuestros corazones al Amor de ÉL, dejando entrar en vuestro corazón el Amor del Señor, viviendo siempre más para agradarLo, para hacer la Voluntad de ÉL, para renunciar siempre más a vuestra voluntad, de forma que vuestra vida sea un perfecto cumplimento del Plan del Señor y no de vuestro plan. Y así, vuestra vida se vuelva un signo del Amor de Dios en el mundo.
Sed los templos vivos del Señor, incensando el altar de vuestra alma siempre más con el perfume de la oración, de las buenas obras, del ejercicio de las virtudes de la magnificencia, de la longanimidad, de la prudencia, de la fortaleza, de la generosidad, del desprendimiento de vosotros mismos y de vuestra voluntad, de la renuncia a vuestro propio “yo” y a vuestro querer, del amor, de la paciencia, de la constancia, de la perseverancia y de todas las otras Virtudes, para que vosotros, verdaderamente, creciendo cada día más en el ejercicio de estas Virtudes, podáis juntar “oro acrisolado”, o sea, oro purificado en temple, en el fuego, en el horno de las pruebas, de las virtudes practicadas heroicamente en las dificultades, en los test que Dios permite a cada uno en su vida. Para que así, vuestras virtudes siempre más sólidas, siempre más firmes y verdaderas, siempre más brillantes y luminosas puedan resplandecer a los ojos de todas las almas, de todos los hombres, de todos los pueblos. Y así, todos puedan ver cuán grande y magnífico es el Señor y cuán maravillosa es la Obra del Señor a la vista de todos.
Sed los templos vivos del Señor, viviendo en la Presencia del Señor, o sea, haciendo todo para ÉL, por ÉL, con ÉL, nunca perdiendo de vista la Presencia del Señor, que ÉL todo ve, todo sabe, todo conoce. Que ÉL sabe los pensamientos de vuestros corazones antes incluso de vos transformaros en palabras. Y así, viviendo en la Presencia del Señor, haciendo todo con ÉL y para ÉL, vosotros podáis verdaderamente tener una “Verdadera Vida en Dios” y conservar la Presencia de Dios en vuestros corazones.
Para conservar esta Presencia también es preciso, cuanto sea posible, huir de todo aquello que obstaculiza esta Presencia de Dios continuar en vosotros y obstaculiza vuestra unión con esta Presencia de Dios. Por eso, es necesario huir de todas las ocasiones de pecado, de todas las ocasiones de perder esta Presencia de Dios en el alma, quiera por el pecado, quiera por el envolvimiento demasiado, exagerado, desordenado con el mundo y sus criaturas. Así, viviendo siempre más para el Señor, siempre más a disposición de ÉL, la Presencia de Dios se conservará en vuestra alma siempre ardiente, siempre dulce, siempre dulce, siempre tierna, siempre viva. Y vuestro corazón podrá experimentar cuán suave y bondadoso es el Señor para con aquellos que Lo temen, que Lo aman, que Lo respetan, que buscan cumplir Su Voluntad. Y vuestra alma, acariciada por esa dulzura y esa suavidad, podrá exultar de alegría incluso en medio de las dificultades, de los sufrimientos… Y la Paz estará siempre reinando en vuestros corazones!
Sed los templos vivos del Señor, guardando en el arca de vuestro templo, de vuestro corazón, los Mandamientos del Señor, observándoLos y practicándoLos,  practicando todo aquello que el Cielo os enseña Aquí, en estos Mensajes Santos, en estas Apariciones, para que vosotros verdaderamente todos los días seáis un templo más bellos, más luminoso, más perfumado y más rico para el Señor, rico de amor, de virtudes, de plegaria y, sobre todo, de una generosidad sin límites para cumplir todo aquello que el Señor os pide.
Si vosotros fuereis esos templos vivos del Señor, verdaderamente honrareis al Señor, glorificaréis al Señor, amaréis al Señor, serviréis al Señor y Lo adoraréis en “Espíritu, Verdad y Viva” como ÉL desea ser adorado por todos vosotros.
Yo, SINFOROSA, di Mi vida por el Señor con Mis hijos, los animé a no dudar en dar su vida por Dios como Yo, porque ÉL, el Señor, es digno de que todos nosotros diésemos mil vidas si la tuviésemos por ÉL y mucho más. Porque sólo el Señor es bello, sólo el Señor es grande, sólo el Señor es digno de toda honra, gloria y alabanza! Y solamente una Madre es digna de toda honra, gloria y alabanza: MARÍA INMACULADA, que Yo amé con todas las fuerzas de Mi corazón al punto de dar Mi vida en honra, en alabanza a Ella. Vosotros también, que sois los trabajadores de la última hora, vosotros sois llamados a ser como Yo, la trabajadora de la “primera hora”, vosotros los de la “última hora” sois llamados a amar a Dios con todas las fuerzas de vuestro corazón, con todas las fibras de vuestro corazón, con todas las potencias de vuestro ser, amándoLo y dándole a ÉL todos los días una pequeñita corana de sacrificios, dejando vuestra voluntad y cumpliendo la del Señor, dejando lo que es más agradable para vosotros, para hacer aquello que es más agradable a ÉL, renunciando a vuestros pequeños apegos, siendo austeros en vuestros negocios, en vuestros gozos, en la búsqueda de la satisfacción de los placeres sensibles, para que así, creciendo cada día más en la mortificación interior y exterior, creciendo cada día más en las pequeñas renuncias vosotros verdaderamente llegaréis a aquella gran Santidad que otros como Yo llegaron a partir de grandes renuncias.
Vosotros, Mis hermanos, sois llamados a caminar en la pequeña vía del amor, del desapego, de la renuncia a vosotros mismos, de la santidad personal en el día a día. Id, valientes combatientes del Señor! Combatid el buen combate! Luchando contra vuestros defectos, vicios, vuestros apegos y también ayudando a todos a liberarse para que ellos también conozcan la feliz libertad de los hijos de Dios, que disponen de todo lo que el Señor les dio para vivir, pero a nada son esclavos, de nada son esclavos, a nada son esclavizados. Viven en este mundo, más de él, a él no pertenecen, de él no son, son sólo del Señor. Y así, de vuestro corazón, un río de paz saldrá a borbotones y correrá por el mundo dándoles a todos, la felicidad y la alegría de ser hijos libres y verdaderos del Señor y de la Madre de Dios.
Continuad con todas las Oraciones que os fueron dadas Aquí, a través de estas Oraciones el deseo de la Santidad crecerá día a día en vuestros corazones y vosotros llegaréis a aquella Santidad perfecta, sublime y consumada a la cual la Madre de Dios hace 20 años os llama y os invitó a llagar Aquí con Ella, por Ella y por medio de Ella.
A todos en este momento, Yo, SINFOROSA os Bendigo y también Bendigo a ti querido y amado Marcos.”


     02.01.2011 – Mensaje de San Caio
“Amados hermanos Míos! Yo, CAIO, Siervo del Señor, Siervo de María Santísima, Siervo de San José, Siervo de la Verdad y de la Gracia, os Bendigo hoy y os doy la Paz!

Seguid las huellas de Cristo, por el camino del Amor, por el camino de la Santidad, de la Verdad, del Bien y de la Gracia, haciendo siempre más de vuestra vida una copia perfecta de la vida de Cristo. Para que vosotros, así, podáis ser señal de ÉL y como una continuación de ÉL en la Tierra, irradiando hacia todos la Luz de Su Divino Amor, la Luz de la Gracia que vence el pecado, la Luz de la Vida que vence la muerte y las tinieblas infernales.

Seguid las huellas de Cristo, haciendo siempre más de vuestra vida un continuo renunciarse a sí mismo, para que no sigáis los apetitos desordenados de vuestras pasiones, de vuestras inclinaciones humanas y naturales y la búsqueda por la satisfacción inmediata de los placeres sensibles. Sino para que vosotros, verdaderamente, mortificados, muertos para sí mismos, para el mundo y para las cosas pasajeras de esta Tierra, podáis vivir siempre más en busca de la Gracia Divina, de la Santidad, del Amor de Dios, del cumplimento de Su Voluntad Santa y siempre más en busca de conocerLo, amarLo, para que podáis uniros con ÉL por los lazos eternos e indisolubles del Verdadero Amor.

Seguid las huellas de Cristo, cargando vuestra cruz cada día de vuestra vida, haciendo siempre más de vuestro deber un ofertorio a Dios, ofreciendo a ÉL todos los sufrimientos por vosotros soportados con paciencia, en acto de expiación por los pecados que ÉL es ofendido y también para suplicar la Conversión de los pecadores y de los malos. Para que así, siguiendo las huellas del Jesús Crucificado, vosotros también como ÉL, el Cordero de Dios que saca el pecado del mundo, podáis ayudar a sacar el pecado del mundo, a purificar la Tierra de tantos males y a hacer brillar para este mundo la Luz de la Gracia, de la Paz y de la Salvación.

Seguid las huellas de Cristo, imitando la SANTÍSIMA VIRGEN y SAN JOSÉ, que fueron los que siguieron las huellas de Cristo con la mayor perfección posible a una pura criatura. Para que vosotros, siguiendo con paso decidido y firme por el camino, por el rastro que Ellos os dejaron podáis cada día más proseguir en el ejercicio de todas las Virtudes, en el crecimiento del Verdadero Amor siempre más idóneos e idénticos a la Misión que Dios os llamó, para la cual Dios os llamó y cada vez más semejantes a Cristo.

Seguid Nuestras huellas, las Nuestras, de los Santos, que Nosotros os dejamos como señales luminosas para que vosotros podáis seguir y no os perdáis, ni erréis el camino. Si siguiereis Nuestras huellas, llegaréis seguramente a la Casa del Padre, donde ÉL os espera con Su Amor Divino y Eterno para volveros felices al lado de ÉL y en ÉL para siempre.

Seguid Mis huellas, pues Yo di Mi vida por Cristo. Yo Me ofrecí a ÉL, para glorificarLo, con Mi existencia enteramente ofrecida en Su alabanza en Su honra.

Seguid Mis huellas, y Yo os conduciré con seguridad por el camino de la Santidad y os haré llegar a aquella Gloria indescriptible e a aquella Luz incomprensible a toda inteligencia humana, donde Yo vivo y reino con Cristo por toda la Eternidad.

A todos en este instante, con Amor Bendigo.”


01.01.2011 – Mensaje de María Santísima:
“Mis amados hijos! Yo Soy la MADRE DE DIOS. Yo Soy la THEOTOKOS. Soy Aquella que traje y siempre os tras a JESUCRISTO Verdadero DIOS y Verdadero HOMBRE. En Mi Maternidad Divina, Yo vengo hasta vosotros para llamaros a todos una vez más al Perfecto amor a DIOS.

Amad perfectamente al Señor, dándoLe todo vuestro corazón, con todos vuestros afectos, con toda vuestra voluntad, con vuestra libertad y con vuestra vida, con vuestras fuerzas y todas las potencias de vuestro ser, para que todo sierva y glorifique al Señor, para que todo coopere para con la realización de Su Designio Paternal sobre vosotros y par que todo sierva para vuestro mayor bien, Salvación de vuestras almas y las almas del mundo entero.

Amad perfectamente al Señor, viviendo una vida de intimidad con Él por la Oración, por la Meditación, por la lectura de Su Palabra, por la Meditación de los Mensajes de Nuestros Sagrados Corazones, por medio de la unión y conformación de vuestra vida y de vuestra voluntad a la Santísima Voluntad de ÉL. Para que así, vuestros corazones latan en la misma sintonía y ritmo de las pulsaciones se Su Divino Amor. Para que así, totalmente unidos a ÉL, vosotros, verdaderamente podáis vivir una verdadera vida en ÉL y conducir muchas otras innumerables almas para también vivir una verdadera vida en el Señor.

Amad perfectamente el Señor, dándoLe vuestro “SI” total, irrestricto, eterno, a Su Amor, a Su Voluntad, al llamado que ÉL hizo a cada uno de vosotros a seguirLo de cerca, mucho más cerca Aquí. Para que vuestra vida sea siempre un continuo “SI”, a imitación de Mi propia vida y de Mi propio SI Materno, que Lo trajeron de las alturas hasta vosotros y Me transformaron en la verdadera Madre de DIOS.

Así Mis hijos, la obra de Salvación sólo podrá ser continuada y completada en el tiempo a través de vosotros, hasta que se complete el número de los elegidos que el SEÑOR quiere Consigo en Su Gloria. A través de vosotros el Reino del SEÑOR vendrá y se instaurará en todos los corazones, familias y pueblos y a través de vuestro “SI” como un eco y resonancia de Mi propio SI Materno se hará una vez más la Voluntad del SEÑOR y Su Triunfo será absoluto en la faz de la Tierra.

Continuad con todas las Oraciones que Yo os dio Aquí, para que a través de ellas Yo pueda continuar realizando vuestra Conversión y la de muchas otras almas esparcidas por el mundo.

A todos Bendigo generosamente en este día, de LOURDES, de BEAURAING y de JACAREÍ.”




Apariciones de LA SANTISIMA VIRGEN MARIA en el mundo (seculo XX 1/2) 



 
 
 
 
              OFFICIAL WEBSITE               MENSAGEIRA DA PAZ              AVISOS DO CÉU